Política Lunes, 15 de abril de 2019

Cambiemos rechaza proyecto opositor para cambiar los créditos UVA: "El sistema funciona"

Desde el oficialismo aseguran que en Mendoza los deudores no superan el 1% y que la cuota promedio es de $13000.

Por Juan José Domínguez - Corresponsalía Buenos Aires

En la Cámara de Diputados, la oposición unida acordó un proyecto de ley que beneficia a los deudores de créditos hipotecarios UVA, afectados por la incesante suba de cuotas, atadas a la inflación, pero Cambiemos se niega a debatirlo y resalta que "el sistema no está en crisis" porque la morosidad en todo el país para estos préstamos es del 1%. Y menos. 

 

Por ejemplo, en Mendoza hay otorgados 4.436 créditos UVA, de los cuales 16 se encuentran en mora, es decir un 3 por mil (menos del 1%), según datos que aportó Eduardo Amadeo (Cambiemos), presidente de la comisión de Finanzas de la Cámara de Diputados. 

Sin embargo, la alerta de la oposición está puesta sobre lo elevadas que vienen resultando las cuotas debido a que suben al ritmo de la inflación, que se ha vuelto indomable para el Gobierno, con salarios que han aumentado bastante menos.

¿Qué dice el proyecto?

El proyecto, apoyado por el diputado filokirchnerista Felipe Solá sobre la base de una iniciativa de su colega Mónica Macha, del Frente para la Victoria, declara la emergencia del sistema de créditos UVA por un año para quienes adquirieron vivienda única, familiar y de ocupación permanente, período durante el cual se cambiaría el criterio para calcular el valor de las cuotas: ya no más la inflación sino el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) o la variación salarial, el que resulte menor de los dos.

 

En otros artículos, se plantea un período de gracia de seis meses para aquellas personas que perdieron el empleo después de tomar el crédito, y se suspenden los desalojos que se encuentren en curso por falta de pago.

“Esta gente está en una situación desesperante. Ya no pueden pagar o lo hacen con un sacrificio enorme, con un esfuerzo sobrehumano para que no les arrebaten la casa. El Gobierno vive en un globo, porque el salario promedio viene bajando, pero la cuota viene subiendo”, se quejó Solá en la última reunión de la comisión de Vivienda de Diputados, a la que asistieron representantes de los tomadores de créditos UVA y de ProCreAr, según reprodujo el portal Parlamentario.

En diálogo con este diario, el diputado cambiemista sostuvo que "el sistema" de créditos UVA "no está en crisis de ninguna manera", porque la morosidad oscila entre "el uno por ciento o el uno por mil".

"Hoy día es más barato pagar la cuota para ser dueño de tu casa que pagar un alquiler. La Argentina estuvo durante 30 años sin crédito hipotecario, por eso tan poca gente tiene su casa. Llegamos a un sistema que permitió que en dos años 109 mil familias tuvieran crédito", aseveró Amadeo.

 

El diputado del PRO señaló que "si se aplican las medidas que propone esta gente", es decir cambiar la inflación por CER o salarios como variable de ajuste UVA, se destruirá el sistema hipotecario, porque ningún banco otorgará más créditos, ya que es un cambio brutal de reglas de juego".

"Nuestra obligación es proteger el futuro de millones de argentinos. Las personas que tienen un problema hoy día los bancos les extienden los plazos y baja la cuota. Y la mora bajó todavía más en marzo mientras que volvió a crecer la cantidad de gente que está tomando el crédito. No hablamos de 30% en mora. Es un número infinitesimal", sostuvo.

La traba parlamentaria

El proyecto opositor tiene giro a las comisiones de Finanzas, que preside Amadeo, y Vivienda, que preside Solá, pero también a las de Legislación General y de Presupuesto y Hacienda, presididas respectivamente por los macristas Daniel Lipovetzky y Luciano Laspina.

Amadeo no convocará al plenario, por lo cual el proyecto no tendrá dictamen y así a la oposición le queda la opción de solicitar una sesión especial para tratar la iniciativa.

Pero sin dictamen de comisión, para ser debatido en el recinto se necesitarían los dos tercios de los votos de los diputados presentes.

 

Esto complica sus chances porque Cambiemos tiene más de un tercio de los diputados y podría tranquilamente bloquear este intento opositor.

De hecho, ya lo hizo hace dos semanas, cuando toda la oposición unida no logró debatir decenas de iniciativas que habían presentado y que para el Gobierno resultaban indigeribles.

Números

Para Amadeo, el esquema de crédito hipotecario con UVA no solamente funciona con total normalidad sino que brindó una oportunidad para que un número importante de familias encontraran la posibilidad de obtener un crédito después de muchos años de ausencia de políticas dirigidas a financiar la compra de viviendas.

"No hay ningún deudor con amenaza de intervención judicial y menos aún de desalojo, que en el mejor de los casos tarda tres años, según datos del Banco Central", dijo Amadeo a este diario y agregó que "la mora en el pago de créditos en todo el sistema financiero es del 2%, un valor histórico que no ha cambiado".

La mayor parte de los créditos UVA en el país se otorgaron a plazos de 30 años y la tasa de los créditos otorgados hasta marzo de 2018 está en el orden del 5,20% anual.

El 85% de los titulares de créditos UVA están en relación de dependencia mientras que el restante 15% son monotributistas o autónomos.

Según Amadeo, en el momento del otorgamiento del crédito la cuota de amortización representaba una afectación de los ingresos familiares del 20 al 25% presentados por los solicitantes en la entidad financiera. Se detectaron sólo algunas situaciones particulares cuyos ingresos se vieron afectados en el 28% y nunca por encima del 30%.

La cuota actual promedio de todos los créditos con UVA es de 13.000 pesos.

En el período enero/marzo 2019 se produjo un desfase que superó el 10% el incremento de UVA respecto del CVS. Por eso, de acuerdo con una modificación anunciada por el presidente Mauricio Macri el año pasado, los bancos han ofrecido a sus clientes afectados por esta diferencia la posibilidad de aplicar el CVS a la cuota y la correspondiente ampliación de plazo. "Los deudores prefirieron continuar con el sistema vigente. Prácticamente ningún deudor quiso extender el plazo", señaló Amadeo.

Para un tomador del crédito hipotecario en julio de 2017 el monto del crédito representaba el 75% del valor de la vivienda. En el mes de febrero de 2019 para ese mismo tomador el monto del crédito, actualizado con UVA, representa el 50% del valor de la vivienda; porque su vivienda se actualiza en dólares y la cuota es en pesos, resaltó el diputado del PRO.