Policiales Jueves, 17 de mayo de 2018 | Edición impresa

Caso Cabral: empezaron con los testigos

En el segundo día de audiencia del proceso contra el futbolista de Argentinos Jrs., testificaron los primeros de un total de 49 citados.

Por Gonzalo Villatoro - gvillatoro@losandes.com.ar

En su segundo día, el juicio por la muerte de Joan Villegas en General Alvear completó una larga jornada en doble turno en la que desfilaron varios testigos. 

Ayer lo hicieron el amigo de la víctima que estuvo con él esa mañana del 1 de enero de 2017, los padres y familiares directos de Joan y vecinos de la zona donde ocurrió el asesinato.

El jugador de Argentinos Junior Luciano Cabral (22) y José Cabral (42) -padre del futbolista-, Axel Olguín (20) y Brian Santana (18) están sentados en el banquillo de los acusados .   

"No hubo nada claro todavía, el que no vio no se acuerda, cuentan a medias las cosas, se contradicen o no dicen la verdad", resumió Ángel Villegas, papá del joven ultimado a golpes.

A las nueve y media de la mañana los acusados ingresaron a la sala de la Primera Cámara del Crimen en San Rafael y como ya lo habían anunciado los magistrados, Julio Vitar, Ariel Hernández y Carlos Parma, la puerta se cerró para el público y la prensa. 

 

Por la tarde se retomó el debate a las tres y media de la tarde y se extendió hasta entrada la noche. Entre los testimonios que se esperaban para el día de ayer estuvo el de Matías Fernández, el amigo de Joan que lo acompañó en moto aquella mañana trágica a comprar cerveza a un quiosco. Sin embargo, el testigo no apuntó a ninguno de los acusados directamente. 

"Por momentos se contradecía, primero no vio nada, después que vio mas tarde a los Cabral, pero nada directo. Él sabía que había problemas con los Cabral, con el padre primero y después se metió el otro (por Luciano), pero no aclaró nada. Ni él ni los otros los marcaron directamente", contó Villegas con un dejo de tristeza ya que estaba esperanzado en que el muchacho pudiera clarificar el panorama.

"Quiero que salga la verdad y que los que participaron paguen con una pena. Espero que los jueces tengan la lucidez suficiente para llevar este juicio y que al final la Justicia haga su trabajo y los culpables paguen", insistió Ángel Villegas.

Para el día de ayer también estaba prevista la participación de un testigo considerado crucial por la fiscalía, el hombre que el 1 de enero a las 8 de la mañana estaba en la vereda de la casa y fue quien guio a los investigadores hasta los acusados. El hombre no pudo asistir por cuestiones de salud, pero hoy estaría frente a los magistrados.

El listado de testigos es de 49 personas, entre ellas los peritos que trabajaron en la escena del crimen y el personal del cuerpo médico forense.

Los detalles de la necropsia van a ser fundamentales para ambas partes, en particular para la defensa, que insiste en que Luciano Cabral no fue parte del grupo que golpeó hasta matarlo a Joan Villegas.