Turismo Domingo, 4 de noviembre de 2018 | Edición impresa

Auckland, una urbe sobre 48 conos volcánicos

Brilla por su modernidad, su contacto con el Pacífico y su variada gastronomía. Los volcanes están inactivos desde hace 600 años.

Por CC

Auckland, la principal ciudad de Nueva Zelanda, ubicada al norte de la Isla Norte, bien puede definirse como multicultural y vibrante. Construida sobre 48 conos volcánicos inactivos y extinguidos y enclavada entre dos puertos que disfrutan en su máximo esplendor el océano Pacífico, la ciudad cuenta con un entorno urbano donde todos los atractivos y paseos están a 15 o 30 minutos de distancia: playas, senderos de trekking y una decena de islas. A pesar de que se puede recorrer a pie casi en su totalidad, el transporte público dominado por trenes y colectivos, es puntual y sencillo de usar lo que permite movilizarse son mayores inconvenientes.

 

En idioma maorí, el nombre de Auckland es Tamaki-Makau-Rau, que significa “la doncella de los cien pretendientes”, ya que se ubica en una región que supo ser codiciada por muchas tribus. De alguna manera el nombre remite a una realidad actual, ya que la calidad de vida de Auckland está considerada como una de los mejores en el mundo, aunque en la ciudad vivan casi dos millones de habitantes, es decir, la mitad de la población total del país.

Rangitoto, Waiheke y la costa

Desde el punto de vista geográfico, la región de Auckland está salpicada por 48 conos volcánicos que proporcionan vistas panorámicas de la ciudad y son lugares perfectos para un picnic en primavera o verano. Tranquilo, esos volcanes no registran actividad desde hace 600 años, y por eso son un punto de atracción para todo visitante.

La isla Rangitoto, a tan solo 25 minutos en ferry desde Auckland, tiene el volcán más icónico de la ciudad, y es, además el mejor lugar para los observadores de aves.

También conocida como “la ciudad de la velas”, Auckland vive y disfruta del mar desde las playas de surf de West Coast hasta las aguas tranquilas del golfo de Hauraki. Allí hay una gran colección de islas calmas para explorar en bicicleta o caminando. La más poblada es la isla Waiheke, a solo 40 minutos en ferry desde el centro de la ciudad. El paisaje consiste en una pintoresca combinación de tierras cultivables, bosque, playas, viñedos y huertos de olivos.

Sobre la costa de la ciudad, el puerto Viaduct se ha convertido en un verdadero paseo marítimo para observar la ciudad desde el mar. Allí hay un sinnúmero de cafés, bares y restaurantes que atraen a turistas y habitantes en horas de almuerzo y cena para disfrutar de este escenario marítimo.

 

Pero Auckland ofrece otra posibilidad de disfrutar el mar: su distrito costero más nuevo se llama Wynyard Quarter, y no es otra cosa que un barrio que le ha ganado terreno al mar y que en el pasado se utilizó principalmente para fines portuarios y de almacenamiento.

Ahora cuenta con nueve restaurantes y bares conocidos como North Wharf, un patio recreativo, espacios abiertos, un tranvía circular de 1,5 km y un centro de eventos corporativos que, principalmente, ofrece alternativas para empresas, pero es recomendable revisar su agenda porque suele haber exposiciones de los más diversas temas abiertas al público.

En lo alto de la torre

Las montañas Waitakere, que atraviesan el oeste de la ciudad, se encuentran a unos 30 minutos del centro y regalan un entorno de cascadas y senderos varios para caminar. Es el lugar elegido por quienes quieren disfrutar la naturaleza cerca de la ciudad y comenzar a vivir lo que ha caracterizado a Nueva Zelanda desde siempre: la exuberancia de sus paisajes.

Pasando las montañas están las playas de arena negra de Piha, Muriwai, Bethells y Karekare, todas buenas opciones para los días templados o calurosos.

En el corazón de Auckland está la Sky Tower, la estructura más alta construida por el hombre en el hemisferio sur, que atrae a cientos de miles de visitantes cada año y fue galardonada con el premio TripAdvisor Travelers Choice de 2016.

Además de las vistas desde una de las dos plataformas de observación, los visitantes más intrépidos también pueden caminar por un balcón exterior o, directamente, saltar al vacío desde 192 metros de altura:un bungee jumping en pleno centro. La torre también cuenta con tres experiencias culinarias: un café, un restaurante y un bar que cada noche se transforma en una disco en las alturas.

 

El histórico recinto Britomart, en el centro de la ciudad, abarca varios bloques de edificios patrimoniales muy bien conservados y con arquitectura de vanguardia. Esta área revitalizada da vida a la movida de la vida nocturna local, y ofrece también un mercado de agricultores los sábados y algunas de las mejores tiendas de diseñadores de Nueva Zelanda. Los numerosos restaurantes, bares y cafeterías de Britomart están abiertos a toda hora, y además, hay un conjunto de boutiques de moda y belleza que acompañan el recorrido.

Mejor calidad de vida

Cada año, unos 16 millones de turistas visitan Nueva Zelanda, y casi todos ellos pasan por Auckland, especie de gran centro de “distribución y transporte”. En su mayoría provienen del sudeste asiático y de India y convierten el paisaje urbano en una postal cosmopolita. Pero la tendencia se está revirtiendo a fuerza de conectar con vuelos directos cada vez más países.

Esta situación fue muy bien aprovechada por las grandes tiendas internacionales como Gucci, Louis Vuitton o Swarovski, que montaron sucursales en el centro de la ciudad. Además, los puntos preferidos por los turistas incluyen Wynyard Quarter, el puerto de Viaduct y el distrito Britomart.

 

Pero si el dinero escasea, a no desesperar: a 15 minutos de la ciudad está el centro comercial Dress Samart, un outlet que suele colmarse de habitantes locales. Auckland es considerada una de las cinco ciudades con mejor calidad de vida en el mundo por diversas instituciones económicas y de turismo. Y eso se vive y respira en sus calles: una economía equilibrada, gran entorno natural, excelente trato humano y altos índices de seguridad. 

Mini guía

Cómo llegar. Air New Zealand vuela directo de Buenos Aires a Auckland. Temporada baja (15 de febrero al 15 de diciembre) en Economy, cuesta desde U$S 1.252 (www.airnewzealand-ar.com).

 

Dónde alojarse. Hoteles tres estrellas, desde US$ 70 la habitación doble. Cuatro estrellas, desde US$ 115. Se sugiere buscar alojamiento en las avenidas Queen y Victoria, con buen transporte público.

Dónde informarse: www.newzealand.com
Leandro Africano / Especial