Arquitectura Viernes, 26 de octubre de 2018

10 países - 10 diseñadores: desde Chile, Mathias Klotz

Las raíces de su trabajo se enmarcan en la denominada “Arquitectura de la Supermodernidad”.

Por Esp. Arq. Nidia Álvarez

“Así que, lo que creo es que este tipo de arquitectura es como una balanza en equilibrio entre estos elementos: la racionalidad casi -¿cómo se llama?- “Fundamentalista” del Movimiento Moderno, y el extremo opuesto, que es el formalismo absoluto del posmodernismo, y creo que la última está más cerca de los seres humanos” (Mathias Klotz).

Nacido en Viña del Mar en 1965, es uno de los arquitectos chilenos más conocido internacionalmente. Ganó el premio Borromini en el 2001, ha desarrollado obras en Chile, Argentina, Uruguay, China, Líbano, España y la Republica Dominicana. Sus obras han sido publicadas en revistas internacionales, desde el 2003 es decano de la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño Diego Portales en Santiago de Chile.

Su trayectoria comenzó con una casa que realizó para su madre en la playa, en donde el volumen prismático simple elevado y comunicado con el exterior, pareció ser la idea generadora de su desarrollo posterior, amplio y diverso tanto con obras locales como foráneas, muchas de ellas viviendas, en las cuales el hilo conductor es uno, la idea de simpleza, materiales que respondan al concepto de nobleza del espacio, fluencia hacia el exterior enmarcado en un volumen puro.

Desarrolla posteriormente obras de mayor envergadura que tienen que ver con lo industrial en donde le imprime imagen propia a partir de sutiles propuestas de envolvente y de jerarquización de los espacios. Por ejemplo la torre de agua Estanque Membrillar de Rancagua, para la empresa Essbio. Para este proyecto, el cual tiene un alto impacto para la ciudad y la carretera, se utilizó el cortasol accionable Windscreen. Éste consiste en láminas metálicas que se mueven con el viento, otorgándole la metáfora del movimiento lúdico del agua.

Klotz trata de trabajar con la tecnología local en sus obras. Lo mismo ocurre con los materiales, que a veces se perciben como baratos o poco frecuentes en otros países, pero son los materiales del sitio, la mayoría de los que  están disponibles y se utilizan en edificios antiguos.

Tiene una preocupación por el ambiente y especialmente con la endoculturización  y la historia, tanto en su Chile natal ,siendo un territorio muy angosto y extenso, presentando diversos tipos y materiales de las zonas y las características de cada paisaje, que el aprovecha, realizándolo también en otras ciudades y latitudes.

“… Por ejemplo si nos fijamos en estas mis primeras casas – se han publicado debido a que son de madera de abeto, que es la madera más común en el mundo – han sido pintadas de blanco y están en armonía con el paisaje, donde hay varios edificios cercanos blancos, y así sucesivamente. Al mismo tiempo, en el sur del país no son mis casas – el sur del país es mucho más arbolado, y la madera es mucho mejor allí abajo… Pero es una mezcla de supuestos, la tecnología disponible en un área y… la arquitectura predominante de la misma zona.”

Lo importante en su arquitectura es siempre la esencia, las raíces, la casa, la familia es decir los valores personales, y cree más en el arquitecto local, propio, que en el globalizado y exitista.