Opinión Martes, 13 de marzo de 2018 | Edición impresa

2018: año de la educación en Mendoza - Por Mariana Caroglio

Por Redacción LA

El acto oficial de inicio de la actividad escolar de la provincia contó con la presencia del gobernador Alfredo Cornejo, quien realizó un detallado análisis de la realidad educativa de Mendoza.

Entre los temas principales de su discurso, Cornejo hizo hincapié en todos los logros alcanzados en la materia durante estos dos años de gestión, como por ejemplo la notable disminución de los índices de ausentismo escolar y que el hecho educativo se lleve adelante en forma regular y sin sobresaltos. 

También destacó la importancia del pago de una deuda histórica de la zona que había con los docentes, la cual se pudo saldar gracias al esfuerzo realizado durante estos dos años, organizando y priorizando los gastos sustantivos de la administración para así poder hacer frente a la misma y beneficiar a 16.000 docentes de la provincia. 

Por otro lado, resaltó el valor de la familia en la educación de los niños, niñas y adolescentes, siendo este un ámbito vital para el desarrollo pleno del alumno. 

Y por último, remarcó el esfuerzo del docente y su gran papel en la formación de nuevos ciudadanos, al mismo tiempo que subrayó la responsabilidad indelegable que le cabe al Estado en la misma.

Así mismo, es necesario destacar la importancia que tiene la educación de calidad para este Gobierno y la enorme dedicación que se pone en esta área para ordenar un sistema educativo que durante años solo creció en horas y cargos. 

Y que en muchos casos se utilizó como bolsa de trabajo sin la pertinente evaluación del impacto educativo que causaba esta situación, viéndose agravada la misma por el uso de fondos públicos que se malgastaron en cargos y programas educativos que no produjeron cambios de calidad en el sistema.

A pesar de esta maratónica tarea a la que se ha tenido que enfrentar el Gobierno provincial, podemos ver que en los dos años de gestión viene realizando un cambio sustancial en su estructura educativa, con el firme objetivo de mejorar la calidad de enseñanza y aprendizaje de los alumnos, asumiendo que a pesar de haber obtenido distintos logros es necesario profundizar el trabajo realizado y buscar aún mejores resultados para el crecimiento pedagógico de los estudiantes. 

De esta forma  haciendo un valiente reconocimiento de lo que aún nos falta, Alfredo Cornejo redobla los esfuerzos y pone énfasis en la urgencia de recuperar la calidad educativa, no solo en los niveles inicial, primario y secundario sino que hace proyección sobre los Institutos de Superior y, en especial, los de Formación docente en la provincia.

La visión que plantea el Gobernador es precisa, concisa y acertada al momento social y educativo presente. Por esto, debemos mejorar el rendimiento académico de nuestra totalidad del alumnado provincial y para ello la meta es mejorar en las asignaturas básicas: Lengua, Matemáticas y Ciencias. Sabemos que es una tarea que va a llevar tiempo y mucha dedicación por parte del Estado y los docentes, pero no podemos seguir perdiendo tiempo. Los cambios sociales y tecnológicos nos obligan a impartir un nivel de educación superior para todos nuestros alumnos, asegurándonos desde ya que esta formación sea igualitaria y equitativa en todas las escuelas e instituciones públicas y privadas de Mendoza.

Los niños, niñas y adolescentes de nuestra provincia necesitan esa oportunidad para ser ciudadanos con igualdad de posibilidades en el futuro y es por eso también que el Gobernador y el director General de Escuelas, Jaime Correas, han convocado a los cuadros de supervisión y directivos a que los acompañen en esta cruzada.

Finalizó con el deseo de que de aquí en adelante prime la docencia y entendamos que la educación no debe llevar colores políticos, que hay que priorizar el bien general sobre el particular, que es un gran momento para trabajar mancomunadamente y volver a poner a la educación mendocina en un mejor lugar.