Arquitectura Viernes, 25 de mayo de 2018

Alexa: un asistente personal muy versátil

Alexa es un asistente personal controlable por voz que permite hacer muchísimas cosas, entre ellas controlar tu sistema domótico.

Por Arq. Carlos A. Grisolía Director de CETArq - Colaboración Arq. Gabriela Frare (www.cetarq.com.ar)

Pero, ¿qué es Alexa y para qué sirve?. Se trata de un equipo diseñado con forma de tubo, en color negro, donde los detalles se han cuidado mucho. Es enchufable y no permite el uso de pilas. Tiene un tamaño que permite colocarlo en casi cualquier sitio de la casa sin llamar especialmente la atención. En la parte superior tiene únicamente dos botones: uno para silenciar los micrófonos y otro para activarlos.

En la parte superior, todo el perímetro del tubo está formado por un anillo con luces LED que permite informar sobre su estado (rojo para mostrar pérdida de conexión a Internet, blanco progresivo para indicar el grado de volumen, azul/verde para mostrar que está escuchando o hablando). Además dispone de un control remoto sólido y con las funciones principales.

Instalación

Alexa es intrínsecamente dependiente de una cuenta de Amazon.com. Debe conocer tu información, que luego utilizará para asistirte como la localidad, tipo de música que te gusta, etc. La instalación es muy sencilla y se realiza a través de tu red WiFi mediante un celular. Como entiende cualquier voz, no hay que educarla y se puede empezar diciendo, “Alexa, conéctate al celular”. La conexión se realiza a través de Bluetooth, lo que permite luego acceder desde una aplicación gratuita a Alexa.

¿Para qué sirve?

La mejor forma de entender la utilidad de este equipo es describiendo qué es capaz de hacer con ejemplos cotidianos con los que uno puede identificar su día a día: desde pedir un taxi a comprar en línea al supermercado o pagar facturas de servicios. También se puede activar para que ponga música desde la web o sintonice una radio o un canal de televisión.

Y para quienes les gusta que les lean los libros, Alexa te permitirá acceder a aquellos “audiobook” que dispongas en tu cuenta.

Una secretaria ejecutiva

En forma similar a otros asistentes por voz que nos ayudan en nuestros dispositivos móviles, Alexa está siempre atenta a informarte de aquello que le interesa. Un simple “Alexa, noticias de prensa” bastará para estar al día a través de un resumen de los titulares de los principales diarios o revistas. “Alexa, cómo está el tráfico hoy?”, te dirá qué tiempo te va a llevar llegar (considerando las condiciones del tráfico) desde su casa a ese sitio que previamente haya programado.

Acciones como leer emails, resumir el orden del día basado en calendarios Google (y otros), informar sobre la cotización del dólar o conocer el clima que va a hacer, se convierten en una forma cotidiana de interaccionar con Alexa.

La forma por la que va ampliando su capacidad es mediante aplicaciones que se activan a través de la aplicación de tu celular. Todas las semanas se incorporan nuevas funcionalidades, que van desde juegos a una aplicación para iniciar conversaciones para aquellos que no saben de qué discutir.

Alexa tiene su propio sistema para controlar dispositivos domóticos, pero por el momento este control directo está limitado a dispositivos de algunas marcas. En particular, para aquellos que disponen de lámparas LEDs, el control es absoluto. Se puede pedir a Alexa que cambie las escenas de luz, que cambie el brillo, etc. Pero, además, permite enlazar a Alexa con las luces.

¿En qué podría mejorar?

Teniendo en cuenta que es la primera versión de Alexa, hay algunos aspectos que podrían mejorarse. Asumiendo que este dispositivo tendrá el éxito merecido, esperamos que pronto pueda hablar y entender otros idiomas y pueda ser disfrutada fuera de los EEUU. Actualmente es necesario disponer de una cuenta en Amazon.com y por ello, la localidad y algunas funciones que dependen de ésta tienen que ser americanas.

Otro punto a mejorar es la ausencia de una salida audio (jack o similar) para poder expandir sus altavoces. Este aspecto ha sido implementado en su hermano pequeño que saldrá pronto a la venta (“Echo dot”). Este equipo que carece de altavoces permitirá llevar a Alexa a otras habitaciones para la recepción de órdenes. Para la emisión de sonido “Echo dot” dispone de una salida de audio jack. Otra mejora que se debería implementar es la conectividad con otros equipos más allá del Bluetooth.

Claramente las ventajas ganan a los inconvenientes y como se mencionó previamente, Alexa va a acercar a mucha gente al mundo de la domótica.