Espectáculos Domingo, 19 de agosto de 2018 | Edición impresa

Alejandro Lerner, el maestro de las melodías

El compositor, músico y cantante llega a Mendoza con su exitosa gira “Todo a pulmón 35 años”. La historia de un tema memorable del artista.

Por Lorena Misetich - Especial para Estilo

1983 no fue un año más para Alejandro Lerner. Mientras el país entero vivía la alegría del retorno de la democracia, el músico sorprendía con la edición de su segundo disco “Todo a pulmón”. 

Familiarizado con la escena rockera; ya había tocado con Oscar Moro y Alfredo Toth (Los Gatos), Gustavo Santaolalla, Pappo, Piero y hasta casi integra las filas de Los Abuelos de la Nada. En los ochenta, Lerner decidió hacer su propio camino como compositor y pianista, correrse de la etiqueta del rock y mostrar su propia voz.

Así fue que la canción “Todo a pulmón”, del disco que lleva el mismo nombre, se convirtió en un himno muy personal que lo acompaña hasta el presente y que este año decidió revitalizar en un espectáculo aniversario con el que vuelve a Mendoza el próximo sábado 25 de agosto en el Arena Maipú.

 

Pero Lerner no es un artista que disfrute de las viejas glorias, sino que siempre está vigente. Y el éxito indiscutido de su último espectáculo lo dice todo. Agotó entradas en el teatro Gran Rex, sumó funciones en Buenos Aires y San Juan, entre otras noticias. 

“Están pasando las dos cosas. Celebro 35 años de una canción, con el último disco recibí un premio Gardel, un Martín Fierro con una canción nueva, y una nominación a los Grammy. Eso me da una palmada, un empujón al alma para seguir adelante”, sostiene el compositor y músico en una charla con Estilo antes de su vuelta a la provincia.

Una canción con equipaje

Hace tiempo que Alejandro Lerner reparte su vida entre Buenos Aires y Estados Unidos. Reconocido mundialmente, tocó con Armando Manzanero, Carlos Santana y por estos días todos recuerdan que él fue el autor del tema “Dame”, uno de los éxitos pop de Luis Miguel. 

Pero volviendo a “Todo a pulmón”, la canción que se transformó en un himno de su carrera, nació desde las entrañas de un joven músico, asmático, que comenzaba un camino histórico en la música y que, a veces, se le hacía cuesta arriba.

 

Hoy esa canción cobró otro significado. Incluso como parte del homenaje grabó una nueva versión junto a otros músicos, como León Gieco, Soledad, Abel Pintos, Rolando Sartorio, Alex, Sandra Mianovich y Lali Espósito.

-¿Esperabas este éxito en esta gira?

-Soy una persona que recibo mucho cariño en todos estos años de carrera y siempre fui reconocido. Lo que pasa es que en este momento creo que la canción “Todo a pulmón” obtiene un significado muy oportuno y evidente. Que tantos artistas de generaciones diferentes estén en la canción poniendo su talento, y la emoción que genera verlos todos juntos, es fuerte.

 

Y creo que la gente quiere eso, un espíritu de unión más allá de las diferencias. Que empujemos más allá de las diferencias. Y “Todo a pulmón” es una síntesis sin quererlo. Es con el fin de honrar una canción que es una cédula de identidad para mí y mi carrera.

Estoy muy feliz y sobre todo porque cuando a mí me va bien, hay trabajo para mucha gente. 

-¿Es una de las canciones más autorreferenciales que escribiste?

-No. Incluso ese mismo disco empieza con una canción que se llama “Para quererme bien”. Una canción que va a estar en este concierto, como otras que no cantaba hace mucho, tales “La isla de la buena memoria”, “Estoy esperando un cuento”.

En mi último disco el tema “Hope” está dedicado a la partida de mi madre. Por lo general, cuando necesito documentar algo que me pasa lo hago a través de una canción. 

 

Hay muchas canciones que surgieron cuando no había empezado mi carrera y me di cuenta de que elegí una vocación que me permitía expresarme, descargar, documentar, compartir cosas muy personales pero en forma pública. 

-Después de 35 años de esta canción. En tu carrera, ¿sigue siendo todo a pulmón?

-Sigue siendo todo a pulmón porque no doy las cosas por sentado. No paro de estudiar, de esforzarme, de sentir que cada disco tiene que ser mejor, con mejor sonido. En este show inclusive van a ver la incorporación de mucha tecnología en el escenario. Y eso es el espíritu de lo que significa todo a pulmón, porque no es solo el esfuerzo ante los obstáculos que siempre aparecen. No importa en qué lugar estés parado, porque eso fluctúa.

Siempre es muy subjetivo y muy cambiante. 

-Si hacés una retrospectiva de estos 35 años, ¿viviste algún momento para el olvido?

-Todo lo que me ha sucedido forma parte de lo que soy. Y todavía me miro al espejo con cariño. Por supuesto que todos los seres humanos tenemos primaveras, otoños, inviernos y veranos.

Y a lo largo de la vida uno le empieza a encontrar significado al vocabulario. Sabés lo que es la amistad, el amor, la soledad, la pérdida, el agradecimiento. No puedo quitar nada de lo que viví, porque es parte de lo que soy ahora. Y me siento un tipo sano, soy padre de familia, tengo una pareja extraordinaria, la paternidad la vivo con total agradecimiento. Mi trabajo lo vivo con agradecimiento y respeto.

Yo sé lo que cuesta pagar una entrada y venir a ver a un artista.

 

-¿Cómo influyó la paternidad y la familia en tu carrera?

-Es que desde que tengo una familia cuando me voy de gira, tengo a dónde volver. Y es para quien hago todo lo que hago. Ya no es solo para mí y se renueva mi esfuerzo, mi voluntad, mi amor. Tengo a dónde volver y con quién compartir, más allá de mi familia. Pero es todo, mis compañeros, mis amigos, mi público, que es más que eso: son mis compatriotas. Porque compartimos una historia, un destino. Compartimos los mismos problemas. 

-De hecho sos uno de los músicos más queridos del ambiente y la última versión de “Todo a pulmón” es un claro reflejo... 

-Gracias a Dios sí. Y puedo tener amigos diversos y eclécticos, sin tener ningún prejuicio, sino solo lo que te da el corazón. Tengo amigos de todas las edades, de todos los países. Y tengo también a quién agradecer. Por eso la respuesta que tuvo la canción. Porque creo que el país entero está pidiendo que hagamos las cosas a pulmón y en unión. Con armonía, con amor y con respeto. 

-¿Sos consciente de que tus canciones acompañan a muchísimas personas en momentos particulares de sus vidas?

-El mayor regalo que puede tener un artista es que las canciones se las lleve la gente y que vuelvan con sus historias. Que la gente un día me cruce en un teatro o en la calle y me diga tu canción me acompañó en un momento triste o un momento de amor. Yo me casé con una canción tuya, o mis hijos cantan tus canciones. No hay premio mayor para un autor que eso.

 

-Ganaste un nuevo Martín Fierro por el tema “Los sueños del ayer”. ¿Tuviste algún prejuicio con escribir una canción para televisión?

-No tengo prejuicios, sobre todo con el trabajo. Yo soy compositor, soy un creador de canciones. Y si viene alguien y te pide una canción es mi trabajo, no puedo tener prejuicio con eso. Es un privilegio que te pidan una canción y siempre vas a tener la posibilidad de decir algo, que sale de tus sentimientos; y no escaparte de eso. A mí me encanta mi trabajo, amo a la gente que respeta el trabajo.

-Dijiste que los argentinos tenemos que hacer todo a pulmón, ¿cuál es tu impresión del presente de nuestro país?

-Tenemos que poder mirar ampliamente las realidades de nuestro país. Y no en nuestras debilidades morales, que representan muy poco de nuestro ser argentino. En otra época el ser argentino con el trabajo, con la generosidad, con hacer una gauchada.

 

Entonces creo que tiene que haber una opción, que desde las escuelas podamos fortalecer a nuestros hijos el espíritu del esfuerzo y el trabajo. Que no crean que la idiosincrasia argentina sea la de los cagadores y los cabrones. No es eso lo que somos. Nuestra identidad es mucho más grande que eso.

Es una parte de nuestro espejo que nos estamos forzando a mirar de frente, que es algo que somos y que no queremos permitir serlo nunca más. Entre el pueblo, el gobierno y la justicia que nos toque tenemos que volver a construir un espíritu de trabajo y de sensibilidad y de justicia. Lo que está mal hay que castigarlo y lo que está bien hay que premiarlo.

La ficha

Alejandro Lerner - gira “todo a pulmón 35 aniversario”

Día y hora: sábado 25 de agosto, a las 22.

Lugar: Stadium Arena Maipú (Maza y Emilio Civit, Maipú). 

Entradas: $ 1.100 (vip), $ 900 (plata), $ 700 (platea central) y $ 500 (platea sin número). En boletería del Arena Maipú, Tarjeta Nevada (Las Heras 419, Ciudad) y www.tuentrada.com.ar