Política Viernes, 16 de enero de 2015 | Edición impresa

Timerman salió a defender a Cristina

El canciller, también imputado por encubrimiento, acusó al fiscal de “mentir” e “investigar clandestinamente” a la Presidenta. Tras sus dichos, el funcionario judicial ratificó su denuncia y negó ser parte de una operación política ligada a los servicios

Por DyN

El pedido para que la presidenta Cristina Fernández declare por presunto “encubrimiento” en la causa AMIA será resuelto recién en febrero porque no se habilitó la feria judicial, mientras que el canciller Héctor Timerman, también imputado, tildó de “patrañas” y “mentiras” las acusaciones del fiscal Alberto Nisman.


Tras las acusaciones de Timerman, el fiscal federal Alberto Nisman redobló sus imputaciones: “A mí no me maneja nadie”, le contestó al canciller y anunció que pidió a la Secretaría de Inteligencia que levante el secreto sobre la identidad de los espías de lo que él llamó un “plan criminal” para “fabricar la inocencia” de Irán.


 Desde el Gobierno, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich calificó de “absurda” la imputación de la Presidenta, mientras que también la respaldaron el ministro de Defensa, Agustín Rossi, el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez y el diputado kirchnerista Luis Cigogna.

En la oposición, en tanto, Elisa Carrió acusó a la Presidenta de vincularse con una “diplomacia paralela”, Fernando “Pino” Solanas exigió que se investigue a la ex SIDE y el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández juzgó “absolutamente posible” lo que dice el fiscal Nisman sobre la mandataria.


En el ámbito judicial, el debate sobre el contenido de la denuncia de Nisman -presentada el miércoles- deberá esperar hasta febrero, cuando se reanude la actividad judicial en los tribunales de Comodoro Py 2002.


El juez federal Ariel Lijo, quien ya procesó por encubrimiento del ataque a la AMIA al ex presidente Carlos Menem y al ex juez Juan José Galeano entre otros, está de vacaciones y ayer su colega y subrogante, María Servini de Cubría, decidió no habilitar la feria para analizar el escrito de Nisman.


A febrero
“El caso no es de aquellos supuestos que habilitan a ser tratados en el transcurso de feria -aún por gravedad institucional- en razón de que no se han acompañado las pruebas que le otorgan sustento a sus solicitudes.

Y toda vez que el escrito describe hechos nuevos, entiendo que por no tratarse de un asunto de feria, corresponde al juez que conoce en la causa -Dr. Lijo- y más considerando la complejidad del caso, quien evalúe la vinculación con la causa principal”, señaló en su resolución.


Quedaron pendientes, así, las medidas solicitadas por el fiscal Nisman, entre las cuales figuran la prohibición de la salida del país de varios de los denunciados.


Por su parte, el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, quien interviene en la causa principal por el atentado contra la AMIA, puso en duda la “fehaciencia” de la denuncia de Nisman tras quejarse porque el fiscal no lo consultó antes de presentar su denuncia.


Canicoba dio a entender que Nisman estaba siendo direccionado por sectores de la ex SIDE, al señalar: “Me parece que los conducidos resultan ser los conductores y el que debía haber conducido resulta ser conducido él”. El juez aclaró además que él no autorizó ninguna escucha telefónica a funcionarios nacionales.


Timerman ofreció en Casa de Gobierno una conferencia de prensa para precisar la postura del Gobierno frente a la determinación del fiscal, que también imputó al piquetero Luis D'Elia, el diputado camporista Andrés Larroque, el dirigente de Quebracho Fernando Esteche y el “agente iraní” Jorge Khalil.


El canciller defendió a la jefa del Estado -sin mencionar a los otros involucrados-, y acusó al fiscal de “mentir”, “investigar clandestinamente” a la mandataria y “montar un show mediático” en torno a su denuncia.


También le reclamó al fiscal “aclarar” si su denuncia “tiene alguna relación con la reciente decisión” de la Presidenta de “separar” al ex funcionario Jaime Stiuso de la Secretaría de Inteligencia, al tiempo que lo desafió a que presente “pruebas y testigos” de sus acusaciones.