Política Jueves, 6 de agosto de 2015

Mauricio Yattah, el precandidato que cerró su campaña solo y no fue ni su vice

Representa al Movimiento Popular, asegura que la SIDE lo observa y por eso no sale en los medios.

Por DyN

El precandidato presidencial por Movimiento Solidario Popular, Mauricio Jorge Yattah, asegura que por su "exposición política" está en "la máxima expresión (de control) de la SIDE", por lo que "no" se lo ve "en ningún medio" de comunicación.

"Aquellos que estamos tratando de mejorar el sistema, de cambiarlo, de estar en contra de las cosas que está mal, siempre nos anulan", sentenció el precandidato, poco conocido en el ambiente político, que buscará en las PASO del próximo 9 de agosto un lugar para disputar la Presidencia.

Yattah encara su primera campaña presidencial con videos 'caseros' y presentaciones de PowerPoint que cuelga en su página web, en la que muestra la máscara del revolucionario británico del siglo XVII Guy Fawkes (con su sonrisa, su bigote y su barba puntiaguda) con la leyenda "El descontento es nuestro".

El precandidato de tradición árabe, con abuelos egipcianos y sirio-libaneses, lleva como compañera de fórmula a María Belén Moretta.

Se presenta como "el que aparece con megáfono en mano en reparticiones públicas"

Se presenta como "el que aparece con megáfono en mano en reparticiones públicas", quien estuvo en "cacerolazos", y como "el damnificado principal de la guerra de la medianera en Mar del Plata" en abril de 1991.

Oriundo de la Ciudad de Buenos Aires, Yattah se define como "ciudadano del mundo" debido a que viajó "muchísimo por todo América Latina".

Hijo de Simón Yattah y Florinda Tobal, nacido el 15 de Julio de 1949, se graduó en la Universidad de Buenos Aires con el título de Contador Público. En la década de 1980 constituyó la Fundación Un Mundo Un Pueblo, desde la cual realizó toda su labor cívica a lo largo de más de 30 años.

" La única manera en que podemos echar a todos estos delincuentes es desde adentro"

"Nunca estuve y siempre me negué a estar en un partido político, pero me di cuenta de que la única manera en que podemos echar a todos estos delincuentes es desde adentro", señaló en uno de sus videos de presentación.

Cerró su campaña en soledad y con megáfono en mano

Yattah hizo su cierre de campaña hoy en Mar del Plata y, con un megáfono en su mano derecha, contó sus propuestas pero en soledad, porque nadie se encontraba en el monumento a San Martín en pleno centro marplatense, ni siquiera su compañera de fórmula o sus postulantes del resto de la lista.

 Con un megáfono en su mano, contó sus propuestas pero en soledad, nadie se encontraba en el monumento a San Martín

Yattah decidió realizar su acto de cierre este mediodía, en medio de la lluvia, parado frente al monumento a San Martín en la intersección de Luro y Mitre, donde colgó dos banderas con la leyenda "Yattah presidente" y repartió su boleta.

La foto que tomó la página de "Noticias 0223" de esta ciudad, único medio que estuvo presente ya que la prensa local desconocía de su convocatoria, se viralizó inmediatamente.

"íCuando sea presidente...!", gritaba a través del megáfono para luego dar a conocer sus propuestas.

Mauricio Yattah fue uno de los protagonistas de la denominada "guerra de la medianera" que estalló en Mar del Plata el 4 de abril de 1991, hace 24 años, cuando se disputaba los centímetros de terreno que su vecino, el ex juez civil marplatense Ricardo Borrazas, quería restarle a su vivienda de calle Alberti al 700 para la construcción de una medianera.

En esa "guerra" intervinieron 41 jueces en las 30 causas presentadas y en las 125 denuncias de agresión que incluyeron hasta un intento de asesinato, según denunciaron los vecinos en pugna.

Yattah es un contador que por ese entonces tenía 44 años, que no ejercía su profesión sino que se dedicaba a la enseñanza de inglés con un método propio, en un instituto que llevaba su apellido y que funcionaba en su domicilio.

Entre los incidentes que se recuerdan de esa lucha encarnizada por la medianera fue cuando Yattah encontró incendiado su Torino en la puerta de su casa, hecho que aprovechó para utilizar el vehículo chamuscado para realizar en el lugar del litigio su "Monumento a la indefensión".

Tiempo después Yattah se mudó de la vivienda y con los años apareció en Buenos Aires donde decidió en estos últimos meses prepararse a un desafío mayor, llegar a ser presidente de la República.