Política Martes, 22 de diciembre de 2015 | Edición impresa

Piden declarar la emergencia financiera de Alvear por adeudar más de $16.000.000

El intendente Walther Marcolini envió el proyecto al Concejo Deliberante para su aprobación. Dijo que reencauzar la situación llevará más de un año.

Por Daniela Larregle - dlarregle@losandes.com.ar

La emergencia económica, financiera y administrativa del municipio  de General Alvear fue pedida por el intendente Walther Marcolini (UCR), para dar solución a la situación en que se encuentra la comuna, en la que se deben 16.326.070 pesos.

Marcolini anunció ayer la grave situación económica en que se encuentra sumida la comuna y el envío de un proyecto al Concejo Deliberante donde solicita la aprobación de la emergencia que le permitiría contar con una herramienta por el plazo de un año para refuncionalizar y ordenar el municipio, realizar cambios de estructura y eficientizar el gasto.

“Estamos en una difícil realidad económica y financiera que nos va a demandar al menos un año para reencauzar la situación”, señaló Marcolini. Y agregó que si bien en la etapa de transición se reunió con el ex intendente Juan Carlos De Paolo (PJ) de la única deuda que se habló fue de la existente con los proveedores.

Además, comentó que estuvo en el sureño departamento personal de la Auditoría General de la Nación (AGN) que recabó información para elaborar un informe definitivo que se entregará en febrero o marzo.

Detalles de acreedores

Así, Marcolini manifestó que el municipio posee una deuda total de $16.326.070,70 que se compone por diversos puntos. Uno de los más graves, según el jefe comunal, es la deuda de retenciones a los trabajadores que asciende a $3.621.815, con el sindicato de empleados municipales y otras instituciones, como también la falta de pago y el acumulado a la ART (Aseguradora de Riesgos del Trabajo) por $2.896.628,76 y por la cual los trabajadores municipales se encuentran sin protección desde el jueves pasado.

Al respecto, indicó que se trabaja con el gobierno de la provincia para avanzar en el autoseguro que permitiría reducir la alícuota que se paga por el nivel de siniestralidad, aunque se deberá renegociar la deuda para abonarla en la mayor cantidad de cuotas posibles.

Además, se suman una deuda con el Departamento General de Irrigación, acumulada desde el 2007, por $1.045.800, por la cual se cortó el servicio y esto afectó al riego del arbolado público. “Con Irrigación se llegó a un arreglo y se financió la deuda en 24 cuotas sin interés, que se suma al canon bimestral”, dijo Marcolini.

A Telefónica de Argentina la comuna alvearense le debe $828.680, por lo cual el Ejecutivo decidió dar de baja a 200 líneas de teléfonos celulares, mientras que la deuda con Aguas Mendocinas ronda los $300.000. Con Cecsagal -la cooperativa que brinda el servicio eléctrico-  la deuda es de $2.102.425, aunque se debe descontar unos 500.000 pesos por el alumbrado público y otra cifra similar por el uso del espacio aéreo.

Con los proveedores la falta de pago asciende a $5.481.736, aunque el jefe comunal afirmó que se “ha ido pagando sobre todo para poner en funcionamiento los vehículos del parque automotor afectados al área de Servicios Públicos”.

Por otra parte, el intendente expresó que el gobierno de la Provincia le adeuda a Alvear 12.800.000 pesos de coparticipación y regalías. “Aún si la provincia nos girara la totalidad, estaríamos necesitando 16.000.000 más para hacer frente al pago del salario de diciembre a todo el personal”, destacó Marcolini.

Y agregó que “estamos en conversación permanente con el Ministro de Hacienda y Finanzas de Mendoza, Martin Kerchner que nos envió los fondos para pagar los aguinaldos a todos los empleados, funcionarios y concejales”. Cabe destacar que la comuna abona alrededor de 11.500.000 pesos en salarios. 

Las obras públicas no estuvieron contempladas dentro de lo expuesto por el intendente Marcolini, quien señaló que se renovarán los contratos de locación sólo de los servicios indispensables y los otros se darán de baja. “Haremos toda economía que permita obtener ahorros, por el principio de continuidad del Estado y con la finalidad de ordenar las cuentas del municipio”, concluyó.

La oposición niega la crisis

Desde el bloque de concejales del Frente para la Victoria (FpV) manifestaron su desacuerdo con el accionar y los fundamentos del intendente Marcolini. Así, los ediles Mauricio Troyas, Myrna Osorio, Gustavo Vendramín y María Rosa Leico expresaron su posición en contra de esta medida que consideraron “un avasallamiento de las instituciones y del trabajador municipal”.

“Es una chicana”

“No sé dónde está la emergencia que dice el intendente si por otro lado pide el nombramiento de funcionarios. Creemos que esto es una chicana política”, dijo Osorio.

Mientras que Troyas apuntó que de existir otras deudas como la mencionada con Telefónica “se nos habrían cortado los teléfonos y eso no ocurrió”, y que la deuda con Irrigación es de vieja data, que estaba a punto de prescribir “pero ahora Marcolini asumió esa deuda”.

Los ediles señalaron que el gobierno de la provincia le debe al municipio de General Alvear 15.000.000 de pesos de coparticipación y 5.000.000 de pesos más por la soja y el pago de la DGE (Dirección General de Escuelas) por los jardines del SEOS (Servicio Educativo de Origen Social). 

“El pago de estos 20.000.000 reactivaría la cadena de pagos, no hay fundamentos para declarar la emergencia”, dijo Troyas.