Política Viernes, 7 de diciembre de 2018 | Edición impresa

Cayó un acuerdo comercial con Chile con el voto del peronismo

El diputado nacional mendocino Guillermo Carmona fue uno de los protagonistas del rechazo de la Cámara Baja.

Por Juan José Domínguez - Corresponsalía Buenos Aires

La Cámara de Diputados desistió de votar esta tarde un acuerdo económico entre el Mercosur y Chile, país que no integra el bloque, y lo mandó de nuevo a la discusión en comisiones. Fue un revés para Cambiemos y para el gobierno de Mauricio Macri, que propugna una mayor apertura comercial del país, justo después de la cumbre del G-20, realizada en Buenos Aires.

El acuerdo, que ya había obtenido la media sanción del Senado, volvió a comisiones por decisión de la mayoría de los diputados y a propuesta del kirchnerista mendocino Guillermo Carmona, quien señaló que iba a significar un perjuicio para los productores, en particular los vitivinícolas.

 

El 4 de enero de este año, en Montevideo, se firmó el denominado Acuerdo de Complementación Económica 35, entre los Estados Partes del Mercosur y la República de Chile -Sexagésimo Primer Protocolo Adicional-.

En su texto, de 298 páginas, propone “ampliar el comercio y propender a su desarrollo armónico, potenciar una mayor cooperación internacional y fortalecer las relaciones económicas entre sus pueblos para beneficio mutuo”.

Además, propugna “un mercado más abierto, seguro y predecible para el comercio de bienes y servicios e inversiones recíprocas, a fin de facilitar la planificación de las actividades de negocios” y “evitar las distorsiones y las barreras comerciales no arancelarias y otras medidas restrictivas en el comercio recíproco”.

Durante el debate sobre este acuerdo, en la sesión de hoy, el mendocino Carmona señaló que “este acuerdo es un tratado de libre comercio de última generación” y, citando al lingüista y filósofo estadounidense Noam Chomsky, señaló que se trata de un acuerdo de “desregulación económica”.

“Ponen a una pyme en la misma condición que una trasnacional”, dijo el diputado del Frente para la Victoria y señaló que “las empresas trasnacionales con asiento en Chile van a venir a tener condiciones de igualdad con las empresas nacionales argentinas en materia de contrataciones públicas”.

 

Al mocionar la vuelta a comisión del acuerdo, dijo que es necesaria una “mayor transparencia” a la hora de negociar estos convenios. “Los productores de mi provincia ni siquiera saben que se está tratando esto, que permitirá la importación libre de aranceles, sin complicaciones de naturaleza fitosanitaria, del vino que compite con el que se produce en mi provincia”, afirmó Carmona.

El encargado de defender el acuerdo por parte del oficialismo fue el porteño Facundo Suárez Lastra (UCR), quien señaló que “para este gobierno la relación con Chile es particularmente importante, tanto que ha colocado como embajador” en ese país a José Octavio Bordón, “quien fue miembro del Congreso, gobernador de Mendoza y embajador en Estados Unidos, designado por el presidente Néstor Kirchner justamente por su compromiso con los intereses nacionales”.

 

“Este proyecto, contrariamente a lo que se dice, no es producto de las multinacionales haciendo negocios, sino de la Cancillería argentina, de profesionales que son patriotas, que trabajan bajo directivas de distintos gobiernos”, resaltó Suárez Lastra.

Los argumentos de Suárez Lastra no fueron suficientes y el pleno del cuerpo votó a favor de la moción de Carmona por 118 votos afirmativos y 94 en contra.