Sociedad Lunes, 8 de octubre de 2018

Así despegó el Saocom 1A, el satélite argentino más importante de la historia

Salió anoche desde California. Tiene la misión de hacer relevamientos sobre ecología y desastres naturales

Por Redacción LA

El secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, expresó que la puesta en órbita del satélite argentino Saocom es "una clara señal para el futuro del país", tras participar del lanzamiento del aparato en la noche de ayer en California, Estados Unidos.

El funcionario, que estuvo acompañado por el secretario de Articulación Científico Tecnológica, Agustín Campero, dijo que el Saocom 1A no es solo "una comprobación más de la enorme capacidad del sistema científico-tecnológico argentino, sino también una clara señal para el futuro del país".

"La ciencia, la tecnología y las empresas de base tecnológica van a contribuir efectivamente a la economía del país generando empleo de calidad", vaticinó Barañao. 
El lanzamiento y puesta en órbita del Satélite Argentino de Observación con Microondas Saocom 1A, desarrollado y fabricado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), se completó de manera exitosa ayer a las 23.21 horas de nuestro país desde la base norteamericana de Vandenberg.

El equipo partió hacia el espacio en el cohete Falcon 9 Block 5 de la empresa SpaceX,
El Saocom 1A fue diseñado para proveer datos en cualquier condición meteorológica, tanto de día como de noche, a través de microondas en banda L, características que le otorgan capacidades de observación especialmente útiles para prevenir catástrofes naturales. 

El satélite también podrá utilzarse para aplicaciones en agricultura como humedad de suelo, índices de vegetación y control de plagas; aplicaciones hidrológicas, costeras y oceánicas; aplicaciones en nieve, hielo y glaciares; y en estudios urbanos, de seguridad y defensa.

El desarrollo y la construcción del dispositivo estuvo a cargo de CONAE, junto con numerosas empresas de tecnología e instituciones del sistema científico-tecnológico nacional, entre las que se encontraron INVAP, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), y la firma VENG.

En el Centro Espacial Teófilo Tabanera de la CONAE, ubicado en Falda del Carmen (Córdoba), se controlará el estado del satélite. Desde allí, se mantendrá la comunicación con el Saocom 1A y se enviarán las instrucciones para la captación de información.