Sociedad Lunes, 15 de mayo de 2017

Qué es el Ice Roll, la nueva tendencia en helados

La técnica nació en Tailandia. No usa estabilizantes ni conservantes.

Por Télam

El Ice Roll, un proyecto para preparar helados en rollos en el momento y sin conservantes, ganó el premio Potenciate Gastronómico, un concurso del que participaron 150 proyectos de emprendedores gastronómicos de todo el país y que repartió más de 300.000 pesos en premios.

El certamen es una iniciativa más de la ciudad de Buenos Aires para ser considerada Capital Gastronómica de América latina, al igual que los concursos anteriores, la mejor hamburguesa o el Campeonato Nacional del Asado, entre otras.

Iván y Florencia Zuvi, creadores de la propuesta ganadora, explicaron que es una forma de hacer helado que nació en Tailanda y que comenzó a extenderse a otros países por fuera del continente asiático como Estados Unidos, Bolivia, Brasil y México, entre otros.

"Nos topamos con esta idea a través de las redes sociales y nos enloquecimos. Por suerte tuvimos gente que viajó a Tailandia y que nos mandó videos de cómo funcionaba. Nos dimos cuenta de que queríamos comerlo y estábamos seguros de que también le iba a interesar a la gente", contó Florencia.

Aunque aún no cuentan con la máquina para hacer el helado, gracias al dinero que ganaron en la competencia ya la mandaron a fabricar y esperan tenerla lista para septiembre.

Para el concurso hicieron una máquina casera que les dio resultados, pero que es muy costosa como para hacer producción en serie.

"La máquina consiste en una plancha de acero que se congela al llegar a una temperatura de -40 grados, en la que se mezclan los ingredientes y se dejan enfriar para, finalmente, retirarlos con una espátula. Así se forman los rollos de helado, que se colocan dentro de un recipiente y se bañan en crema, frutas u otros ingredientes para su consumo final", explicó Florencia.

Además del "Ice Roll", que se llevó 150.000 pesos para que puedan iniciar su proyecto, también hubo un premio de 100.000 pesos para "Simpleat" de Tomás Iakub, y otro de 80.000 pesos para "Koko" de María Siciliano.

Ahora, la idea de los ganadores es iniciar la difusión de su idea a través de las redes sociales y, una vez que tengan la máquina, avanzar con su comercialización en ferias gastronómicas y acontecimientos como recitales y espectáculos masivos. 

"Estamos muy entusiasmados. Creemos que el helado tiene varios puntos positivos: se prepara en el momento y a la vista del cliente, puede combinar opciones de todo tipo y, además, no incluye estabilizantes ni conservantes, pero sí ingredientes saludables como frutas frescas o frutos secos", cerró.

“La gastronomía es un motor esencial en la Ciudad. Tiene 150.000 empleos directos y queremos que cada vez sean más. Buenos Aires tiene todo para ser la Capital Gastronómica”, afirmó Diego Santilli, vicejefe de Gobierno porteño durante la entrega de premios a los ganadores del certamen este sábado en la Feria Masticar. 

Del certamen participaron jóvenes de entre 15 y 29 años que presentaron proyectos para agregar valor a un producto o proceso de la cocina a través de tres opciones: alternativas de servicio al modelo de restaurante tradicional, nuevos métodos o productos de autoservicios, o innovación en la logística de colocación en el lugar del consumo.

Los tres ganadores fueron seleccionados entre un grupo de 15 finalistas por un jurado compuesto por Pablo Massey, Felicitas Pizarro, Juliana López May, Julián Díaz, Javier Ickowicz y Pedro Lambertini.

Antes del proceso de selección hubo más de 300 proyectos inscriptos de las provincias de Tucumán, Santa Fe, Chaco, Misiones, Catamarca y Córdoba, así como de distintos puntos de la provincia de Buenos Aires como Quilmes, Pergamino, Victoria, Avellaneda, Tandil y Mar del Plata.

A partir de ahora, y cada cuatro meses, los ganadores tendrán que hacer una rendición de cuentas, justificando en qué gastaron el dinero que recibieron para su proyecto.