Policiales Miércoles, 12 de septiembre de 2018

Aberrante: condenaron a 3 hombres por violar en grupo a 7 niños en Las Heras

Ocurrió en una rotisería en 2016. Disfrazaron a los chicos y los abusaron. Participaron del hecho 7 sujetos pero sólo atraparon a 3.

Por Redacción LA

“Es el peor caso de abuso sexual que he tenido noticias: 7 mayores organizaron una orgía con 7 chicos de 9 a 2 años y la filmaron”, comentó un funcionario judicial, sobre un gravísimo caso ocurrido en Las Heras en 2016 y que terminó ahora con la condena de tres delincuentes.

Los abusos se produjeron en octubre de 2016, en una casa de la calle Lisandro Moyano de Las Heras donde funcionaba un rotisería.

La víctima mayor -una nena de 9 años- le contó a su madre que los depredadores sexuales los desnudaron, los hicieron disfrazar de mujeres, les pintaron los labios y los abusaron.

El miércoles el juez penal Gonzalo Guiñazú condenó a 3 de los 7 individuos, por abuso sexual agravado.

Duras condenas

Daniel Oscar Riveros fue condenado a 16 años de prisión por abuso sexual gravemente ultrajante y por haber sido guarda de algunos menores.

Rodolfo Pérez y Juan Sebastián Centeno fueron condenados por abuso sexual gravemente ultrajante a 16 y 9 años, respectivamente.

El caso fue denunciado por la madre de cuatro niños involucrados en el caso. La mujer había estado cuidando a un familiar durante 20 días en un hospital y  dejó a los niños al cuidado, en algunos momentos,  de Rivero que era compañero de trabajo.

Con el pretexto de llevar a pasear a los tres hermanitos de 9, 7, 4 y 2 años, Rivero los llevó a la rotisería de la calle Lisandro Moyano, los hizo ingresar por el garaje, donde se había organizado una verdadera orgía que incluyó alcohol y drogas.

Los niños fueron disfrazados de mujer, les pintaron los labios y los intoxicaron además de practicaron distintos  abusos sexuales.        

Los pequeños contaron que, mientras esto ocurría, una adolescente de 14 años -hermana de Centeno y novia de Riveros- los filmaba.

Los investigadores sólo pudieron dar con sólo 3 de los 7 participantes de los abusos, es decir los ahora condenado. Los restantes delincuentes no pudieron ser identificados ya que los niños no los conocían. Tampoco se pudo saber quiénes fueron los restantes menores abusados.

El caso fue denunciado por la madre de los menores que encontró a su hija mayor, una noche, llorando en el baño. La nena le contó la aberrante jornada vivida en la casa donde funcionaba la rotisería.