Sociedad Viernes, 20 de noviembre de 2015

Murió Guadalupe Codes, la niña víctima de una presunta mala praxis

Tenía 9 años. Falleció esta mañana en el hospital Notti. Su caso conmovió a la sociedad y enluta a toda Mendoza.

Por Redacción LA

Una triste noticia enluta a Mendoza: murió Guadalupe Codes, la nena de 9 años cuya familia denunció que fue víctima de una mala praxis en el hospital Español y cuya historia conmovió a nuestra sociedad.

La dirección del Notti comunicó que la niña falleció a las 11:05. Estaba internada desde el 28 de agosto tras ser derivada del nosocomio de Godoy Cruz luego de que se hiciera público su caso.

Allí permaneció en coma inducido, internada en terapia intensiva y aislada. La niña, quien además padecía leucemia, presentaba parálisis en los sistemas respiratorios y digestivos, por lo que fue entubada por completo, ya que no podía respirar ni ingerir alimentos por sus medios.

“Su cuadro era irreversible y terminal”, indicó el abogado de la familia Codes, Pablo Cazabán.

Durante su internación en el Notti la pequeña fue atendida por un equipo multidisciplinario integrado por intensivistas pediátricos, hematólogos, neurólogos, clínicos, entre otros.

En el parte médico difundido hoy, las autoridades del nosocomio destacan la excelente labor realizada por todo el personal profesional y no profesional y acompañan en su pesar a sus padres y familiares.

El caso

Siempre de acuerdo al relato de la familia -y de la propia niña, mientras estuvo consciente-, el viernes 28 de agosto, Guadalupe se encontraba en el hospital ubicado en Godoy Cruz. Allí una médica le suministró la Vincristina de forma inadecuada y de a poco la pequeña fue perdiendo la sensibilidad en su cuerpo.

“Le colocaron intratecal (en la médula) un medicamento ontológico, altamente neurotóxico, llamado Vincristina, que debe ser suministrado únicamente por vía endovenosa dicho "error" como me dijo la doctora, le ha ocasionado a mi hija una cuadriplejia, por lo que fue internada en terapia intensiva conectada a un respirador y luchando por su vida”, denunció la madre de la niña.

“Todo el mundo sabe que debe ser suministrada de forma intravenosa la droga, y no en la médula. Incluso, aparentemente había otra médica que acompañaba a quien inyectó a Guadalupe y ella notó el error e interrumpió la aplicación cuando se había inyectado 40% de la droga. Si la hubiesen aplicado hasta el final de forma incorrecta, tal vez hubiese sido más trágico el desenlace”, explicó por su parte el abogado de la familia, quien destacó que en la propia historia clínica de Guadalupe hay constancia de este error.

El episodio motivó el desesperado reclamo de la familia de la niña, que marchó en varias ocasiones frente al Español para exigir justicia. Sus padres también hicieron una denuncia y una campaña en change.org en la que piden que se le quite la matrícula a los médicos que la atendieron aquel fatídico día.

El caso es investigado por la Oficina Fiscal 4 de Godoy Cruz.

Por el hecho, la Justicia imputó a Andrea Piatti, la médica que le aplicó la inyección a Guadalupe Codes en el hospital Español y a Viviana Bacciedoni, jefa de Hematología del hospital Español, por lesiones culposas graves.

Pablo Cazabán explicó que ahora la Justicia deberá "necesariamente cambiar la calificación del caso a homicidio". “Nosotros tenemos elementos suficientes para solicitar que se encuadre esta muerte como homicidio culposo o simple con dolo eventual, que arriesga una pena de 8 a 25 años”, agregó Cazabán.