Economía Domingo, 1 de junio de 2014 | Edición impresa

Fuerte retracción de ventas en los supermercados

Es en comparación con otras regiones del país para el primer trimestre de este año. El consumo también bajó en los comercios.

Por Diana Chiani - dchiani@losandes.com.ar

No es novedad que el consumo se frenó de la mano del aumento de precios. En Mendoza, las ventas en supermercados vienen cayendo desde el año pasado, según datos del Indec, y en los primeros tres meses de 2014  se vendió 14,8% menos que en igual período de 2013, con lo que “obtuvo” la cifra de mayor caída en el rubro en comparación con otras provincias argentinas. 

Así lo determinó un estudio que la consultora Noanomics realizó de las ventas reales de los supermercados como una manera de apreciar el consumo masivo en la última década. Para hacerlo, utilizó los datos publicados por el organismo estadístico oficial y el Índice de Precios al Consumidor que publica la provincia de San Luis, con el objetivo de descontar la inflación y llegar al consumo neto en las superficies de más de 300 metros cuadrados.

En este contexto, se estableció que por jurisdicción, y salvo por un caso, para el primer trimestre del año son todas bajas. Mendoza padece un desplome del 14,8% interanual para el primer trimestre del año seguida de Córdoba y Tucumán con un repliegue del 10,1% y 8,2%, respectivamente. En el estudio se aclara que nuestra provincia venía registrando cierta retracción desde mediados de 2012 mientras que Córdoba comenzó a mostrar dichos signos desde inicios de 2013.

“Si bien la venta real en supermercados es una variable de proximidad al consumo masivo y a veces está influida por el cambio entre canales de venta (supermercados por canales de cercanía como despensas, etc.), refleja con suficiente precisión el incremento en el consumo masivo que mayores salarios reales y créditos personales permitieron hasta fines del año pasado”, se explica en el trabajo dirigido por el economista Félix Piacentini.

En este sentido, las ventas en las grandes superficies se frenan en el último trimestre de 2013, cuando las ventas del total país se desaceleran al 0,9%, para pasar a terreno negativo en el primero de 2014, con un retroceso interanual del 4%. “Esta caída es la mayor de la década y duplica el -2% que se observó durante la última crisis económica en el cuarto trimestre de 2009”, advierte el informe.

La Consultora observa que los datos muestran el fuerte impacto que la inflación y el salto devaluatorio de enero tuvieron sobre el poder adquisitivo y, por ende, sobre el consumo masivo. En este sentido, el economista mendocino, Sebastián Laza, coincide en que el consumo bajó durante el primer trimestre del año por diversos motivos como la suba en tasas de interés de tarjetas de crédito y acortamiento en sus plazos de financiamiento.

La caída del poder adquisitivo del salario por la inflación, las suspensiones y despidos de trabajadores en algunos sectores así como las magras expectativas del escenario futuro, también inciden en la restricción de gastos por parte de los consumidores. 
Del mismo modo, Daniel Garro, economista de Value International Group, comentó que las ventas disminuyeron, en parte, por la baja de la actividad económica en la provincia en general así como por la existencia de una especie de inflación en dólares dada por la combinación de un tipo de cambio relativamente planchado y una inflación alta. “Por este motivo, el ingreso es menor y el gasto es menor”, resume Garro. 

Minoristas también en baja

Los números que muestra el Indec y el trabajo de Noanomics respecto de las ventas en supermercados no difieren mucho de lo que ha sucedido en los comercios minoristas locales donde, según datos de la Federación Económica de Mendoza (FEM), se vienen registrando bajas en las unidades vendidas. 

Según el relevamiento de la FEM, en marzo y abril se vendió 8,84% y 9,7% menos respectivamente que en los mismos meses del año pasado; mientras que los comercios locales también habían registrado bajas en enero (-3,5%) y febrero (-6,2%).

“Creemos que en mayo la caída de ventas va a ser similar o apenas mejor de lo registrado en abril”, anticipó Maximiliano Gabrielli, uno de los directivos de la FEM. La no actualización de las paritarias y la suba repentina de precios vía devaluación también son mencionados por el empresario como las principales causas de que los mendocinos hayan retrotraído sus compras.

Perspectivas

Más allá de lo sucedido hasta ahora, Gabrielli estima que en el segundo cuatrimestre del año se notará una recuperación de las ventas. No sólo porque la mayoría de las paritarias ya estarán resueltas sino también porque -con el día del padre y las vacaciones- comienzan las fechas especiales para los comerciantes. Con la misma opinión, Sebastián Laza espera que en junio-julio se amortigüe un poco la caída debido a que entrarán en vigencia los aumentos de salarios. Para el economista, no obstante, es probable que luego las ventas vuelvan “al derrotero bajista del consumo”.

El informe de Noanomics, en tanto, expresa que en abril la reducción en las ventas reales totales del súper fue menor (0,4%) y, aunque habrá que esperar para conocer la información desagregada por provincia, las perspectivas no son optimistas para la segunda mitad del año porque “la inflación acumulada continúa en torno al 40% y los acuerdos de precios  van disminuyendo en cobertura y eficacia”. Piacentini duda de que el costo del financiamiento mejore y suma a la progresiva eliminación de subsidios como un factor que puede deteriorar aún más el ingreso disponible.

Promoción en el Centro

La FEM, la Confederación de la Mediana Empresa (CAME) y la Cámara de Comercio de la Ciudad lanzan promoción con tarjetas de crédito en comercios de la Ciudad y de San Rafael, en el marco de las acciones que vienen desarrollando para fomentar el Centro Comercial a Cielo Abierto en Mendoza. 

Así, desde el próximo lunes hasta el domingo 15 de junio, Día del Padre, estas entidades lanzan una promoción por la que los clientes podrán comprar con las principales tarjetas de crédito productos de todos los rubros en seis cuotas. Participan de la campaña los comercios ubicados en la ciudad de Mendoza y también los de San Rafael.

Diferencias  de tamaño

En el país, las ventas en supermercados crecieron a una tasa promedio anual de 3,9% entre el primer trimestre de 2004 y el mismo de 2014, destacándose el grupo de jurisdicciones agrupadas en “Otras Provincias del Norte” (Corrientes, Chaco, Formosa, Jujuy, Misiones y Santiago del Estero). Las provincias más grandes registran tasas de crecimiento más bajas. 

Esta diferencia entre las trayectorias de provincias chicas y grandes surge del gran incremento de bocas de ventas de supermercados registrado en las primeras durante los últimos años, que implicó un grado de penetración de este canal de ventas más parecido al de las segundas, en donde ya estaba muy desarrollado. La estadística del Indec sólo considera las empresas de supermercados que cuentan por lo menos con alguna boca de expendio cuya superficie de ventas supera los 300 m2.