Vecinos Martes, 2 de diciembre de 2014 | Edición impresa

Una actriz, una docente y un “mago” del fútbol son vecinos distinguidos

El Concejo Deliberante destacó la trayectoria de la artista Rosa Figuero, la querida maestra y escritora Rosa Pereyra y el maestro del balompié Víctor Legrotaglie.

Por Miguel Títiro - mtitiro@losandes.com.ar

Los "chanfles" de Víctor Antonio Legrotaglie, la vocación de enseñar de Rosa Pereyra y la creatividad teatral de Rosa Figuero fueron reconocidos por el Concejo Deliberante de Guaymallén, que los declaró vecinos ilustres en una sesión especial.

El acto se realizó en las instalaciones del cuerpo deliberativo y fue presido por su titular, Ramón Ricardo Lucero.
Los organizadores y asistentes reconocieron que fue una reunión de grandes emociones.

Al emblemático exjugador de Gimnasia y Esgrima se lo distinguió por su trayectoria deportiva de 22 años jugando en Primera y por los méritos acreditados en los campos de juego, desde que empezó siendo un pibe, a los 16 años, hasta su retiro de las canchas, a los 38.

"El Víctor", nacido en Las Heras, reside desde 1972 en el barrio Alimentación. Estuvo alegre y exaltado en la ceremonia, fiel a su estilo de ciudadano pícaro. "Fue una demostración muy linda la del Concejo; en las canchas yo tiraba los centros o los tiros libres y sorprendía, pero en esta ocasión el sorprendido fui yo".

El hombre que militó en varias escuadras mendocinas, pero que fue un emblema del Lobo del Parque, recibió la plaqueta con el gesto travieso que lo caracteriza. En su interior se lo dedicó, como tantas veces hace, a su querido y pequeño hijo varón, Cocó, que murió el 19 de mayo de 1969, y que hoy tendría 50 años.

El hombre de las gambetas cortas y los "túneles" alternó con sus compañeras de premiación, y apenas supo que Rosa Pereyra era de La Rioja, le recordó que también  estuvo en su provincia, contratado por el club Américo Tesorieri.
Rosa, la maestra, le dijo que no era simpatizante de esa escuadra, pero le prometió contarle cómo lo recuerdan por allí al zurdo enganche.

"Los chicos tienen que leer..."

La docente riojana fue la otra persona declarada Vecina Ilustre. Rosa Pereyra (79) nació en Villa Casana, departamento de Rosario Vera Peñaloza (la patrona de los jardines infantes del país), pero muy joven recaló en Mendoza.

"Viví y trabajé siempre en Villa Nueva, especialmente en la escuela N° 1-097 Almafuerte. Allí fui a la primaria y luego trabajé como maestra, vice y directora; solo me faltó ser celadora".

Apasionada de los libros y la poesía, Pereyra escribe desde los 9 años. En su haber tiene más de 500 cuentos y unos 15 cuadernillos de poemas. En 2013 ganó el Premio Vendimia en Poesía, obra que editó Ediciones Culturales.
La semana pasada había participado en la reinauguración de la Biblioteca Municipal Almafuerte, entidad que la tiene como su socia N° 1.

"Los chicos -señaló en la tertulia que siguió a la ceremonia- tienen que leer y no consumir tanta computadora. El libro en papel se puede tocar, trasladar, leer y oler...es diferente". La educadora no disimuló su edad y se autoproclamó como "una especie de historia viviente, porque he visto crecer al departamento. Estoy orgullosa de pertenecer a Guaymallén y espero que entre todos sigamos construyendo un mejor porvenir", dijo.

Mujer de las tablas

La actriz Rosa Figuero, también Vecina Ilustre, egresó de la Escuela Superior de Teatro de la UNCuyo en 1960. Desde entonces, dedicó su vida a la actuación, la docencia y la dramaturgia, siendo referente indiscutida en el ámbito teatral de Mendoza.

"Siento que es un reconocimiento a lo que cada uno de nosotros hizo en su vida, más allá de los premios y los logros", resumió Figuero, quien a principio de este año perdió a su compañero, Juan Carlos Guerrero, también intérprete como ella, y con quien convivió 33 años.

Con él participó en muchos desafíos teatrales, y recordó que uno de los más gratos fue la creación del elenco Escenario, de la mano de la gran Clara Giol Bressan.

Integrante de la compañía estable de la Universidad Nacional de Cuyo, la actriz, de 72 años, recorrió el repertorio nacional e internacional, poniendo en escena memorables obras en veladas muy concurridas.

Vecina de Dorrego, fue premiada en España como dramaturga en España, integró el Canal 7 de Mendoza y sigue produciendo. "Ahora estoy escribiendo una comedia nostálgica, "Las chicas de ayer", "donde se verá un poco de lo que hacían las actrices de antes", según explicó en la sala del Concejo.

A los mentores de su reconocimiento les dijo: "Lo recibo con mucho halago porque ustedes han valorado nuestras trayectorias, el camino que hicimos y el legado que dejamos".

Otras distinciones 

En el mismo acto del Concejo Deliberante, el empresario Daniel Merchet, propietario del clásico café-restaurante "Antiguo Portal" de la calle Libertad, recibió una mención honorífica. Los concejales de Guaymallén se basaron en la gran trayectoria que tiene ese lugar, declarado de Interés Cultural.

En tanto, los futbolistas de Club Alemán que jugaron el Mundial de Futsal Chile 2014, Lucio Moragas y Luciano González, se hicieron acreedores a la Distinción al Mérito Deportivo. Los jóvenes integraron la Selección argentina que obtuvo el título en el país trasandino.