Más Deportes Jueves, 30 de mayo de 2013 | Edición impresa

Mendoza sede del Argentino de 1963

De manera increíble, porque perdió un solo partido, Mendoza ocupó el noveno puesto en el XXX Campeonato Argentino de Básquetbol que se disputó en nuestra provincia hace poco más de 50 años...

Por José Félix Suárez - Especial para Más Deportes

Se cumplieron 50 años, cuando entre el 17 y el 27 de enero de 1963, se desarrolló en Mendoza la XXX Edición del Campeonato Argentino de Básquetbol que consagró campeón a Córdoba, vencedor de Chaco en el partido definitorio por 78-72.
 
Aunque parezca increíble, porque en siete partidos sufrió una sola derrota, frente a su habitual verdugo de esos tiempos, Capital Federal, la Borravino de Mendoza se clasificó en el noveno lugar.

Al igual que en cada provincia que era sede, el torneo se  promocionó como “El más argentino de los campeonatos”, en una época que no existía la actual Liga Nacional y ni siquiera se soñaba con un certamen de esas características.

Por otra parte se volvió a desarrollar en suelo mendocino después de 28 años, porque se había disputado por última vez en febrero de 1935, con la asistencia de 16 selecciones. En esa oportunidad Capital Federal obtuvo su cuarto título (anteriores en 1928, 1930 y 1931) al vencer a Córdoba por 35 a 26, en la desaparecida cancha de Redes Argentinas.

Se recuerda que también se había jugado en Mendoza el Sudamericano de 1941, que ganó Argentina, con el aporte de José María Vinassa, en su condición de subcapitán, que pertenecía al Club Mendoza de Regatas. El Campeonato Argentino de Básquetbol se convertía en esos tiempos en una verdadera fiesta y adquiría un folclore y un colorido especial en cada rincón del país donde anualmente se organizaba.

Las delegaciones solían alojarse en escuelas-hogar, donde por las noches, después de cada fecha se organizaban fogones que todos los planteles compartían en un ambiente de respeto y camaradería. También realizaban paseos o recorrían las calles céntricas, donde era habitual el pedido de un autógrafo o de una foto como recuerdo, entre palabras de aliento y sinceros deseos de buena suerte.

Aquel campeonato trajo a Mendoza a los referentes más importantes de cada provincia en una época que tampoco existía el despliegue actual de la televisión en directo.

Así por ejemplo, Córdoba, que resultó campeón, presentó entre otros a Marcelo Farías, Hugo Oliva, Antonio Tozzi, Clodomiro Oliva y Zoilo Domínguez con sus 2,02 metro de altura; Chaco, el sub-campeón, a Carlos Lutringer; Santiago del Estero, a Alfredo Tulli,  Gustavo Chazarreta y Benjamín Arce; Capital Federal, a Norberto Battilana, Carlos Mariani, Miguel Ballicora, Alfredo Feresín, Alberto De Simone, Tomás Sandor y Carlos D’ Aquila; Corrientes, a Samuel Oliva y Pedro Gómez; San Juan, a Leopoldo Benegas y los hermanos  Guillermo Arturo y Ricardo Riofrío; Buenos Aires, a Atilio Fruet y Héctor Barreneche; Santa Fe, a Ricardo Crespi y Víctor Le Bihan, y Misiones, a Finito Ghermann, el más alto del campeonato con sus 2,05 metro.

Además de Mendoza con sus figuras de entonces, como Luis Felipe Armendáriz, Arturo Cacciamani, Nelson Pipío Pedemonte, Alberto Álvarez, Alcibíades Santiago, José Armendáriz, Héctor Muñoz, Dionisio Llarena, Leopoldo Galafassi, Salvador Micali, Mauricio Montarulli y Pascual Pereyra. Como entrenador, Mariano González, que dirigía a la selección local desde 1955, Marcelo Capretti como ayudante y el profesor José Diez como preparador físico.

El torneo

Participaron 19 selecciones que se dividieron en 4 zonas: la “A” con San Juan, Chaco, Misiones, Formosa y La Pampa; la “B” con  Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, La Rioja y Santa Cruz; la “C” con Córdoba, Corrientes, Catamarca, Salta y San Luis y la “D” con Santiago del Estero, Tucumán, Mendoza y Capital Federal. A último momento desistieron de participar Río Negro, Neuquén y Chubut, en tanto que Jujuy había renunciado con suficiente antelación.

El estadio Pacífico, cerrado tipo gimnasio, con capacidad para 5.000 espectadores y tableros de vidrio, resultó el escenario principal, y el de Agua y Energía, abierto, con tribunas populares para 2.500 personas, funcionó como el auxiliar.

También se jugó en el estadio Duperial de Palmira, Atlético San Martín en la zona Este, Giol de Gutiérrez y Tiro Club de Tunuyán, todos con 1.500 ubicaciones, pisos de mosaico y luz artificial.
Los dos primeros de cada zona se clasificaron a la rueda final, en la que intervinieron San Juan, Chaco, Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Santiago del Estero y Capital Federal. Nuestra Selección igualó con 2 puntos el primer puesto del grupo “D” con Capital Federal y Santiago del Estero, pero por diferencia de gol en los partidos jugados entre sí, de acuerdo al reglamento quedó eliminada de la rueda de ganadores y debió competir por el 9no. y el 16to. lugar, donde también se integraron dos zonas.

Mendoza participó en la “D” con Catamarca, Formosa y La Rioja y por el noveno puesto enfrentó a Tucumán ganador de la zona “C”, al que derrotó en tiempo suplementario por 83-77.

La Borravino se concentró cinco días antes del comienzo del torneo, el 12 de enero, en las instalaciones del Liceo Militar General Espejo, donde también se alojaron La Pampa, Formosa y Santa Cruz.

El resto se dividió en distintos hoteles que entonces funcionaban en el centro de la ciudad: Capital Federal: hotel España; Misiones y Santiago del Estero: hotel Avenida; San Luis y Catamarca: hotel La Perla;  Corrientes: hotel Nueva España;  Tucumán y La Rioja: hotel Necochea; Salta, hotel Denur; Buenos Aires: hotel Los Paramillos; Córdoba: hotel Tropicana; Entre Ríos: hotel Splendid; San Juan: hotel Francia; Chaco: hotel Asturias y Santa Fe: hotel La Perla.
 
En razón del suceso deportivo que significaba el torneo la Federación Mendocina de Basquetbol, que entonces presidía Aníbal Astesiano, trasladó sus oficinas de manera provisoria al edificio de la Legislatura Provincial, ante el ofrecimiento del gobierno del Interventor Federal de esa época, Joaquín Guevara Civit. Mientras que el director de Los Andes, Felipe Calle, era designado miembro de la Comisión de Honor del campeonato, que también integraban otras altas autoridades como el arzobispo de Mendoza, Alfonso María Buteler, y el presidente del Círculo de Periodistas Deportivos, Luis Molina Leal.

La campaña

El viernes 4 de enero, en el compromiso más difícil de la etapa preparatoria, Mendoza derrotó a San Juan por 84-52, con un inspirado Luis Armendáriz, que marcó 29 puntos,  formación base que integraron Luis y José Armendáriz, Cacciamani, Pipío Pedemonte y Santiago. En otros amistosos se venció a un combinado de Andes Talleres-YPF por 90-38 y a Godoy Cruz 59-37.

Nuestro diario recuerda el espectacular debut el viernes 18, frente a Santiago del Estero, que defendía su título obtenido en 1962, al que se superó 63-60, con 19 puntos de Pedemonte, 16 de Luis Armendáriz, 9 de Álvarez, 7 de Muñoz, 6 de Cacciamani, 4 de José Armendáriz y 2 de Santiago.

Evoca nuestro diario que esa noche las tribunas del estadio Pacífico explotaron de alegría al grito de “!Mendoza, Mendoza!”. Un nuevo triunfo el sábado 19, esta vez frente a Tucumán por 85-63, con un impresionante Cacciamani, que marcó 32 puntos,  seguido por Llarena, que hizo 21, entre los más efectivos, puso a Mendoza entre los grandes candidatos al campeonato.

Sin embargo, la derrota el lunes 21, frente a Capital Federal 75-82, con 26 tantos de Pipío, 20 de Cacciamani y 11 de Luis Armendáriz, entre los máximos goleadores, y la victoria de Santiago del Estero sobre Tucumán por 80-65, impidió la clasificación de Mendoza, porque no lo favoreció la diferencia de gol que tenía con Capital y Santiago del Estero en los partidos disputados entre sí.

Por el 9no. y 16to. lugar Mendoza, que resignó la localía del estadio Pacífico, integró la zona “D”, en la que superó sucesivamente a  Catamarca 78-43, el martes 22 en Tunuyán (máximo scorer Luis Armendáriz con 18); a La Rioja 83-53 en Giol, el jueves 24 (mayor goleo Luis Armendáriz con 21) y a Formosa 77-43 en San Martín, el viernes 25 (repitió Luis Armendáriz con 25). Por el noveno puesto nuestra selección le ganó a Tucumán (ganador de la Zona “C”) 84-77 en tiempo suplementario en el Estadio Pacífico, el  sábado 26, con Luis Armendáriz (29), Cacciamani (19) y Pedemonte (15) como los mayores anotadores.