Política Lunes, 15 de abril de 2019 | Edición impresa

Allanaron ATE por una denuncia de afiliaciones “truchas”

El viernes la fiscal Gabriela Chaves ingresó en el edificio de calle Belgrano en busca de pruebas por supuestas afiliaciones truchas.

Por Gabriela N. Sánchez - gasanchez@losandes.com.ar

La semana pasada se conoció que Roberto Macho está imputado por un centenar de afiliaciones falsas y estafa triangular. La fiscal Gabriela Chaves lo investiga por afiliar compulsivamente a empleados públicos en al menos cien casos. La semana amarga del titular de ATE terminó el viernes con un allanamiento a la sede sindical mientras él estaba en Buenos Aires buscando información para presentar en la Fiscalía.  

Macho no se quedó de brazos cruzados ante el avance judicial y aseguró que se trajo toda la documentación que respalda el accionar del sindicato. Además, prometió que hoy (por lunes) abrirá las puertas del sindicato para que la provincia compruebe los destrozos que se hicieron en las instalaciones.

“Esta violación la llevaremos hasta las últimas consecuencias. Vamos a hacer las denuncias en la OIT y en las organizaciones de derechos humanos porque este tipo de hecho sólo se vio en la dictadura”, sentenció. 

 

Las actuaciones surgieron a partir de una denuncia de el por entonces titular de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), Juan Carlos Navarro. En 2018, el dirigente de la sanidad hizo dos denuncias, una penal en la Justicia y otra administrativa en Fiscalía de Estado, por afiliaciones compulsivas por parte de ATE. Navarro aseguraba que su gremio se quedaba sin representación en la mesa porque ATE tenía una gran cantidad de afiliados y que la mayoría eran truchos. Es decir, personas que eran afiliadas compulsivamente o de otros gremios. A partir de esta denuncia, la fiscal Gabriela Chaves inició una investigación que terminó con la imputación de Macho por estafa. Por ahora, la fiscalía ha recibido alrededor de 100 denuncias de personas que figuran como afiliadas a ATE y se les hace les hacen los descuentos correspondientes en el bono de sueldo pero que nunca se afiliaron. Los supuestos damnificados llevaron como pruebas los bonos de sueldo.  

 

Para corroborar que están realmente afiliados, Chaves le pidió a Macho las fichas firmadas. En diciembre de 2018 hicieron un allanamiento pero no encontraron los papeles firmados, entonces la fiscal procedió a imputar al secretario gremial.  

Además, hace unas semanas Chaves lo imputó por estafa triangular. “Él engaña al Estado haciéndole creer que esas personas están afiliadas a su asociación gremial y es mentira. El perjuicio lo sufre el particular, el empleado que no consintió esa afiliación y que además la afiliación es un derecho personal que surge de la Constitución Nacional”, dijo la fiscal en radio Nihuil.  

Aunque, hay un centenar de casos acreditados, la fiscal sospecha que en total son mil personas las damnificadas. “Durante el período que nosotros investigamos (septiembre y octubre, octubre y noviembre de 2017) él (por Macho) denunció mil altas, mil afiliaciones de un mes a otro, lo que es medio llamativo. Esas 1.100 ya sabemos que son truchas”, agregó. Además, no descartó ampliar la amputación a más responsables.

 

“Hay una  persecución contra la  organización”

Roberto Macho estaba en Buenos Aires la semana pasada buscando la información para justificar las afiliaciones porque toda la información de ATE Mendoza -y las fichas de afiliación- están en la capital del país porque se trata de un sindicato nacional con registros nacionales.  

Según el sindicalista, Chaves le pidió que presentara la documentación mañana. “Sabiendo que estaba en Buenos Aires decidió allanar el sindicato sin ninguna orden. Lo destrozó literalmente al mejor estilo de la épocas de la dictadura”, dijo Macho.

El secretario gremial dijo que reunió las pruebas y que hoy hará las denuncias en la OIT y las organizaciones de derechos humanos.  

 

“Chaves es el brazo ejecutor del Gobierno Provincial. Hay una persecución contra la organización sindical, todas las semanas me denuncian”, dijo.

“Todo el proceso del allanamiento es nulo. No tenía orden de allanamiento, no dejó entrar a los abogados de ATE, hizo tapar las cámaras de seguridad y ejerció una violencia aberrante hacia los compañeros a los que requisaron”, agregó.

Además, Macho indicó que el tiene los papeles para desestimar los supuestos 100 afiliados falsos. “Una afiliación es trucha cuando uno toma una ficha, la llena y la firma y el compañero ni sabe. Eso nunca pasó. Los trabajadores que han ido a declarar, hemos constatado que pasaron a planta en las fechas y que están adheridos por ley y tiene un acuerdo paritario homologado por el Gobernador y ratificado por la Legislatura”, explicó.

Para mostrar las pruebas y las instalaciones del sindicato después del allanamiento, Macho llamará a una conferencia de prensa hoy a las 9.30 en Belgrano al 1.300.