Economía Viernes, 9 de marzo de 2018

Argentina pide a Trump que exceptúe del proteccionismo al acero

EE.UU. provocó un terremoto mundial al poner aranceles al acero importado. Dice que quiere "defender" la industria de local.

Por AFP

El gobierno argentino reclamará al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, una excepción a sus productos de los aranceles a las compras de acero y aluminio con el argumento de que no afectan ni distorsionan a los mercados.

"Las exportaciones argentinas representan sólo 0,6% del acero y 2,3% del aluminio de todas las importaciones que hace EEUU en ambos rubros y por lo tanto Argentina no es causante ni contribuye a las distorsiones que afectan a los mercados mundiales y a los EEUU", dijo la cancillería en un comunicado a última hora del jueves.

Tal cual lo había prometido, Trump acaba de imponer un sobre arancel a las importaciones de aluminio del 10% y las de acero del 25%. Basó su decisión en la defensa de la industria estadounidense y la seguridad nacional de su país.

"Argentina establecerá un diálogo con el gobierno de los EEUU con miras a lograr la excepción de esos aranceles", se agregó en la declaración diplomática.
Otro argumento que alienta la postura argentina, según el gobierno del presidente Mauricio Macri, es que "los países que podrían ser exceptuados en esta instancia serían Canadá y México, aunque Trump afirmó que pueden ser más los que cuenten con ese privilegio, a través de un procedimiento que será anunciado en breve".

La Cámara Argentina del Acero (CAA) mantiene prudencia sobre el caso, aunque había admitido el perjuicio que el proteccionismo puede causarle.

"La medida podría provocar desvíos de productos siderúrgicos hacia Latinoamérica, que están en condiciones de comercio desleal por denuncias antidumping", había declarado en un comunicado antes de ser confirmada la medida de la Casa Blanca.

Los productos que preocupan a los industriales argentinos provienen de China, Corea del Sur, Vietnam, Rusia y Ucrania, según la entidad patronal.

Los aranceles estadounidenses impactarán en Argentina en dos grandes grupos, Techint (acero) y Aluar (aluminio). Techint vende a Estados Unidos tubos sin costura (para la industria petrolera), pero tiene una fábrica en Houston, Texas.

Entre enero y noviembre de 2017, Argentina vendió a Estados Unidos unos 200 millones de dólares en tubos de acero y unos 500 millones de aluminio.