+ Deportes Martes, 12 de febrero de 2019 | Edición impresa

Bautista Amieva: un número puesto

El tunuyanino jugará la primera etapa de la Continental Cup con la Selección argentina mayor de playa, que es clasificatorio para Tokio 2020

Por Sergio Faria - sfaria@losandes.com.ar

Ha sido uno de los jugadores más mimados de las dos últimas fechas del Circuito Mendocino de beach volley y no es para menos; Bautista Amieva volvió a participar de los playeros locales tras varios años alejado de la competencia local. Tras su conquista de la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud, en Buenos Aires, junto a su compañero de equipo, Mauro Zelayeta, el tunuyanino va en busca de algo más en su ascendente carrera. El 2019 promete ser inolvidable.

Bauti regresó a los torneos locales playeros luego de un largo tiempo. | Patricio Caneo / Los Andes

“Bauti” Amieva, hace algunos días fue confirmado como titular de la dupla Nº2 de Selección Argentina mayor de beach (la Nº 1 la integran Julián Azaad y Nicolás Capogrosso), con la que disputará el último fin de semana de febrero la primera etapa de Continental Cup, clasificatoria para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.  

 

Además, el entrenador del seleccionado, Pablo Del Coto confirmó que el mendocino hará dupla con su compañero de siempre, Zelayeta.  

Inicialmente se dijo que Amieva iba a pelear por un lugar en la Selección, pero Del Coto luego admitió que el mendocino siempre fue titular.  

Patricio Caneo / Los Andes

“La semana pasada mi papá (Carlos Amieva) le comentó a Pablo que me iban hacer una nota y si no había problemas que yo dijese que estaba confirmado en el equipo. Pablo le contestó que sí, que por supuesto podía hacerlo y agregó que siempre estuve confirmado como titular en el equipo”, comentó el jugador. Y agregó: “Fue una verdadera sorpresa, porque desde un principio, con mi papá, pensábamos que estaba peleando un lugar en el equipo y no era así”, se sorprende y larga la carcajada.

 

La historia de los tunuyaninos y el vóley playero está cargado de buenos resultados en el historial mendocino. Solo basta repasar que los únicos dos bronces olímpicos juveniles están depositados en vitrinas en Valle de Uco; el primero fue conquistado por Leo Aveiro 2014 y el restante por Amieva. Pero justamente a partir de aquel logro de Aveiro la actividad playera creció notablemente.

Patricio Caneo / Los Andes

-En principio iba a pelear el puesto como defensor y resulta que ahora, no sólo sos titular sino que van hacer pareja con Mauro nuevamente...

-Sí, la  semana pasada me enteré que era titular, me habían dicho cualquier cosa; que iba a entrenar y pelear el puesto y no era así. ¡El único que no sabía que era titular era yo! (Risas).

-¿Cómo es el trabajo en  esta nueva etapa con la Selección mayor? 

-La verdad me fue muy bien; volví a entrenar después de los Juegos y las Fiestas.  Entrenar con el equipo mayor es  muy bueno. Y hacerlo con Julián (Azaad) Y Nico (Capogrosso) fue muy zarpado. Teníamos un torneo a principio de febrero,  pero prefería volver a Tunuyán y aprovechar los días que tengo porque después se viene mucho trabajo.

-Entre entrenamientos y partidos en Mendoza estuviste jugando uno de los torneos locales con tu hermano, Ignacio...

-La pase muy bien jugando con él y es algo genial, porque no hay presión de nada y vamos a jugar de onda. Sabemos que la vamos a pasar bien.  

Patricio Caneo / Los Andes

-Habían muchas expectativas por verte jugar el torneo local...  

-Si, lo sé, pero me siento el mismo de siempre y estoy haciendo lo que me gusta que es jugar al vóley. Después, me escribió Emir (Mocayar) y me preguntó si tenía pareja para el torneo en Vista Flores y, como no tenía, armamos la dupla. Lo que pasa, es que esta etapa del Mendocino dio puntos para los Juegos de Playa que se se realizarán, en marzo, en Mar del Plata.  

-Te dieron una gran bienvenida...

-¡Sí, fue genial! Todos me felicitaron. La semana pasada me hicieron un reconocimiento y la verdad que lo único que me queda es agradecerle a Gastón (Yorio) por ese detalle que tuvo.  

 

-¿Qué se siente integrar y jugar con los números puestos a nivel nacional?

-Con ellos había jugado hace unos tres años; tenía 15 o 16 años y en ese entonces los veía muy grandes. El año pasado estuve jugando mucho en otros circuitos y yo no me veía ahí. Resulta que hoy estoy entrenando con ellos; es algo increíble.

-¿Qué ha significado que Del Coto haya dicho que vos siempre fuiste titular?

-La verdad, me sorprendió y es un gran halago que me tenga en cuenta  de esa manera.

-¿Las expectativas para esta nueva etapa?

-Ahora es otra cosa, si me pongo a pensar; con Mauro vamos a pelear la clasificación de los Juegos Olímpicos de la mayor y la verdad que no caigo. Se me pone la piel de gallina cada vez que lo digo. Es otra experiencia. Muy pocas veces o nunca me pongo nervioso en una competencia y eso me pasa ahora. ¡Ni durante los partidos de los Juegos me pasó! Pero ahora es otra etapa y seguró que  será muy diferente; la verdad es que estoy muy contento.