Policiales Lunes, 29 de febrero de 2016 | Edición impresa

Las turistas mendocinas fueron asesinadas en Montañita

Marina Menegazzo y María José Coni estaban desaparecidas desde hace una semana. Ayer hallaron sus cuerpos, en bolsas y con signos de violencia. Viajan familiares a Ecuador.

Por Eduardo Luis Ayassa - eayassa@losandes.com.ar

Fue una semana en la que las sombras le ganaron a ese viaje diferente programado hace tiempo, hasta el momento en que, vía telefónica, desde Ecuador, se comunicaba la noticia: la Policía había encontrado los cuerpos de las dos jóvenes mendocinas en bolsas y con evidentes signos de haber sido asesinadas a golpes.

Fue la peor noticia y llegó desde las playas de Montañita, en el cantón de Santa Elena. Las mendocinas María José Coni, de 22, y su amiga y compañera de aventura, Marina Menegazzo, de 21, fueron encontradas dentro de sendas bolsas y con evidentes signos de haber sido golpeadas.

La primera información la dio vía Twitter el ministro del Interior ecuatoriano José Serrano Salgado, funcionario que, previamente, se comunicó por teléfono con los padres de las chicas en Mendoza.

Sin embargo, y tal vez a la espera de un milagro, desde el entorno familiar reclamaron por medio de las redes sociales que no se hicieran eco ni compartieran las noticias hasta tanto no hubiera una voz oficial.

A la misma hora

A la misa hora Los Andes pudo confirmar la versión, cuando en diálogo con las autoridades de la Comandancia General de la Policía Nacional, se aseguró que los cuerpos fueron encontrados, alejados de las populares playas, entre las malezas.

"Estaban separados a unos 70 metros uno de otro", confiaron, mientras adelantaron la información de que  fueron enviados a la Morgue de la Policía, en la ciudad de Guayaquil, a unos 170 kilómetros de distancia, a los efectos legales.

Marina Menegazzo y María José Coni tenían previsto salir de Montañita el lunes 22 de febrero y viajar por tierra, unos 1.300 kilómetros, a Lima (Perú), ciudad en que se tenían que encontrar con una amiga; pero nunca llegaron. Tres días después debían emprender el regreso a la provincia, vía Santiago de Chile, itinerarios que nunca se cumplieron.

María José, estudiante de Ciencias Económicas, y Marina, que cursaba la carrera de Fonoaudiología, se domiciliaban en Godoy Cruz e integraban, como voluntarias, la Fundación Puente Vincular. Habían iniciado este viaje los primeros días de enero y el destino final era Ecuador.

El principio fue Chile y por vía aérea llegaron a Lima, en el Perú, empezando el esperado paseo por Cusco y el Machu Picchu. La continuidad tenía un nombre: Montañita, ya en tierra ecuatoriana.

Después el silencio se hizo permanente. Fue el pasado domingo 22, día en que la preocupación ganó a la familia y se pidió ayuda en todos los ámbitos, entre otros la Red Decile No a la Trata. Las autoridades confirmaron que la tarjeta de crédito de las víctimas no había registrado movimiento en la última semana.

Esto se sumó al hecho de que no existieran datos sobre que las jóvenes mochileras hubieran abandonado esta ciudad, donde se halla una de las playas más buscadas, especialmente por los amantes del  surf. Todo hacía presumir que los cuerpos encontrados en el lugar eran de las dos mendocinas.

Investigación

Desde el compromiso del presidente de Ecuador de poner a toda la Policía en la búsqueda de los asesinos -además de enviar sus condolencias a la familia, asegurando que "todo Ecuador está de luto"- la fiscalía de General por intermedio de su titular Eduardo Gallardo, dio a conocer ayer tarde la información de que había sido llevada hasta las oficinas  de Santa Elena la administradora del hostel donde se alojaron las mochileras. También indagaron a un testigo.

Mientras tanto desde el Gobierno de Mendoza, Marcelo D'Agostino, por expreso pedido del gobernador Alfredo Cornejo, después de hablar con la cónsul de Ecuador en Mendoza, confirmó oficialmente la trágica noticia, anticipado por parte de los familiares que "mañana (por hoy) viajarán al Ecuador, en compañía de personal de la Policía Federal, donde los espera la triste tarea de reconocer los cuerpos que, serán repatriados a suelo mendocino, gestión que estará a cargo del gobierno ecuatoriano”.