Más Deportes Domingo, 11 de febrero de 2018

Cecilia Domínguez, primera fondista argentina en esquí en los Juegos Olímpicos de invierno

Con 36 años, la mendocina quiere hacer la carrera de su vida en Pyeongchang 2018 y ser la mejor sudamericana.

Por AFP

María Cecilia Domínguez será la primera mujer argentina en una prueba de esquí de fondo de unos Juegos Olímpicos de Invierno. A sus 36 años, después de haber comenzado a esquiar a los 18, quiere hacer la carrera de su vida en Pyeongchang-2018.

Esta mendocina que vive en Bariloche, que trabaja como técnico de construcciones, madre de una niña que acaba de terminar la primaria, es la primera deportista de una familia de seis hermanos.

"Estar en los juegos es un sueño cumplido, una meta perseguida durante mucho tiempo. Para los juegos pretendo obviamente hacer la mejor carrera de mi vida y tal vez quedar como la mejor sudamericana además de seguir sumando experiencia", afirma en declaraciones a la AFP.

Cecilia Domínguez, que disputa el jueves la prueba de 10 km de esquí de fondo, comenzó tarde en el deporte de la nieve, después de haberse iniciado en el mundo del atletismo, aprendiendo a esquiar siendo ya mayor de edad.

"Empecé con el esquí de fondo a los 18 años cuando entré al equipo militar de esquí. Entré como soldado deportista y cobré un sueldo como tal hasta que cumplí 28 años y ahí me fui de baja porque es el tiempo límite siendo soldado. Dos años más tarde me volví a incorporar como soldado de reserva, es decir sin sueldo, pero me permitía utilizar las instalaciones y material que sin el mismo no hubiera llegado hoy acá. Además tuve y tengo el apoyo de los entrenadores del mismo", explica.


La argentina, hincha de River Plate, es siete veces campeona sudamericana de biatlón, aunque no pudo clasificar a los Juegos de Invierno en este modalidad que combina el esquí de fondo con el tiro con carabina.

"Me dedico a correr biatlón y esquí de fondo aunque el mayor enfoque es sobre el biatlón. La cuestión sobre el biatlón y de por qué no estamos clasificados es porque la IBU, la unión internacional de biatlón, limitó mucho los cupos país y no hay un criterio B como en el esquí de fondo. Es necesario estar en el ranking 22 de las naciones para acceder a un cupo país y para eso es necesario viajar más tiempo a Europa ya que en Sudamérica no es posible hacer carreras que nos den puntos de clasificación. Con el poco apoyo que recibe el biatlón es imposible viajar a hacer toda la temporada y sumar puntos como nación para subir en el ranking y conseguir el cupo", indica.

Cecilia Domínguez ha abierto una puerta al esquí de fondo argentino de mujeres.