Política Jueves, 14 de junio de 2018

Carrió pasó del rezo a la furia y amenazó con romper con Macri

No asisitó a la sesión y mandó una foto rezando. Se presentó después de la votación y retó a los gritos a Cambiemos

Por Redacción LA

El papel de Elisa Carrió en la votación por la legalización del aborto seguro y gratuito fue bastrante histriónico y dejó a todos perplejos. Anoche, mientras los legisladores tomaban café para aguantar 24 horas despiertos, alerta y en discusión de una ley fundamental, ella mandó un tuit con una foto rezando.

"No hacen falta palabras", puso. La gente se enojó y le reprochó que en vez de trabajar estuviera "calentita" en su casa.

Esta mañana se presentó furiosa y vestida de luto. 

Después de la votación pidió la palabra. El presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, que venía de horas y horas de arduo trabajo, se la dio. Dijo que si la mujer es dueña de su cuerpo se habilita la venta de órganos.

"Quiero dar una explicación porque represento a una parte de la sociedad que me ha votado. No he hablado para preservar la unidad de Cambiemos", aseguró.

Después se hizo la enojada, Carrió se levantó de la banca y se fue, no sin antes gritarles a los legisladores de Cambiemos:  "A todo Cambiemos, ¡la próxima rompo!".

Los K se llevaron otro grito:  "Ganen la elección"

El pasado 1 de marzo, Macri, personalmente contrario al aborto, consideró que este era el momento de que se diera un debate "serio" sobre el asunto en el Congreso, y dio libertad a los legisladores del oficialismo para que, llegado el momento, votasen sin ningún tipo de disciplina de partido. 

Sin embargo, Carrió, muy religiosa, siempre se ha mostrado contraria al proyecto de ley, que tuvo hasta el último momento un final incierto por las posturas opuestas tanto dentro del oficialismo como la oposición. 

Especialmente popular por sus polémicas declaraciones y por presentar denuncias contra diversos miembros del abanico político y judicial por presunta corrupción, la diputada, que mantiene una estrecha relación con Macri pero que en diversas ocasiones no ha dudado en mostrarse crítica con decisiones del Gobierno, decidió ausentarse en el debate de la Cámara, aunque sí se pronunció en Twitter ayer por la noche. 

"No es necesario hablar, solo la oración que es la debilidad de Dios y el poder de los hombres", escribió junto a la foto de una capilla con dos feligresas católicas rezando. 

Si bien Cambiemos es la coalición con más presencia en la Cámara de Diputados, donde ningún bloque tiene mayoría absoluta, el conjunto de grupos de adscripción peronista es el que cuenta con mayor peso en totalidad de escaños.