Política Miércoles, 4 de febrero de 2015

Luego de romper páginas del diario Clarín, Capitanich dijo que respeta la libertad de expresión

El jefe de Gabinete dijo que“respeta mucho la libertad de expresión y de prensa".Volvió a cuestionar la publicación del borrador de Nisman

Por DyN

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró hoy que respeta "mucho la libertad de expresión y la libertad de prensa", dos días después de haber roto un ejemplar del diario Clarín, durante su conferencia de prensa en la Casa Rosada, para manifestar su desacuerdo con una información.

Según Capitanich, "claramente, detrás de la libertad de expresión, se pretende asociar intereses corporativos para establecer la defensa de la libertad de empresa en términos de vínculos jurídicos, políticos y empresariales".

En su conferencia de prensa de esta mañana en la Casa de Gobierno, el funcionario volvió a cuestionar la publicación de un borrador hallado en la casa del fallecido fiscal Alberto Nisman y opinó que "la basura se debate en el lugar que tiene que debatirse: el basurero".

"Una información que se obtiene de un tacho de basura, forma parte de una información basura. No tiene ningún tipo de asidero o razonabilidad. ¿Cuál es la intención de sacar de la basura una información y ponerla en el expediente? Tratar de convencer a la opinión pública de que el escrito fue realizado por el fiscal Nisman", indicó.

Agregó que la documentación rescatada del tacho del departamento del fiscal "no tiene ningún valor de carácter judicial, ni para la investigación del hecho en sí (por la muerte de Nisman) ni para la denuncia, que tiene que ser resuelta en vía judicial".

El lunes pasado, Capitanich rompió dos artículos del diario Clarín, relacionados a la muerte del fiscal federal Alberto Nisman, durante su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada: uno de ellos indicaba que Nisman había planeado solicitar la detención de la presidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento de Irán en la causa AMIA, un pedido que estaba supuestamente tachado en la denuncia.

"Con esto hay que hacer esto, porque es falso", afirmó Capitanich y rompió la hoja del periódico. Pero, al día siguiente, Clarín publicó facsímiles de un escrito en el cual, efectivamente, quedaba claro que el fiscal había evaluado pedir la detención de la jefa del Estado.

Capitanich, quien no pidió disculpas por su comportamiento, dijo esta mañana: "Yo respeto mucho la libertad de expresión y la libertad de prensa".