Política Viernes, 18 de septiembre de 2015

Qué dijo sobre Menéndez el general británico que aceptó la rendición en Malvinas

Jeremy Moore, fallecido en 2007, contó que tuvo “miedo” de que el comandante argentino no aceptara la rendición.

Por Redacción LA

El general británico retirado Jeremy Moore fue quien recibió la rendición del comandante de las tropas argentinas en el archipiélago y gobernador militar de las Malvinas, Mario Benjamín Menéndez, quien falleció hoy.

Moore murió a los 79 años en 2007. Ese mismo año recordó en una larga entrevista con la agencia francesa AFP el “miedo” que tuvo el 14 de junio de hace 25 años de que la Argentina no firmara la rendición.

“Tuve miedo de que el general (Mario Benjamín) Menéndez dijera que no podía aceptar el acta de rendición y que los combates siguieran”, recordó Moore, en la entrevista realizada en los jardines de su casa situada en una pequeña aldea en la campiña inglesa, en los que pasaba su tiempo escuchando música clásica.

Moore expresó en esa ocasión su admiración por la Dama de Hierro, Margaret Thatcher.

“Estaba muy nervioso porque pensaba que si Menéndez no firmaba, muchas otras personas morirían innecesariamente al reanudarse los combates. Ya fuera isleños o de ambas fuerzas”, contó.

“Tenía miedo de decir o hacer algo que impidiera la firma del acta”, contó.

La guerra por las Islas duró 74 días y perdieron la vida 255 británicos y 649 argentinos.

Moore, que tenía 54 años cuando estalló el conflicto bélico con la Argentina, explicó que esa preocupación le llevó a eliminar el término “incondicional” del acta de rendición.

“Tenía un documento preparado y nos habían indicado desde Londres que el documento debía utilizar el término 'rendición incondicional'. Pero la lógica me decía que 'incondicional' no tenía más que un significado psicológico”, recordó.

“Era muy consciente de que los argentinos son un pueblo orgulloso y que el honor militar tiene mucha importancia para ellos, por lo que temía que ese término hiciera que rehusaran firmar el documento”, destacó.

“Así que, cuando me dirigía a Port Stanley (Puerto Argentino) a ver a Menéndez, me comuniqué con mi Estado Mayor y les dije que si el general (argentino) protestaba por ese término, lo suprimiría. Y corté inmediatamente la comunicación”, confesó.

“Y así fue, cuando le presenté el documento a Menéndez, él se quejó de la palabra 'incondicional'. Así que le dije, 'si no le gusta, suprímala'. El la eliminó de su acta de rendición y yo la eliminé de la mía. Y firmó el documento”, contó el militar.