Sociedad Jueves, 30 de octubre de 2014 | Edición impresa

Premio a dos app para integrar a discapacitados

Una empresa local será distinguida por sus aplicaciones móviles sobre autismo y síndrome de Down.

Por Zulema Usach - zusach@losandes.com.ar

Brindar una herramienta tecnológica con fines terapéuticos fue el objetivo de un grupo de especialistas mendocinos que lograron crear dos aplicaciones para complementar la tarea de los profesionales que trabajan con personas con autismo y síndrome de Down. Estas herramientas podrán ser utilizadas en dispositivos móviles una vez que el proyecto sea terminado por la empresa Belatrix.

Pero la idea ya tienen reconocimiento nacional: por su aporte comunitario y social, hoy recibirá un premio en Buenos Aires por parte de la Cessi (Cámara Argentina de Empresas del Sector de Software e Informática), en un acto que galardonará a otros desarrollos tecnológicos con carácter social.

Para llevar adelante su tarea, los investigadores que integran el “laboratorio móvil” de la firma mendocina tomaron el pulso a las necesidades de los niños y jóvenes que presentan dificultades al momento de expresarse. Justamente por eso se buscó avanzar en el descubrimiento de nuevos recursos digitales con el apoyo de dos entidades de la provincia: Asociación Argentina de Padres de Autistas (APAdeA) y la Fundación Nosotros, dedicada a la integración social de personas con síndrome de Down.

En el primer caso, el proyecto desarrollado está orientado a fomentar en los niños la capacidad de exteriorizar sus necesidades, sentimientos y sensaciones. La aplicación que podrá ser incluida en celulares y tablets permitirá a los acompañantes terapéuticos y docentes reconocer emociones y realizar diagnósticos a través de una secuencia de desarrollo lógico que aparecerá en la pantalla táctil cada vez que así se requiera.  

La segunda app está diseñada para ayudar a las personas con síndrome de Down a desarrollar habilidades sociales. “El desarrollo de estas aplicaciones es complejo, ya que el desarrollo en particular de la experiencia de usuario (UX) requiere un entendimiento profundo de la forma en la que probablemente interactúe un usuario con estas aplicaciones”, afirmó Luis Robbio, CEO y co-Fundador de Belatrix.

En un principio, la primera aplicación será utilizada por los terapeutas, mientras que la segunda en poco tiempo podrá ser usada directamente por los niños con síndrome de Down. Sin embargo, Fernando González, gerente de marketing de la firma, adelantó que esta es una etapa inicial para ambas apps. “Aún estamos en una fase inicial, todavía quedan varias cosas por perfeccionar. Una vez que estén debidamente refinados todos los detalles podrán estar disponibles en el mercado”, explicó González y aclaró que aún no hay una fecha precisa para lanzar estas herramientas destinadas a la integración de personas con discapacidad.