Sociedad Viernes, 9 de noviembre de 2018 | Edición impresa

Bebidas alcohólicas: 4 de cada 10 menores las consumen

Datos estadísticos muestran que creció 61% el consumo de alcohol en adolescentes mendocinos.

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

El vehículo en el que viajaba un grupo de jóvenes volcó a primera hora de ayer en el Acceso Este (Guaymallén). Afortunadamente –y pese a que el vehículo en que viajaban terminó con la parte delantera destrozada–, no hubo víctimas fatales. Y fue la madre de uno de los chicos quien confirmó, a raíz de lo que el propio joven le contó, que los ocupantes del auto circulaban alcoholizados y a gran velocidad.

Más allá de lo anecdótico y afortunado del episodio, la tríada “alcohol-jóvenes-vehículos” sigue teniendo una fuerte presencia en los siniestros viales; y sigue siendo preocupante.

Según el responsable del departamento de Toxicología de la Provincia y director del Observatorio de Salud Pública y Problemática de Consumo de la UNCuyo, Sergio Saracco, en los últimos siete años creció 61% el consumo de alcohol en adolescentes mendocinos de entre 12 y 17 años.

 

En 2010, el 21% de los encuestados de ese rango de edad confesaron haber consumido este tipo de bebidas en un mes (dos de cada 10); mientras que el año pasado –según resultados más recientes– subió a 34% el índice de menores que reconoció haber ingerido alcohol en 30 días (casi 4 de cada 10). 

“No pasa solamente por una cuestión legal el prohibir el consumo de alcohol para menos de 18 años; sino también por el neurodesarrollo. El consumo de alcohol a esa edad incide en el aprendizaje, en la enseñanza y en el tema de control. Y en mayores de 18 años, es clave trabajar en que el alcohol es una sustancia neurodepresiva. Y que altera la relación tiempo - distancia y la visión. Por eso es tan peligroso cuando uno conduce bajo estos efectos”, sintetizó Saracco; quien resaltó que las mediciones provinciales -encabezadas por el observatorio que dirige- integran el informe de la Sedronar.

Si bien estos datos corresponden al año pasado, esta semana comenzaron las encuestas para confeccionar el informe 2018. Consiste en encuestas y dosajes voluntarios a pacientes, y se repiten en todo el país. 

 

Con el foco en el estudio nacional, del último informe se desprende que de los consultados entre 12 y 17 años, 60,5% reconoció haber bebido alcohol alguna vez.

Casi el 40% contestó tener dos o más amigos o familiares que se emborrachan seguido; y más de 25% dijo que en su entorno se consume droga.

Riesgoso

Siempre de acuerdo al informe de la Sedronar, el consumo más prevaleciente está en la población de entre 18 y 24 años. De los entrevistados en este grupo, 88,1% reconoció beber alcohol periódicamente. En tanto, reconoció hacerlo 86,3% de los ubicados entre los 25 y 34 años.“

Dentro de la modalidad de consumo, entre los jóvenes y adolescentes prevalecen los ‘atracones’. Esto se da cuando se ingieren cinco unidades estándar de alcohol en un lapso de dos horas. Y aquí se dan los casos de intoxicación más importantes, con riesgo de daño hepático y de aumento de posibilidad de sufrir daño cerebral. Por ejemplo, 50% de los menores de 18 años consultados reconoce darse ‘atracones’; mientras que 20% refiere haber estado borracho alguna vez”, siguió Saracco, quien destacó que entre los universitarios, asume haberse embriagado un 70%.

En este grupo, los efectos del alcohol son más que notorios. El 75% de los encuestados refirió haber tenido peleas físicas bajo los efectos de estas bebidas; mientras que 3,8% afirmaron haber entrado en estado de black out (pérdida momentánea de conocimiento) por consumo excesivo. En tanto, 0,3% de los consultados dijo haber sido expulsado de un boliche por estar ebrio; y el mismo porcentaje confesó haber tenido relaciones sexuales de riesgo por estar alcoholizado.

 

“Existe una práctica frecuente y que es la de consumir alcohol mezclado con bebidas energizantes. Esto es una trampa. La persona va con todos los reflejos disminuidos, aunque con la percepción de omnipotencia. Entonces aumenta el riesgo de accidentes de tránsito”, siguió Saracco.

Otro dato preocupante que resaltó el especialista es que -de acuerdo a los datos de la OMS-, Argentina se convirtió recientemente en el país con mayor consumo de alcohol per cápita en la región: 9,1 litros de alcohol puro. Sólo lo superan Canadá y Estados Unidos.

Asistencia perfecta

La jefa del servicio de guardia del Hospital Central, Sonia Rodríguez, también aportó su experiencia como encargada de la guardia más importante de la Provincia.

“El alcohol siempre está. A veces llegan intoxicaciones sólo con alcohol; a veces con otras drogas, pero el alcohol siempre es el diluyente. Incluso vienen muchos politraumatismos por accidentes o por golpizas, y el alcohol está presente casi siempre. Es el tóxico más frecuente”, indicó la especialista.

Rodríguez destacó que estas bebidas no distinguen por edad, aunque agregó que en el público juvenil está más vinculado a fiestas. "Por lo general son gente sana, que no tiene otra patología. Lo que se ve en el lugar, a simple vista, es que cada vez llegan chicos más jóvenes y también ha aumentado considerablemente la cantidad de chicas que vienen con intoxicación alcohólica", sintetizó.

 

Cada fin de año, las fiestas de egresados y las de fin de año llevan a que estos episodios se incrementen más en el público joven; así como las atenciones. “Siempre estamos en contacto con Toxicología, trabajando codo a codo en estos casos”, sintetizó la jefa de guardia.

Fines de semana: 70% de alcoholemias positivas

El jefe de la Policia Vial de Mendoza, Ernesto Gómez, confirmó que en lo que va del año 2.574 controles de alcoholemia a conductores dieron positivos en la provincia. Esta cifra corresponde a 11% de los 23.964 que se practicaron en total.

“De todos los que dan positivo, cerca de 70% corresponden a conductores jóvenes que fueron detectados conduciendo así los fines de semana", destacó el funcionario policial a Los Andes.

De la totalidad de pruebas con resultados positivos –más de 0,5 grados de alcohol en sangre–, 72% se registraron los fines de semana (viernes, 8%; sábado, 31% y domingo, 33%). Esto significa que siete de cada 10 controles que dieron positivos fueron realizados en estos tres días, en coincidencia con los horarios de boliche.

El mes con mayor cantidad de resultados por encima del permitido fue setiembre (16% de los positivos); mientras que en lo que va de noviembre han dado por encima de 0,5 grados 12% del total de controles positivos.

 

Gómez confirmó que por fin de semana entre 10 y 20 jóvenes llegan con intoxicaciones de alcohol al Hospital Central. No obstante, no todos ellos llegan por haber sido protagonistas de un accidente de tránsito.

La policía vial cuenta con casi 600 efectivos en la provincia y los fines de semana refuerzan las guardias divididos en dos franjas horarias: de 22 a 4 y de 4 a 8.