Economía Martes, 10 de abril de 2018 | Edición impresa

Carrefour buscará evitar despidos en los hipermercados

La cadena de supermercados seguirá negociando con el gremio de comercio para superar la crisis financiera.

Por Javier Álvarez - Corresponsalía Buenos Aires

La cadena de supermercados Carrefour y el gremio de empleados de comercio acordaron “preservar los empleos” y seguir negociando una salida a la crisis financiera de la firma, para “garantizar su sustentabilidad” en el país.

Ese fue el resultado de una reunión de una hora en el ministerio de Trabajo de la Nación, entre representantes de la cadena comercial y segundas líneas tanto de la cartera laboral como del gremio que conduce Armando Cavalieri. 

Mario Amado, delegado gremial de la sucursal Warnes (Buenos Aires), expresó antes del encuentro que el plan de la firma apuntaba a despedir 2.700 trabajadores, cerrar 11 sucursales y reducir el 20% del salario.

Pero según el expediente de Proceso Preventivo de Crisis presentado por la empresa de capitales franceses al que tuvo acceso Los Andes, la firma no planteó el cierre de sucursales ni despidos ni reducción salarial para sus 18.000 empleados.  

En la reunión se acordó “hallar las soluciones a la situación” en la mesa de negociación. En su presentación, Carrefour sostiene que viene operando a pérdida desde hace tres años por la caída del consumo interno y la suba de los costos operativos. 

Al salir del encuentro, fuentes de la compañía dijeron que fue una “buena reunión”, con “predisposición de las partes” para hallar una solución y tratar así cuidar las fuentes de trabajo y la sustentabilidad de la compañía.

El ministerio de Trabajo emitió un escueto comunicado en el mismo sentido: “Los presentes se mostraron predispuestos a trabajar en conjunto para preservar las fuentes de empleo y la sustentabilidad de la empresa”. El próximo miércoles habrá una nueva reunión. 

El Sindicato de Camioneros que conduce Hugo Moyano protestó porque no fue tenido en cuenta para la reunión en Trabajo, cuando tiene afiliados a 1.500 empleados directos de la compañía. 

Ante la situación, el gremio anticipó que prepara una movilización “para los próximos días” hacia la Embajada de Francia en Capital Federal y al centro de distribución de la firma ubicado en la localidad bonaerense de Isidro Casanova, en lo que será el inicio de un “plan de lucha” que desembocará en un paro nacional si se efectúan despidos.

La inesperada caída de la empresa en Concurso Preventivo generó un cimbronazo. El presidente Mauricio Macri descartó que Carrefour vaya a abandonar el país tras 36 años de operaciones y apuntó contra la competencia.