Arquitectura Jueves, 2 de agosto de 2018

10 países - 10 diseñadores: desde Colombia, Fernando García

Desde su Bogotá natal, el interiorista inició a los 27 años su propio local de muebles.

Por Esp. Arq. Nidia Álvarez, prof. titular FAUD UM

Fernando García trabajó en las mejores compañías de muebles y diseño de interiores de Colombia. Desde este entonces, su sensibilidad lo ha llevado a ser bautizado como “el decorador de los famosos”, pues muchos de ellos lo buscan para asesorarse y recibir ayuda en sus proyectos y espacios. Entre ellos figuran cantantes como Marc Anthony y Juan Gabriel, que lo prefieren para que les diseñe sus camarines en sus giras de conciertos en Colombia, principalmente.

Los locales que ha ido abriendo están llenos de piezas únicas, que reflejan las tendencias actuales. Además, es un defensor de la mano de obra y de la madera colombiana; por eso sólo usa materiales nacionales, dando oportunidad a ebanistas y carpinteros de trabajar en sus talleres.

García estudió publicidad y comunicación visual, las cuales aplica en cada uno de sus proyectos, nutriéndose en las ferias de diseño del mundo. En 1991 abrió las puertas de Fernando García Atelier de Estilo. Desde ese entonces se ha posicionado en el mercado colombiano y americano como una de las firmas más importantes de diseño interior.

El concepto de “Atelier” nace del diseño y la creación de cada pieza hecha delicadamente a mano, que luego hará parte de un espacio completamente personalizado, todo esto con la estampa “Orgullosamente Colombiano”.

Los productos de este diseñador representan la filosofía de la calidad como único camino hacia la excelencia. El arte del buen gusto se encuentra con la dedicación del artesano, cuya profunda capacidad para encontrar y valorar desde el conocimiento la verdadera calidad lo ha formado en el creador de un concepto reservado para pocos

Para el diseñador el color es un elemento decorativo poderoso en cualquier espacio.  Y nos da una idea de su concepto y como y donde aplicarlo:

-Blanco. Da la sensación de paz y bienestar, incita a conversar tranquilamente y disipa la sensación de soledad. Se puede utilizar y combinar con todos los colores. Válido en sábanas, toallas, cerámicas de baños y muebles de cocina; en clima caliente se pueden usar en pisos como grandes formatos de porcelanato, cerámica y piedra.

-Negro. Es el color de la protección, del buen gusto. Aunque la gente le tiene miedo, para García es de los más agradables porque usado con moderación es cálido. Todo se destaca cerca de este tono, da apariencia de sofisticación, es amigable y reconfortante.

-Beige. Brinda paz y bienestar; además es un color que viene de la tierra, del grupo de los neutros, relacionado con la arena, el hueso, el coral y la perla. Se puede combinar con todos los tonos, es sofisticado, se ve bien, es encubierto y contrasta con el negro, el café, el marrón y el terracota.

-Café. Es el color más descendiente de la tierra, de los troncos de madera, del café y el carbón. Refleja la nobleza, y combinado con negro y beige, es muy elegante. El café puede estar en un hall de entrada, en toda la carpintería de la casa, en la madera y en el estudio, y en un sofá de colores café o chocolate. Es el color de las estrellas, combinado con el plateado y negro.

-Gris. Neutro, tono de la gente prudente y tímida, está de moda en el mundo y viene de la gama de los plateados, mates o brillantes. El gris-plateado puede estar en muebles, accesorios y en cubiertos, coordinados con pequeños detalles de cristal. En herrería, en pasamanos, en estructuras metálicas; si la idea es dar la sensación de ultramoderno, en grandes columnas forradas en acero en color gris metálico.

POR ESP. ARQ. NIDIA ALVAREZ