Sociedad Jueves, 22 de noviembre de 2012 | Edición impresa

Reconocimiento a quienes hallaron el avión de Matienzo

Durante la entrega de los reconocimientos, iniciativa de la diputada Norma Moreno, también se distinguió a Manuel Svars (94) y a la familia de Manuel Bringa, quien ya falleció.

Los "Manuel" fueron quienes, comandando una expedición en la Cordillera de los Andes en 1950, hallaron los restos del avión en que se accidentó y perdió la vida el aviador Benjamín Matienzo. En 1919, Matienzo sufrió un accidente en alta montaña y su cuerpo fue hallado meses después en una roca, con signos de congelamiento, quemaduras por la nieve y hasta cicatrices de los cóndores que se habían alimentado con su cuerpo.

Su avión fue hallado 31 años después, cuando Svars y Bringa -con la colaboración de Oscar Funez como radio operador- dieron con los restos de la nave.

Svars, neuquino de nacimiento y que luego vivió en Avellaneda y en Mendoza, es suboficial mayor retirado y fue distinguido ayer justamente por su hallazgo, su aporte y su vida destinada a las expediciones montañesas. La familia de Bringa también recibió un reconocimiento. "Es la segunda vez que los distinguen. Cuando todo esto ocurrió los invitaron a Buenos Aires y los recibió Perón, que era presidente", recordó Virginia, la hija de Manuel Svars.