Bicentenario Lunes, 27 de junio de 2016 | Edición impresa

Un mural en la escuela sobre la Independencia

Alumnos de la secundaria del paraje Ojo de Agua están entusiasmados con su obra que recuerda el 9 de Julio.

Por Gisela Manoni - gmanoni@losandes.com.ar

Las tradicionales paredes blancas contrastan con los tonos celestes, amarillos y rojizos que van ganando posición en el salón escolar. "El arte es una de las herramientas que tenemos para construir libertad", coinciden los alumnos de la secundaria 4-256, del paraje rural Ojo de Agua en Tupungato. Por eso, los chicos pensaron que realizar un gran mural era una "excelente" manera de celebrar los 200 años de la Independencia argentina.

Para "no andar con vueltas, convocamos a los que saben para que nos ayudaran", acotó el profe de Lenguaje Audiovisual, Martín Maida.

Él fue el encargado de contactar a los pintores del colectivo mendocino de arte urbano 'Asfáltico', autores de una plural y vasta cantidad de murales que actualmente se pueden disfrutar caminando por las calles del Gran Mendoza o en bares, comercios o edificios públicos de la ciudad. 

"Hemos realizado muchos bocetos para concursos, pero es el primer mural sobre los 200 años del Congreso de Tucumán que pintamos y ¡está buenísimo que sea en una escuela!", comentó Esteban Warro, quien firma sus obras bajo el seudónimo de 'Látigo'. Mientras tanto, a su alrededor los alumnos de primer año protegen con nylons el piso y colocan la escalera para empezar con la tarea. 

Cada pincelada que traza Rojo Pavez, para acentuar los rasgos indígenas de un rostro, es registrada por el ojo agudo de Juan Vilaja, uno de los alumnos de tercer año.

El joven se propuso para capturar las imágenes, con las que luego elaborarán un documental sobre "el hecho artístico", el cual mostrarán a la comunidad escolar en el acto del 9 de julio a modo de inauguración del gran mural.

Filmar, editar, producir cortos son acciones habituales para estos chicos de Tupungato, pues la escuela tiene una modalidad artística, basada en Realización Audiovisual. Incluso, hace un tiempo diseñaron otro mural, relacionado con sus intereses y gustos como adolescentes. 

"Está quedando buenísimo. Sobre todo me gusta que tenga el paisaje del Valle de Uco como marco", analiza Lucía Quiroga (segundo año) dispuesta a dejar su marca en la pared.

Los chicos llevan días debatiendo sobre lo que pasó en Tucumán y ensayando para el acto. Alguien propuso pintar en un lienzo la Casa de Tucumán y cómo negarse, si tienen a los "genios de la pintura" en su escuela para guiarlos. Alexander Vilaja (de primer año) había visto algunas de sus obras urbanas y enseguida recordó la firma de 'Asfáltico'.

"La que más me gusta es la que está cerca de la terminal de ómnibus. Es un jugador festejando un gol, que tiene los ojos convertidos en pelotas y llora sangre", afirma el estudiante. Enseguida, los muralistas explican que lo hicieron para el mundial y que lo que quedó como lágrimas rojas no fue de su autoría, sino "una interesante intervención" de la gente. 

"Nuestro arte es efímero y la duración de nuestras obras es muy relativa. En muchos casos, la gente se apropia de las pinturas, las cuida y defiende y en otros las destruye. Todo es válido. Luego las volvemos a pintar o las reestructuramos. Lo bueno es que las paredes no son de nadie. Es nuestra forma de lenguaje", explica Nash Fernández. 

Asfáltico, como grupo de pinturas urbanas, surgió en el 2012. Son artistas (hay que sumar a Tano Motta y Sin filtroarte) que se conocieron cursando la carrera de Artes Visuales en la UNCuyo.