Sociedad Martes, 6 de marzo de 2018

Argentina abre hoy por primera vez el debate parlamentario del aborto

"Hace 35 años que se viene postergando un debate", asegura Mauricio Macri. Pero cientos de mujeres mueren por prácticas clandestinas.

Por Redacción LA

El Congreso  comienza a tratar desde este martes la despenalización del aborto, un debate que hasta ahora había evitado, aunque se estima que mueren al año un centenar de mujeres por esas prácticas clandestinas.

Con la firma de 71 diputados y diputadas de distintos bloques, se presentó este martes el proyecto de ley elaborado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que contempla el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo para todos los casos en las primeras 14 semanas de gestación.

En Argentina, el aborto solo está autorizado cuando el embarazo es producto de una violación o está en peligro la vida de la mujer.

Decenas de mujeres con pañuelos verdes en el cuello -símbolo de la lucha por el aborto libre, gratuito y seguro-, acompañaron este martes en una manifestación la presentación del proyecto, que por séptima vez llega al Congreso pero nunca fue tratado en el recinto.

El proyecto logró sumar 71 firmas en pocos días. La primera vez que se presentó fue en 2008, con el respaldo de apenas 22 legisladores; en 2014, llegó a tener 70 tras muchos meses de juntar adhesiones; en 2016, obtuvo 34 firmas.

"Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir", es la consigna del colectivo de mujeres que fue repetida a coro ante los legisladores.

El proyecto comenzará a ser debatido el 20 de marzo en plenario de comisiones, y se estima que en 60 días podría llegar al recinto, donde el apoyo entre los 257 diputados es incierto.

Según analistas, el Senado es aún más resistente al tema que la Cámara baja.

Macri marcó la cancha

La semana pasada, el presidente Mauricio Macri  marcó un cambio de actitud al lanzar el debate sobre esta cuestión polémica, que divide aguas en cada uno de los bloques.

"Hace 35 años que se viene postergando un debate muy sensible que como sociedad nos debemos: el aborto. Como más de una vez dije, estoy a favor de la vida. Pero también estoy a favor de los debates maduros y responsables que como argentinos tenemos que darnos", dijo el 1° de marzo en la apertura de las sesiones ordinarias legislativas.

A pesar de remarcar su postura personal "a favor de la vida", la iniciativa profundizó la tensión del mandatario con el Papa Francisco, de origen argentino.

Las organizaciones de mujeres consideran que la apertura del debate es una conquista, fruto de años de reclamos, en un mundo que comenzó a visibilizar los abusos y los feminicidios.

La expresidenta Cristina Kirchner , que impulsó el matrimonio igualitario y las leyes de identidad de sexo, se ha resistido en cambio a promover el debate sobre el aborto, en contra de muchos de sus seguidores.

Dos décadas atrás, el exmandatario Carlos Menem (1989-1999) llegó a instaurar el Día del Niño por Nacer.

Medio millón muertas


Según varias ONG, cada año muere un centenar de mujeres, la mayoría de bajos recursos, de las 500.000 que se practican abortos en Argentina.
Para muchos, el tema debe tratarse como una cuestión de salud pública. Otros esperan que su concepción ética o religiosa se aplique al conjunto y equiparan al aborto con un homicidio.

"La intención nuestra es que haya debate, que se puedan respetar las distintas posiciones y apostar a construir un consenso positivo", afirmó a radio La Red el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña.

"Hay muchas aristas en este debate, hay muchos proyectos e iniciativas", agregó.

En el Senado el oficialismo podría proponer una consulta popular, pero la Constitución no lo autoriza para cuestiones penales, advierte Soledad Deza, que fue abogada de Belén, una joven que estuvo presa por abortar.

Belén, de 27 años, fue absuelta por la Corte Suprema de la provincia de Tucumán (norte) en marzo de 2017, tras pasar más de dos años presa sentenciada por homicidio agravado, en un caso emblemático que desató una ola de protestas y movilizaciones de movimientos de mujeres en su apoyo.

Para Deza, la cuestión "no es solo salud y mujeres muertas por complicaciones. Es igualdad, es libertad y es ciudadanía lo que impone que el aborto sea legal", sostiene en su portal de Facebook.