Más Deportes Jueves, 14 de junio de 2018 | Edición impresa

Boxeo: Barros y otra gran ilusión

El 23 del corriente, Yoni enfrentará al peligroso Alacrán Berchelt, por la faja Verde del Consejo.

Por Sergio Faria - sfaria@losandes.com.ar

Jonathan Barros está a 9 días de concretar una nueva chance mundialista, la tercera en distintas entidades y la novena en su carrera como profesional. Será el sábado 23 de este mes en la ciudad de Mérida, México, donde enfrentará al campeón mundial Miguel Berchelt, por el título superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). 

El mentado cinturón Verde del CMB, es el objetivo de Yoni, que tendrá una chance en una categoría mayor en la que generalmente no combate.

A esta altura de su vida, a Barros esta pelea lo encuentra muy aplomado, pero la parada no será nada fácil frente al Alacrán de Yucatán; una fajador que tiene un récord que mete miedo.

Barros fue campeón mundial pluma de la Asociación Mundial (AMB) y tuvo chance ecuménica en la Federación Internacional (FIB), en julio del año pasado frente al galés, Lee Selby. 

Ayer tuvo uno de sus últimos guanteos en el gimnasio de Pablo Chacón y por las mañanas se entrena junto a Cotón Reveco.

“La verdad estoy contento porque es una nueva oportunidad, es el tercer título mundial que disputó en distintos organismos. He peleado por la AMB y la FIB, me queda pelear por el título mundial de la Organización Mundial (OMB) y estoy hecho”, bromea el Yoni entre mate y mate. 

Al púgil nacido en el Lihué y que reside en Las Heras, se lo nota calmo, sin ansiedades,  A sus 34 años se abrió la posibilidad y el sueño de volver a ser campeón del mundo. Luego de la desilusión y trastorno que significó enfrentar a Lee Selby, con quien perdió en fallo unánime.

“Nunca perdí las ilusiones y ya pasó un año desde que no pude concretar mi sueño del título mundial frente a Selby. De repente sale esta posibilidad y me pareció fantástico”, expresó Barros.

“Tuve otros ofrecimientos fuera del país, pero no por el título mundial. Igual yo le había dicho a mi manager que quería seguir peleando”, expresó, y agregó que: “Después de la pelea de Selby quedé mentalmente agotado y si bien nunca me tomo muchos días de descanso, no volví a entrenar por 3 meses, pero cuando  lo hice, sólo pensaba en otra chance... Acá estamos”, dijo. 

En cuanto a su rival, el mejicano Berchelt (33 triunfos 29 por nocaut, 1 derrota, manifestó Yoni: “El récord que tiene habla por sí mismo y asusta. Es un rival peligroso, pero en mi carrera he enfrentado a grandes boxeadores. Llego muy bien entrenado y guanteado. Soy boxeador de estilo y es lo que voy hacer, boxearlo como cuando le gané al mejicano a Miky Román”. Yoni está convencido de su chance.