Policiales Jueves, 17 de mayo de 2018

Cayó una RRPP que lideraba una red de trata que enviaba chicas a Italia

La Policía Federal desarticuló una banda criminal que engañaba a mujeres en boliches de Buenos Aires. Hay dos italianos detenidos.

Por Redacción LA

La Policía Federal desarticuló una banda criminal que engañaba a mujeres en boliches de Buenos Aires ofreciéndoles trabajo y casa en Italia y que las explotaba sexualmente una vez las enviaba al país europeo.

La red de trata latinoamericana estaba encabezada por una argentina y dos italianos y logró ser identificada por medio de cooperación internacional tras una serie de investigaciones y escuchas telefónicas, informó el Ministerio de Seguridad de la Nación.

"Empezamos a investigar a partir de una denuncia y llegamos a obtener todos los datos necesarios para desbaratar a la banda: quiénes eran, qué roles cumplían y cómo llevaban a cabo los procesos de captación, traslado y explotación de las víctimas", afirmó la ministra Patricia Bullrich. 

Para desarticular a la banda se efectuaron cuatro allanamientos en la Ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires. Tras el operativo, la Policía detuvo a María Elizabeth González, alias “Lizz”, una RRPP de boliches de Palermo, que era la encargada de captar a las chicas.

En paralelo, la mujer ofrecía suplementos dietarios y fórmulas para desarrollo muscular, además de asegurar que se dedicaba al modelaje, pese a que no se le conoce ninguna campaña de moda o desfile.

También se aprehendió a uno de los hombres, Lorenzo, especializado en lograr los visados y ciudadanías. 

Asimismo se emitió una orden de detención internacional para el tercer sospechoso, Giuseppe, quien es el padre de Lorenzo y que gestionaba la distribución de las chicas desde Roma hacia las localidades de Viterbo, Pontedera y Pescia, al norte de Italia. 

Giuseppe fue, además, imputado como promotor del delito de trata de personas con fines de explotación sexual. 

Efectivos de la Policía Federal secuestraron teléfonos celulares, computadoras, discos duros, automóviles, dinero en efectivo (pesos y moneda extranjera) y documentación que servirá para continuar con las investigaciones.