Economía Martes, 16 de abril de 2019 | Edición impresa

Acuerdo de precios: Cornejo pide a la Nación firmeza con las empresas

El Gobernador señaló que se debe insistir en la firma de un tratado para que no sigan aumentando los valores de alrededor de 60 productos.

Por Bárbara Del Pópolo - bdelpopolo@losandes.com.ar

Los cruces entre el gobernador Afredo Cornejo y el Ejecutivo Nacional no cesan. Tras afirmar el fin de semana pasado que “la pura política monetaria y fiscal de controlar la inflación ha fracasado absolutamente”, y pese a que el ministro de la producción, Dante Sica, le salió al cruce, el mandatario provincial insistió en la necesidad de que el Gobierno Nacional “presione a las empresas” para lograr que el aumento de los precios cese, al menos mientras se toman las medidas necesarias para estabilizar la economía nacional.

Si bien Cornejo celebró las restricciones en el gasto que encara la Nación, así como el aumento cero de la base monetaria, insistió en que ambos instrumentos no han sido suficientes y destacó que en la actualidad, en mayor medida, son los asalariados del sector privado los que están cargando con el peso de la crisis económica. Es que entre diciembre de 2017 e igual mes de 2018 el salario privado registrado perdió 15 puntos contra la inflación, mientras que la mayoría de los empleados públicos de la provincia tuvieron recomposiciones por “cláusula gatillo”.  

En este contexto, el gobernador consideró necesario, y así se lo hizo saber al presidente Mauricio Macri y a todo su equipo, que se necesita “agregar un acuerdo de precios con los formadores de precios”.  

 

La propuesta

Aunque Cornejo admitió que no se puede detener el ritmo de crecimiento en los precios de todos los productos, estimó que el Gobierno Nacional tiene las herramientas para “presionar a las empresas” y acordar precios en entre 60 y 80 productos básicos. Asimismo, señaló que es necesario obtener el compromiso de los supermercados, responsables del 65% de la circulación de productos en la provincia.

El acuerdo propuesto por Cornejo incluiría principalmente a los productos lácteos, especialmente la leche, las carnes, harinas e insumos para la fabricación del pan y productos de limpieza.  

“El Gobierno Nacional tiene las herramientas. Es un proceso que lleva su tiempo, no es mágico, sino lo hubieran hecho los gobiernos anteriores, pero ellos tienen las herramientas, como lo hizo Mendoza siempre que pudo, como con Edemsa y las compañías eléctricas a las que se les concedieron los aumentos, pero se les exigió que paguen sus multas”, señaló el mandatario mendocino. “El Estado tiene 
en sus manos el control de las empresas y la posibilidad de acordar con los líderes sindicales”, insistió. 

 

Cruces con la Nación  

Las críticas por el “fracaso” del plan monetario como única medida para desacelerar el ritmo de la inflación motivaron una respuesta del ministro de la Producción de la Nación, Dante Sica, quien aseguró que el programa nacional no es solo monetarista, sino que incluye un equilibrio primario que les permitirá “seguir bajando impuestos sin perder  la calidad de las prestaciones del sector público” y aseguró que continuarán avanzando por ese camino para “mejorar la competitividad y tener una economía estable y sana” en el futuro.  

“Con respecto a las afirmaciones de Cornejo, claramente nosotros no tenemos un programa monetarista. Nuestro programa tiene un andarivel que tiene que ver con la consistencia macro. Esto es ser consistentes, en el corto y en el mediano plazo, con las decisiones en materia fiscales y monetarias. Ser consistente es ir al equilibrio primario, tratar de seguir avanzando en mejorar la efectividad y la eficacia que tiene el sector público”, replicó Dante Sica.  

 

Aún así, Cornejo insistió en su postura y declaró que si el principal banco del país tiene ganancias por U$S 3.000 millones y una de las principales productoras de alimento tiene pérdidas por U$S 1.000 millones. “Ese país (por Argentina bajo el actual modelo económico) no es viable”, afirmó. 

Pero las críticas del gobernador mendocino no fueron dirigidas exclusivamente a los miembros del Ejecutivo Nacional, sino que le pidió a todos los argentinos que le “demanden” a la oposición que “expliquen cómo”. Es decir que, lejos de las declaraciones demagógicas, colaboren a la hora de alcanzar acuerdos para beneficiar a todos los argentinos.

 

“Las democracias que han crecido lo han hecho por buenos acuerdos entre el oficialismo y la oposición, y acá, tanto a nivel provincial como nacional, el Justicialismo no ha parado de poner palos en la rueda”, reclamo Cornejo.

Para el líder del radicalismo, si el principal partido opositor coincide en que hay que alcanzar un equilibrio fiscal y al mismo tiempo pide que se aumenten los salarios, debe explicar de dónde se pueden sacar los fondos para hacerlo. “Que digan si lo harían aumentando impuestos o sacando gastos de dónde. Necesitamos menos demagogia y más concreciones”, cerró Cornejo.