Política Jueves, 1 de agosto de 2013 | Edición impresa

Suspenden la venta de canal 6 de San Rafael al imputado Mátar

Volvió a manos de Vila-Manzano. El empresario Gustavo Mátar, imputado por defraudación al Estado, se queda sin la compra.

Por Carlos Simón - csimon@losandes.com.ar
Desde el lunes, la administración y dirección del Canal 6 Río Diamante de San Rafael volvió a manos del grupo Vila-Manzano porque la operación de venta al empresario Gustavo Mátar "se canceló por incumplimiento de contrato", según aseguraron fuentes del multimedio Uno.

Desde esta fecha la función de gerente general del medio volvió a las manos de Daniel Caretti quien confirmó el rumor aunque sólo se limitó a admitir que estaba a cargo de la emisora.

Según trascendió en los ámbitos mediáticos locales la imputación de Mátar en el caso que investiga "supuestos pagos de sobrefacturación" el fiscal de delitos Complejos, Santiago Garay que llevó a los gobiernos nacional y provincial a cancelar las pautas publicitarias, habría sido el golpe final para las finanzas del canal.
 
Recordemos que en esta causa también están imputados el ex secretario Alejandro Cazabán y dos ex jefes del área de Comunicación del gobierno de Jaque, Pablo Catania y Ricardo Fúnez.

También las finanzas de la empresa de Mátar, Sur Talent SRL, habían sufrido el embate ya que informes de la Central de Deudores del Sistema Financiero registra 12 cheques rechazados desde mayo a la fecha por un monto de $ 154.638,65.

Uno de los síntomas más notables del cambio de manos se observó el martes cuando no fue emitido un programa de opinión conducido por el periodista Martín Rostánd, férreo defensor de Mátar y detractor abierto de los hermanos Félix con quien el empresario había roto lazos desde hace unos años. En ese espacio se emitió un programa "enlatado" y se comunicó a la audiencia la suspensión de las emisiones.

Hace cuatro meses (ver Los Andes del 27 de marzo de 2013) se conocía que el grupo multimediático Vila- Manzano en vistas a la adecuación a la Ley de Medios, había vendido el Canal 6 al incipiente empresario Gustavo Mátar, ex fotógrafo de los Félix años atrás y luego proveedor de servicios de audio e imágenes del gobierno de Jaque y una parte del de Pérez.

Ese día el nuevo propietario decía a este diario que había entregado una suma importante (se habló en ese momento de 16 millones de pesos) por la licencia y los activos del canal y financiado otra millonaria cifra (trascendió que era de otros 3 millones de dólares más en cuatro cuotas semestrales de U$S 750.000).

Agregó Gustavo Mátar que aún no estaban cerrados los números de la operación porque "estamos analizando los pasivos y activos de la firma para concretar. No hay números y si los tuviese no los daría, pero no son de ninguna manera los que se rumorean. Hoy por hoy -afirmó-, hemos acordado con el Grupo Vila-Manzano (que lo vende para adecuarse a la ley de Medios) y sus equipos realizar una especie de auditoría y mientras tanto estoy haciendo algunos movimientos en la programación. Quiero que Canal 6 sea nuevamente el canal de los sanrafaelinos. De los distritos. De lo nuestro. Que el canal recupere su identidad".
 
Lo cierto es que hoy todo el proyecto parece desmoronarse y el Grupo Vila- Manzano deberá buscar otro comprador para poder adecuar su patrimonio a la Ley de Medios. Ya circulan nombres de empresarios y políticos aunque nadie confirma que sea real.

Al empresario multimediático Omar Álvarez prácticamente lo descartan porque ya posee un canal de aire, por lo que el universo de posibilidades se restringe a dirigentes de gravitación nacional desde el sur provincial que estarían, al menos, interesados en conocer la propuesta de venta.