Sociedad Miércoles, 29 de julio de 2015

Los otros "trofeos" de Walter Palmer, el dentista más odiado del mundo

El hombre que mató al león Cecil también cazó rinocerontes, leopardos, alces y un oso negro. Repudio y pedido de justicia en las redes.

Por Redacción LA

Walter Palmer, el dentista que cazó durante un safari ilegal al león más querido de África, Cecil, tiene fotos con otros animales a los que cazó como rinocerontes, leopardos y alces. En las imágenes se lo ve posando junto a su presa y el arco y flecha con el que la mató. 

Cecil era reconocido por su melena negra, por su tamaño y por estar semidomesticado. Los primeros días de julio Palmer le lanzó una flecha, lo dejó agonizando toda la noche para que se desangrara y al otro día lo ultimó.  

Este hombre que pagó 55 mil dólares para matar al león ya había cazado otros animales como rinocerontes, leopardos y alces. Da rienda suelta a su desenfrenada pasión por matar tanto en Estados Unidos como en África.
 
En 2008 tuvo problemas con el Servicio de Pesca y Vida Salvaje de su país por falsificar la locación donde mató a un gran oso negro.

Esta actitud fue repudiada en las redes sociales y el dentista estadounidense cerró sus cuentas de Facebook y Twitter. También diferentes organizaciones sociales rechazaron la cacería. La asociación de defensa de los derechos de los animales PETA pidió en un comunicado que Palmer sea "extraditado, juzgado y preferiblemente ahorcado". 

Ayer Palmer intentó justificar la matanza de Cecil: "No tenía idea que el león que cacé era conocido y el favorito de los locales. Tampoco que estaba siendo monitoreado para un estudio", dijo.