Guarda14 Lunes, 15 de abril de 2019

Cabernet Franc: Bianchi presentó un alta gama particular

Elaborado con un varietal no tradicional, este nuevo vino amplió la carta “Premium” de la línea Bianchi Particular.

Por Mauricio Videla - mvidela@losandes.com.ar

La mesa servida a la sombra, manteles a cuadros y una charla cálida crearon aquel clima de hermandad; con la potencia que brinda el compartir las cosas simples, en el Valle de Uco, Bodega Bianchi presentó su nuevo varietal de alta gama. Se trata del Cabernet Franc que amplia la carta de su línea “Particular”.

“Este nuevo varietal posee una intensidad aromática notable donde se destacan los frutos negros y rojos junto a especias dulces, notas a vainilla y también ahumado”, explica Silvio Alberto (Chief Winemake de la firma). En tanto que en el paladar de los comensales este tinto, nacido de un terroir agreste, sorprende y se expresa con total energía.

Es la cuarta estación en la degustación de la línea de alta gama “Bianchi Particular”. Un porfolio que integran los Malbec, Cabernet Sauvignon y Merlot reconocidos internacionalmente por sus cualidades particulares, una selección de vinos que históricamente pertenecieron a la cava privada de esta familia mendocina.

Raúl Bianchi, nieto del fundador, es el anfitrión del evento en la Bodega Enzo Bianchi. Él está distendido, cuenta anécdotas de familia, sobre la comida que reconforta y es celebración después del trabajo.

“En casa todos cocinamos, es una tradición familiar que heredamos de nuestros abuelos como el hacer buenos vinos. Ver que la gente disfruta de lo que hemos hecho con tanto cariño es un motivo de orgullo”, sostiene Raúl.

El placer de Los Chacayes

El Cabernet Franc, luego de 12 meses de crianza en barricas de roble francés, fue presentado en sociedad. Pero el festejo en aquella mesa de manteles a cuadros alberga otro motivo, porque recientemente fue calificado por James Suckling, conocido crítico de vinos de Estados Unidos, con 91 puntos.

Este vino de gran personalidad, luciendo la novedosa imagen de la marca, es elaborado con uvas de viñedos propios que la familia Bianchi posee en el distrito de Los Chacayes, en Tunuyán. “Es un terroir reconocido por sus grandes cualidades para la producción de vinos de alta gama”, sostiene Silvio Alberto.

La marcada la amplitud térmica, de este terrotorio colindante con la montaña, y la composición mineral del suelo convergen en un vino de buena estructura. Esta primera partida de Cabernet Franc, una edición limitada de la cosecha 2016, está a la altura de los vinos que integran la tradicional cava familiar de la bodega sanrafaelina.

“El Valle de Uco es una zona que tiene una gran potencialidad para vinos de alta gama, por su clima justo y suelos pobres. Desde 2003, pienso que el Cabernet Franc es una de las variedades que más han crecido en Argentina y ganando espacio entre los consumidores que se animan a las cepas no tradicionales. Con el correr de los años será más grande la demanda, hoy en empieza a sonar este varietal en el mercado y en cada nueva viña que se planta hay un espacio reservado para el Cabernet Franc. El Malbec es nuestra marca distintiva, pero con este varietal también podemos identificarnos y lograr un lugar en el mundo entre sus grandes productores”, concluyó Silvio Alberto.

Rasgos de identidad

En nuestro país, la producción de Cabernet Franc ronda las 1.000 has plantadas según datos del INV 2017, y Tunuyán representa el 25% de la superficie cultivada con esta variedad en nuestra provincia,

Adrián Cura, gerente de Marketing de Bodegas Bianchi, explicó: “Presentamos un Cabernet Franc que representa la excelencia de un producto creado con los más exigentes cuidados. Entendíamos que a la línea Bianchi Particular le faltaba un varietal no tradicional que acompañara su amplia propuesta y que reflejara el espíritu de búsqueda e innovación que tradicionalmente guía a la bodega”.

La actual etiqueta de la serie “Bianchi Particular”, cuyo logo es la representación de la histórica cava familiar de la bodega, logra amalgamarse con el resto de las etiquetas de la bodega para ser reconocidas dentro de un mismo patrón, como marca global, tanto para el mercado de Argentina como para los mercados externos.

Este nuevo producto completa, junto a Cabernet Sauvignon, Malbec y Merlot, una línea que nació en 1976, cuando Enzo Bianchi agasajaba a familiares y amigos compartiendo vinos de su cava personal. En la presentación el chef Pablo del Río agregó nuez como un toque distintivo en el maridaje, el último hijo de la Bodega Bianchi no podía ser presentado de otro modo: una comida compartida y una charla cálida. Valores que sostienen la marca de la Familia Bianchi.

EL VARIETAL

Cabernet Franc. Es una variedad de origen bordelés, muy cultivada en Loira bajo el nombre de Breton y bajo el nombre de Bouchy en Basses-Pyrénées. Este varietal, uno de los más plantados en el mundo, se adapta mejor a climas cálidos y es uno de los padres de la cabernet sauvignon, el merlot y la carménère. Según datos del INV, el Cabernet Franc en Argentina se encuentra presente en todas las regiones vitivinícolas. En 2016, se censaron 929 ha cultivadas con esta uva, lo cual representa el 0,4% del total de vid del país.