Espectáculos Lunes, 23 de marzo de 2015 | Edición impresa

Mariano y Lali: la polémica está servida

Por Redacción LA

Todavía no se estrenó y ya comenzó la resistencia. Es que un sacerdote puntano está juntando firmas para que la telenovela “Esperanza mía”, que protagonizarán Mariano Martínez y Lali Espósito desde abril por El Trece, no llegue a tener pantalla.

El sacerdote en cuestión se llama Federico Kunz y ha publicado una solicitada en el sitio Citizengo.org, en la que está reuniendo las firmas para impedir que la nueva ficción de Pol-ka salga al aire.

En “Esperanza mía”, Lali Espósito encarna a una joven que, escapando de unos matones que la persiguen, logra ocultarse en un convento y hacerse pasar por monja. Allí conoce al cura del convento, interpretado por Martínez, y nacerá entre ellos un amor prohibido.

Aunque en este caso se trata de una comedia que hasta tendrá números musicales, la resistencia alude a la falta de respeto a la sensibilidad religiosa. 

En la carta publicada por el sacerdote en contra de la telenovela, aún cuando todavía no la vio dice: “Nos preguntamos por qué los productores y guionistas al narrar una historia sobre la fe, siempre se agravia a las sensibilidades religiosas y no se respeta la dimensión y vocación religiosa”.

Y sigue: “En la novela Tomás (el sacerdote) y Esperanza (la falsa novicia) van a tener un amor prohibido y culposo, es previsible que a la hora del esperado beso entre los protagonistas, quienes vean en el hábito sacerdotal una referencia de dignidad y pureza se sientan incómodos”.

Kunz también escribió que la novela podría despertar comentarios de los opinólogos de siempre, “acerca del tan injustamente repudiado celibato”.

Hasta el momento la petición ya reunió más de cinco mil firmas desde que se lanzó en las redes sociales el 9 de marzo pasado.