Más Deportes Miércoles, 20 de mayo de 2015 | Edición impresa

Luis Soubié: “Hay un dicho en el agua: se navega como se vive”

Radicado en Mendoza, desde hace cuatro años, el timonel de la clase Snipe será representante argentino en los Juegos de Canadá. El navegante dialogó con Más Deportes y contó su historia.

Por Mauricio Videla - mvidela@losandes.com.ar

El hombre es relativamente alto, viste una chaqueta de color gris con una insignia en la que se destaca un pájaro, su edad ronda los cuarenta y cinco años.

Extiende su mano y saluda, exhibe una sonrisa gentil y una barba que ha dejado crecer -simulando descuido- por algunos días. “Hace cuatro años que vivo en Mendoza, esta ciudad tiene otro ritmo y se vive de otra manera, hay tiempo para un almuerzo familiar y eso es impagable”.

Luis Soubié es ingeniero de profesión y el antiguo dueño de una prestigiosa empresa constructora en Buenos Aires, aquí camina casi en el anonimato. Una casa en Chacras es su base de operaciones, una terminal de computadora lo mantiene conectado con el mundo, desde allí planea su próxima “campaña” que tendrá como principal objetivo conquistar una medalla en los Juegos Panamericanos de Toronto, en Canadá.

Luis, el marido de Ana López Vernengo, buscará ascender al podio de la clase Snipe. Para él será un logro familiar, como lo fue la medalla de plata en los Juegos Sudamericanos de Playa en 2011. “Me case con una mendocina, antes iba y venía, cuando nació mi hijo decidí afincarme. Desde que la reencontré mi vida cambió, ella fue el motor para que retomara una de mis pasiones: la navegación”.

“Hay un dicho en el agua que dice ‘se navega como se vive’ y ahora soy un hombre de familia. Yo me considero un tipo tranquilo pero apasionado; me gusta hacer pocas cosas pero disfrutarlas al máximo. Ana me entusiasmó para que volviera a navegar, para voler a competir; con ella ganamos el Sudamericano mixto en 2011 y, hace un mes, también el Master 2015. Ella nunca había navegado y fue un aprendizaje para ambos”.

Dos veces adelante

Para poder disputar los Juegos Panamericanos, la clasificación de una tripulación se divide en dos instancias: la primera es conquistar la plaza para el país y la segunda enfrentar a todos los navegantes de la misma clase, en un torneo selectivo, para determinar quien será finalmente el representante.  

Soubié, junto a Diego Lipszyc, enfrentó las dos estaciones y contó: “conseguí la plaza para Argentina cuando fui subcampeón en el Sudamericano 2013 en Uruguay. Competían 22 países y había sólo nueve cupos disponibles. También hay una serie de torneos entre Juegos que otorgan plazas”.  

“El segundo paso fue correr un Selectivo y este se realizó con el Argentino de Snipe 2014, en Olivos. Ganamos el campeonato y clasificamos a los Panamericanos, también en ese torneo  los mejores cinco barcos consiguieron una plaza para disputar el Mundial de Italia”. 

-¿Qué expectativas tenés de acuerdo a la flota que enfrentarás? 

- Mi clase va a ser una de las más difíciles en los Panamericanos porque los mejores países del mundo (Estados Unidos, Brasil y Puerto Rico), estarán presentes. De todos modos me considero preparado y parte de ese grupo de 4 o 5 navegantes que pelearemos por una medalla. Mi expectativa ‘mínima’ es ganar el bronce. Cualquier otro resultado que me aleje del podio representará un fracaso para mi. 

- ¿Cómo afrontás tu campaña internacional?

- Normalmente compito tres o cuatro veces al año en el exterior, dependiendo del dinero que consiga para financiarme. Los últimos años estoy tratando de elegir ‘el lugar’ donde quiero entrenar y no ‘la flota’ contra la que quiero competir. Por eso viajo a Miami, que es perfecto para entrenar y a Buenos Aires que también lo es. 

- ¿Cómo sigue tu calendario de competencias en esta temporada? 

- Gran parte ya pasó. Fui a Perú, a Brasil, a dar unas clínicas, a correr a Miami y al Sudamericano. Lo ‘grande’ que se viene es el Campeonato Norteamericano, del 3 al 5 de julio en Hamilton; los Juegos Panamericanos de Toronto, del 12 al 20 de julio; el Mundial en Talamone (Italia), en setiembre; y el Argentino para cerrar el año. 

- ¿Cómo es tu preparación?

- En Mendoza lamentablemente no hay facilidades de ningún tipo para entrenar en el agua, así que me focalizo en la parte física y en la mental. Estudio mucho, leo mucho, programo, planifico y preparo los viajes que constituyen la parte de entrenamiento en el agua. 

- ¿Se puede sostener una campaña internacional? 

-Es como todo. Se sostiene como se puede. Yo cuento con el apoyo del Enard, tengo una beca y me apoyan para los viajes al exterior. De otro modo no podría ni salir de casa. El problema es que la beca es la misma si competís en judo, y tenés que comprar el uniforme, o si competís en vela, y tenés que mantener uno o dos barcos y comprar equipo por 15 mil dólares al año. No alcanza nunca. 

- ¿Cómo es tu trabajo para la firma North Sails?  

- Con North Sails tenemos un acuerdo comercial a través del cual yo colaboró con ellos con feed back para el desarrollo de los nuevos modelos de velas y hago también las veces de ‘vendedor oficial’ dentro de mi clase. Me dan velas y las pago cuando las puedo vender. De todos modos, la principal ventaja es que me permite pedir en las velas las modificaciones de diseño que yo prefiero usar. Es como tener a la mejor velería del mundo en tu esquina y eso es muy importante. 

El valor de la experiencia     

“Yo compito en silencio, mi gran ventaja está en mi poder de concentración y experiencia, con eso  compenso la ventaja física que otorgo por mi edad. No olvido nunca que es un privilegio hacer esto, un cable a tierra, así que trato de no envenenarlo con la histeria que no lleva a nada”.

Luis Soubié ha regresado al origen, sus resultados en el agua están apoyados en los afectos. Como cuando comenzó a navegar: “Empecé con mi padre desde bebé. El tenía un barco de madera muy viejo, luego tuvo uno de fibra. Recuerdo un día volviendo al club, yo tendría unos 5 o 6 años, y al lado nuestro volvían los Optimist (barquitos de una vela para chicos hasta 15 años) en remolque. Mi papá me preguntó si me gustaba, le dije que si, y así empecé en el año 1978”.

-¿Cuál es tu mejor anécdota como navegante? 

- Mi primer regata, en 1979. Como era mi primera carrera mi papá trajo a mis tíos que vinieron con su lancha para verme, era una revolución familiar. Era enfrente de mi club, pero empezó a soplar un poco más de viento y me asuste... tenia 8 años. Me encapriché y subí a la playita del club.

Mi papá me trataba de convencer y no había modo. Él se metió al agua, que le llegaba hasta el pecho y subió a la playa, me agarró, me subió al barco y me mandó a correr porque había venido toda la familia... Fui de mala gana y gané; volví eufórico. Ese día me enamoré de las regatas y se lo agradecí siempre, aunque también le digo que no voy a hacer lo mismo con su nieto.

Desarrollo e infraestructura  

Luis Soubié ocupa un puesto importante a nivel Internacional, es el secretario general para el Hemisferio (continente americano y de Oceanía) de la clase Snipe. Entusiasta de la navegación, deseoso de trabajar en un nuevo impulso, realizó una observación de la realidad del deporte a vela en nuestra provincia.    

-¿Cuál sería de tu plan de desarrollo de la vela? 

- Ya tengo un barco en Mendoza, pero el resto de la flota es vieja. La idea es poder hacer algunas regatas para que la gente se entusiasme. Aquí, al igual que en el resto del interior, el gran problema que tienen es que son pocos los navegantes y a su vez todos eligen el barco que más les gusta. Terminan teniendo lindos barcos pero no una clase; lo ideal sería buscar un barco razonable, como el Snipe o el J24, porque si no hay 5 o 6 barcos de similar nivel no se crece. 

-¿Qué significaría para la provincia una flota activa? 

-Sería espectacular, porque tiene dos espejos de agua importantes. En particular Potrerillos por su altura y régimen de vientos, allí debería haber un Centro de Alto Rendimiento pero no hay ni una rampa para bajar los barcos. Es una lástima, en Mendoza se podría concentrar los entrenamientos nacionales para los grandes eventos. 

-¿Existe la posibilidad de tener torneos importantes? 

-No todavía, porque cualquier torneo de envergadura te exige cosas que no tenemos. Yo soy el Comodoro Nacional de la clase Snipe y no puedo traer acá ni siquiera una fecha del Gran Prix Nacional porque no hay ni una rampa, falta infraestructura. 

FICHA PERSONAL

LUIS IGNACIO SOUBIÉ

Fecha de Nacimiento: 6 de noviembre 1970 

Localidad: Ciudad de Buenos Aires; en la actualidad reside en Chacras de Coria, Luján de Cuyo. 

Disciplina: yachting (vela) 

Clase: Snipe   Puesto: Timonel 

Debut competitivo: en 1980 a nivel nacional y a nivel internacional en el Sudamericano de Optimist, Puerto de Buceo, Uruguay, en 1984.

Palmares:Campeonatos argentinos: campeón en la general snipe: 2009, 10, 11, 13, 14 y subcampeón 2012; Campeón Gran Prix Nacional 2009, 10, 11, 13 y 14;  Campeón del Selectivo para el Mundial 2013; Juegos Odesur 2010 y 2014, Juegos Panamericanos 2011 y 2015, Juegos de Playa 2011 y 2013, Hemisferios 2010, 2012, 2014, y subcampeón para el mundial 2011. 

Campeonatos Sudamericanos: Campeón mixto 2009 y 2011, Subcampeón general 2013, Campeón general y Campeón master (mayores) 2015. 

Campeonatos Hemisferio: Subcampeón 2012 (Buenos Aires) y 2014 (San Diego, USA) Mundiales: 7mo en Dinamarca 2011 y 5to en Río de Janeiro 2013. 

Juegos Odesur: Medalla de oro 2010 en Colombia y Medalla de Plata 2014 en Chile. Panamericanos: Medalla de Bronce en Canadá 1999, 6to en México 2011; clasificado a Toronto 2015. 

Sudamericanos de Playa: Medalla de Plata en Ecuador 2011Estados Unidos e Italia: Campeón en Don Q 2011 (Miami), Annapolis 2011, Campeón en Surf City 2011 (New Jersey), 3ro en Midwinter 2011, y Campeón Piada Trophi en Cervia, 2011 (Italia).