Política Viernes, 13 de julio de 2018 | Edición impresa

Afirman que las obras que ya comenzaron están “a salvo”

El ministro de Hacienda adelantó que el ajuste “se va a sentir” en Mendoza, y que influirá en las obras que aún no están pactadas.

Por Juan Manuel Torrez - jtorrez@losandes.com.ar

El gobierno de Alfredo Cornejo vaticinó un 2019 complicado en materia económica, producto de un gran ajuste que deberá realizar la Nación y que impactará de lleno en las arcas provinciales. Mendoza no está exenta de esta situación, y aunque aseguran que las cuentas “están ordenadas”, seguramente se sentirá la merma de recursos.

En total son 300.000 millones de pesos los que deberá ahorrar la gestión del presidente Mauricio Macri para poder alcanzar el objetivo de un déficit fiscal del 1,3 por ciento. Desde el Ejecutivo provincial aseguran que se trata de un número “importante”, por lo que el ajuste será “mucho más acelerado” del que se tenía previsto.

Lisandro Nieri, ministro de Hacienda, no intentó ocultar la tormenta que se avecina, y aseguró ayer en conferencia de prensa en Casa de Gobierno que se tocarán “prácticamente todas las partidas” de recursos, por lo que se prevén discusiones también en el ámbito local en el debate del Presupuesto 2019.

“Este ajuste provocará que se reconsideren muchos gastos y obras del año que viene”, comentó, y especificó que las que ya comenzaron “están a salvo”, por lo que el foco está puesto en una merma en las nuevas iniciativas proyectadas.

En este sentido, comentó que no estarán afectadas en el recorte la mejora de la ruta 7 en Alta Montaña (con créditos del BID), la ruta 82, la doble vía a San Juan, la reforma de la Costanera y la Variante Palmira (con Participación Público Privada).

En tanto, expresó que entienden que Portezuelo del Viento  “es una obra prioritaria” y que hoy “está asegurado su comienzo”. No obstante, aún no se ha llamado a licitación (se espera que el mismo sea a fin de año).

“Portezuelo es una obra que hace al desarrollo económico, con 210 megas que van al sistema energético nacional. Es un derecho que tiene la provincia por un juicio ganado (por la Promoción Industrial) y entendemos que es una obra prioritaria”, aclaró Nieri, y agregó que “daría beneficios hasta en el periodo de construcción, por la mano de obra que trabajaría. Hoy por hoy está asegurada y seguiremos trabajando para que se licite”.

El Ministro, que participó de una reunión con su par nacional, Nicolás Dujovne; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; y otros funcionarios de las provincias gobernadas por Cambiemos (Buenos Aires, Capital Federal, Jujuy y Corrientes); comentó que la Nación planteará el Presupuesto con un tipo de cambio flotante, fijado por la oferta y la demanda; una tasa de inflación prevista del 17 por ciento; y un crecimiento del 2 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI).

Tras escuchar estos objetivos de la Nación, Nieri acotó que se pidió, al margen de mejorar los números fiscales, “no perder de vista la economía y lo productivo. Es importantísimo que haya desarrollo en el país”, sostuvo.

Panorama local

“Claramente nos preocupa la situación actual y el número que deberemos ahorrar en el país. Si decimos ‘quédense tranquilos’, estaríamos mintiendo, porque sin dudas lograr las metas impuestas se sentirá en las provincias; pero queremos brindar tranquilidad a los mendocinos de que tenemos mejor los números de la provincia”, destacó.

El funcionario de Cornejo reforzó la idea de que la provincia está bien parada para hacer frente a este proceso de ajuste, al sostener que se logrará este año un “pequeño superávit corriente”, en función de todo el ahorro en gastos “improductivos” que se realizó en el comienzo de la gestión, y que ahora intenta replicar Macri en el país.

Sin embargo, frente a la gran devaluación que sufrió el país, Nieri relativizó los problemas que implican tener un dólar alto, respecto a los compromisos de pagos en dólares que tiene Mendoza como el bono de 500 millones de dólares que gestionó Cornejo y del cual este año se pagarán 40 millones de dólares solamente de intereses.

“Si bien hay compromisos de deudas, también la economía se beneficia con las regalías, que están en dólares por los valores del crudo; y por el turismo, ya que convendrá más a los extranjeros”, acotó.

En tanto, destacó que, previendo un dólar volátil, se cancelaron de manera anticipada algunos compromisos en dólares de la provincia, como la deuda con el Credit Suisse, “para tener la menor incidencia posible en éste ámbito”.

El Presupuesto de Mendoza, en stand by

Nieri también se refirió a la discusión del Presupuesto 2019, que deberá ser, como todos los años, discutido en la Legislatura.

El funcionario comentó que planean recién que a mediados de septiembre se presente a nivel nacional la llamada ley de leyes, y que recién ahí comenzará la discusión en Mendoza, debido a que ésta está atada a los lineamientos nacionales.

“Éstas son las primeras reuniones del Presupuesto, y se corresponden a un pedido de los gobernadores de Cambiemos de tener en sus manos cómo se va delineando la propuesta para llegar a este 1,3 por ciento, pero faltan al menos dos meses para la presentación” del proyecto en el Congreso. De esta manera, se estima que en esa fecha comiencen los trabajos de las leyes económicas en Mendoza.

Preocupación del sector empresario

Los anuncios a nivel nacional y local sobre el escenario recesivo que se prevé para el año 2019 sembró inquietudes en los empresarios de las economías regionales y del comercio de la provincia, quienes indicaron que ya vienen sufriendo problemas de negocios poco rentables y caída en las ventas.

Alberto Carletti, presidente de la Federación Económica Mendoza (FEM) y de ProMendoza, se mostró preocupado sobre el contexto sombrío que se espera para los próximos meses, y más teniendo en cuenta una posible baja en el nivel de obras públicas.

“En definitiva es la obra pública la que dinamiza la economía, más teniendo en cuenta los problemas que están atravesando las actividades económicas como el comercio y la agroindustria”, sostuvo el empresario de Tunuyán.

Si bien vio con buenos ojos que se trabaje a nivel nacional para reducir el gasto político, “es necesario encontrar un equilibrio en la reducción del déficit y que el costo del Estado tenga el menor impacto posible”.

De esta manera, consideró “muy difícil” que el empresario pueda proyectar y programar su trabajo “con este contexto macroeconómico volátil”, y además se refirió sobre los problemas que afectan con las altas tasas de interés, en el cual dijo que “con un 40% de interés es imposible que cualquier actividad sea sustentable”.

Finalmente, aseguró que si bien un dólar alto puede favorecer al mercado agroexportador, “es necesario fortalecer el mercado interno, que están pasando por una retracción en las ventas. El desafío es que el país ponga a funcionar su aparato productivo”, finalizó.