Mundo Sábado, 22 de julio de 2017 | Edición impresa

Renunció un diplomático venezolano acreditado ante la ONU

Afirmó que dejó el cargo debido a la “persecución sistemática de civiles y al terrorismo de Estado” en su país. Pidió a Maduro que renuncie.

Por AP

El diplomático venezolano Isaías Medina, que renunció como consejero en la delegación de Venezuela ante la ONU, dijo que dimitió debido a la persecución sistemática de civiles, el “terrorismo de Estado” y las violaciones de la constitución cometidas por el gobierno de su país, pidió al presidente Nicolás Maduro que renuncie también.

Medina, un abogado internacional, dijo a The Associated Press que los últimos 100 días de protestas, que dejaron más de 15.000 heridos y más de 100 muertos en el país, “me causaron un gran impacto”. 

Decidió renunciar “en base a principios, (porque) sería hipócrita seguir aquí sin representar los valores de la Carta de Naciones Unidas”. 

Le envió un mensaje a Maduro: “Deje el cargo para que pueda asumir un nuevo gobierno y hacer su trabajo. 

“Este es un Estado fallido”, informó Medina. “Este es un gobierno fugitivo y una completa dictadura (...) Maduro no tiene derecho a estar en esa oficina”. 

El embajador venezolano ante la ONU Rafael Ramírez rechazó las declaraciones de Medina y dijo que el diplomático había sido despedido.

“Condenó la conducta de Isaías Medina. Lo hemos relevado inmediatamente de sus deberes. No nos representa. Ha actuado de manera deshonesta”, tuiteó Ramírez el jueves. 

Medina dijo que trabajó como abogado, entre otros lugares en Nueva York en la década de 1990 y que es diplomático desde hace casi dos años y cuatro meses, casi el mismo tiempo que pasó en Naciones Unidas. 

Representó a Venezuela en el comité de la Asamblea General responsable de cuestiones legales y fue el vicepresidente para América Latina en la primera conferencia del ente para la protección de los océanos, celebrada el mes pasado. 

A la pregunta de qué le hizo dimitir, Medina respondió que el detonante fue “la violencia y la agresiva represión contra los estudiantes”. 

Además, el diplomático dijo que es “completamente incoherente” que Venezuela forme parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU al tiempo que viola los derechos humanos y que presida el comité de descolonización del organismo “sin permitir siquiera la autodeterminación de su propio pueblo”, dijo. 

“El Estado de Derecho es muy importante y por eso necesitamos recuperarlo”, concluyó.