Sociedad Jueves, 1 de junio de 2017 | Edición impresa

Igualdad de género, con escaso presupuesto

Monique Thiteux-Altschul, referente en el país en cuanto a equidad de género, dijo a Los Andes que los gobiernos invierten poco en esa temática.

Por Verónica De Vita - vdevita@losandes.com.ar

La imposibilidad de acceder a información sobre organismos públicos y áreas de gobierno impacta directamente sobre la equidad de género. Así lo sostiene Monique Thiteux-Altschul, licenciada en Letras y directora ejecutiva de Fundación Mujeres en Igualdad. Visitó ayer la provincia para participar del Foro Anual Valos 2017, en el cual disertó. En ese marco accedió a una charla con Los Andes.

“Creemos que el acceso a la información afecta los derechos humanos de las mujeres de diferentes maneras, por ejemplo a través de políticas públicas que no se cumplen, de recursos que tiene el Estado y que no se adjudican a aquello que debería adjudicarse, como un correcto acceso a la Justicia”, explicó. 

El impacto se produce también por la manera en que se asigna el presupuesto público que -sostienen desde la Fundación- debe tener una perspectiva de género. “Tiene que haber una parte del presupuesto nacional asignado a estos temas”, subrayó Thiteux.

Explicó que la ley 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres estipula que todos los ministerios del Poder Ejecutivo deben destinar recursos para acciones tendientes a atenuar la violencia de género. Pero dijo que esto no se cumple y que cuando ellos hicieron un pedido de acceso a la información a cada uno de los ministerios, obtuvieron como respuesta más común que no saben qué acciones se realizan o qué recursos tienen disponibles, o directamente que no tienen partidas para tal fin.

Justicia, la pata más floja

Por otra parte, aseguró que es interesante observar lo que se hace desde el ministerio de Justicia, que es al que más reclamos hacen desde la Fundación Mujeres en Igualdad.

Señaló que uno de los principales problemas de la administración de justicia es la cantidad de trámites y gestiones que deben realizar las víctimas de violencia de género, lo que termina empastando los procedimientos. Agregó que muchas de esas gestiones requieren de abogados que no todas las víctimas tienen, mientras que al acusado o victimario siempre se les asigna un defensor oficial, entonces “el agresor a veces tiene mejor defensa que la víctima”. 

Pero además reconoció que otra problemática en la administración de Justicia es que persisten mentalidades que no acompañan las concepciones actuales: “Los jueces y muchas juezas son terriblemente patriarcales”.

Ni una menos

Thiteux-Altschul consideró que el movimiento Ni una Menos marcó un punto de inflexión e hizo visible de manera más generalizada la problemática de la violencia de género. De la mano de esto, aceptó que se instaló un discurso políticamente correcto frente al tema, respecto del cual consideró que “hay que forzarlo para que se lleve a la práctica”.

En este sentido, dijo que “estamos tan acostumbrados a reclamar por lo que no existe que nos olvidamos de reconocer lo que existe”. Pero al mismo tiempo, remarco: “Tenemos que pasar a la acción de manera positiva y reclamar por todo aquello que no se cumple”.

La especialista de la UBA consideró además que Ni una Menos fue un gran avance para que la población más joven se manifestara, lo cual es importante ya que en ese segmento hay mucha violencia en el marco de la pareja. Pero por otra parte, en el caso de los mayores el cambio de mentalidad es más difícil, por eso destacó que es importante que la mujer sepa que no va a poder cambiar al violento y que debe aprender a identificar las primeras manifestaciones de violencia psicológica para poder decir ‘no va más’.

Asimismo, dijo que suele costarle más salir de esa relación a las mujeres de clase media y media alta, porque terminar suele implicar la pérdida de recursos económicos, como no poder pagando la cuota del colegio de los hijos, y que la misma familia suele sustentar esos temores. “Por eso la mujer tiene que ir viendo cómo sale de esa situación de violencia”, cómo se reinventa y se reinserta, recomendó.

Este movimiento por la perspectiva de género, que en un primer momento aparecía sólido, comenzó a presentar divisiones asociadas a las diferentes posturas políticas, tal cual ocurrió el 8 de marzo en Mendoza cuando hubo dos marchas simultáneas. Desde la óptica de Thiteux-Altschul, habría que evitar ese resquebrajamiento. “Ni una Menos no es un solo movimiento, hay al menos tres. Pero lo positivo es que sostienen los mismos reclamos más allá de las diferencias y es en eso en que hay que enfocarse. Hay que evitar la división de los grupos que reclaman por diferencias partidarias”, subrayó, ya que se trata de un grupo político, no político-partidario, y todos juntos hacen que el reclamo sea más sólido y más fuerte.

Perfil

Monique Thiteux-Altschul es licenciada en Letras de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA y su tesis fue dirigida por Jorge Luis Borges. Desde 2007 es directora Ejecutiva de la Fundación Mujeres en Igualdad, de la que fue co-fundadora en 1990. Dirigió numerosos proyectos vincualdos a la temática de violencia de género y trata.

Creó la Red No a la Trata y coordinó 4 Foros de Mujeres contra la Corrupción. En 2013 recibió en el Senado la distinción Alfredo Palacios por su lucha contra la trata y en 2012 fue declarada Personalidad destacada de los derechos humanos de las mujeres por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. 

En 2009 recibió el premio Dignidad de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.

Foro Anual Valos 2017

La 13° edición del Foro Anual Valos se realizó ayer en el hotel Sheraton de Ciudad. Se trata de un encuentro de Responsabilidad Social Empresaria y del tercer sector que congrega a más de 500 personas por año.

En 8 paneles se abordaron temas con un hilo común: la transparencia. Así, se habló de cómo afecta su falta tanto en lo público como en lo privado; cómo influye en la conducta organizacional; y si la corrupción es sistémica en América Latina. También se trató el rol de la mujer, la transparencia y su impacto en la igualdad de género; el acceso a la información pública y las nuevas tecnologías, entre otros.

Algunos de los disertantes fueron Hugo Wortman (Poder Ciudadano), Laura Alonso (Oficina Anticorrupción de la Nación), Carlos March (Fundación Avina), Noor Naqschbandi (Alliance for Integrity), Marlon Reis (ex juez y autor del libro “La República del Soborno”, Brasil), Monique Thiteux Altschul (Fundación Mujeres en Igualdad) y Silvina Coria (OLX). También participaron Marta Oyanarte (Poder Ciudadano) y Hugo Alconada Mon (Diario La Nación), entre otros. Por diario Los Andes participó Raúl Pedone, secretario general de Redacción.