Salud Martes, 2 de octubre de 2018

Argentina conmemora el Día Internacional de las Personas Mayores

Las personas mayores hacen aportes a la sociedad de muchas maneras, en el seno de sus familias, en la comunidad local o en la sociedad.

Argentina celebra el Día Internacional de las Personas Mayores con un evento regional organizado por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, ANSES, PAMI y la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), del que participan altos funcionarios, numerosos expertos y referentes de varios países.

Durante el evento, los participantes analizarán los desafíos institucionales de la gestión pública en Argentina para contribuir al logro de los derechos de las personas mayores, dialogarán sobre la discriminación de las personas mayores y los ejes para dar una respuesta social integral; y la importancia de la defensa de los derechos humanos de este sector de la población.

Asimismo, se discutirán los desafíos para el reconocimiento de los derechos de las personas mayores en Argentina y se intercambiarán experiencias regionales desde la perspectiva de Estado y desde la sociedad civil para contribuir al bienestar de esta porción de los habitantes.

Las personas mayores hacen aportes a la sociedad de muchas maneras, ya sea en el seno de sus familias, en la comunidad local o en la sociedad en general. Sin embargo, el alcance de esos recursos humanos y sociales y las oportunidades al envejecer dependen en gran medida de algo fundamental: la salud, explica el Informe Mundial sobre el Envejecimiento y la Salud de la OMS.

Si las personas viven esos años adicionales de vida en buen estado de salud, su capacidad para hacer lo que valoran apenas tendrá límites. Pero si esos años adicionales se caracterizan por la disminución de la capacidad física y mental, las consecuencias para las personas mayores y para la sociedad serán mucho más negativas, sostiene el estudio.

En este marco, se prevé que el número de personas de más de 60 años se duplique de aquí a 2050, habida cuenta de que los avances en medicina están ayudando a más personas a vivir más años, lo que exigirá importantes cambios sociales.

Según datos de la OMS, existen tres esferas esenciales de acción para el bienestar de las personas mayores. Por un lado, los lugares donde vive la población deben estar mucho más adaptados a las personas de edad. Un buen ejemplo de ello es la Red Mundial de la OMS de Ciudades y Comunidades Adaptadas a las Personas Mayores, a la que están adheridos más de 30 países.

También será crucial readaptar los sistemas de salud a las necesidades de las personas de edad. Para ello será necesario pasar de los sistemas diseñados para tratar enfermedades agudas a sistemas en los que se puedan atender de manera continuada las afecciones crónicas, cuya prevalencia aumenta en la vejez.

Asimismo, los gobiernos también tienen que potenciar los sistemas de atención crónica y velar por que las personas vivan sus últimos años con dignidad. A su vez, las familias también necesitarán apoyo para proporcionar cuidados a las personas mayores, de manera que puedan lograr bienestar y el logro de sus derechos.