Espectáculos Miércoles, 21 de agosto de 2013

Usa tu mente para adelgazar

Es muy fácil: basta con que prestes atención a tus actividades cotidianas, como pasear a tu perro, y asumas que son una forma efectiva de hacer ejercicio físico. Así lo demostró un estudio de Harvard.

Del mismo modo en que algunas personas enfermas se sienten mejor cuando piensan que están tomando un medicamento (aunque la presunta pastilla sea, en realidad, un caramelo), pensar en las actividades diarias como una forma de ejercicio igual de válida que la que se realiza en el gimnasio puede ser justo lo que se necesita para adelgazar.

Ellen Langer, una psicóloga de Harvard, hizo un estudio con 84 trabajadoras domésticas de un hotel. La mayoría sufría sobrepeso, aún cuando su actividad física diaria debía ser suficiente para mantenerlas en forma. 

Al entrevistarlas, Langer halló que 7 de cada 10 mujeres sentía que no hacía ninguna clase de ejercicio. Entonces, la psicóloga demostró a la mitad del grupo de qué manera su trabajo sí implicaba un esfuerzo para sus cuerpos, y que podía ser la clave para perder algunos kilos sin hacer nada más. 

La otra mitad de las mujeres no recibió esta información. Un mes más tarde, los resultados sorprendieron: el primer grupo de mujeres había regulado su presión arterial, su grasa corporal y disminuido su peso, aún sin modificar su rutina, mientras que en el otro grupo no se registró cambio alguno.

Al parecer, con el simple hecho de prestar atención a las actividades que se llevan a cabo diariamente –como pasear al perro, limpiar el piso o arreglar las plantas– basta para que el cuerpo tome conciencia de su “verdadero” estado físico, ayudando a eliminar kilos y grasa. Una estrategia a tener en cuenta.

¿Querés leer más? Hacé click acá.
Planeta Joy, Especial para Estilo.