Espectáculos Sábado, 25 de octubre de 2014 | Edición impresa

La Mississippi en aguas mendocinas

Una leyenda del blues llega al N8 Estudio esta noche, para presentar su último disco. El secreto de la vigencia.

Por María Paula Janin - mjanin@losandes.com.ar

Después de tres años de espera Mendoza por fin recibe a La Mississipi. Esta banda de blues argentino, cuenta con 12 discos y casi el doble de años de trayectoria.

Durante ese trayecto, han tocado junto a John Mayall, B.B. King, Creedence Clearwater, Albert Collins y James Cotton, y alcanzaron el máximo honor como bluseros en octubre del 2001 cuando se presentaron como banda invitada en el concierto de Eric Clapton en el estadio de River Plate.


Hoy, Ricardo Tapia, la voz, guitarra eléctrica y coros de la banda, nos cuenta el secreto de la longevidad de La Mississippi. Además de declarar que desde siempre han sido sus propios manager, el vocalista deja escapar en su relato imágenes de sus viajes y la sabiduría de una vida dedicada a la música.


-Más allá de los géneros, ¿podrías definir qué tipo de música hacen?


-Es una banda que hace música negra, música negra argentina. Como todos los porteños, somos tipos que vivimos al lado del puerto, así que hemos escuchado y mamado las cosas que han llegado acá, el blues es una de ellas. A parte el blues es el origen de la música negra, también es muy simple de escuchar, de transmitir y de disfrutar. 


Como grupo, básicamente, nos definimos como una banda que trabaja. Además llevamos muchos años viajando por Argentina y por otros países como Colombia y España. Pero lo que definitivamente nos define es eso, ser una banda trabajadora y viajera.


-¿Cómo se llevan la música y los viajes?


-Nos hemos encontrado en lugares muy lejanos, pero a veces uno se siente más cercano en un lugar que está lejos de su casa que a la vuelta de su casa. En general, la gente te recibe muy bien, ya todos saben que La Mississippi en una banda a la que le gusta viajar y tocar para todos.

Lo que nos llevamos de tantos viajes, fueron impresiones diferentes de las culturas, lo primero que uno aprende es que el humor en todas partes del mundo es diferente.

Uno tiene que ir conociendo, viendo como es el público para el que va a tocar, un poco para no caer como paracaidista, sino tratar de entender a la gente.


-De todos tus viajes, ¿cuál es el que más recordás?


-Ir a España, lo que es el país Vasco, para mí fue muy lindo. Son gente muy parecida a nosotros. Me sorprendió y gustó mucho La Guernica, una ciudad de ese país importante para ellos, porque fue atacada por Franco, bombardeada y es como que asume lo que es ser vasco. Nos gustó mucho estar ahí, fue muy emocionante.


-Es impresionante comparar la cantidad de discos que han hecho, con los años de vida de la banda. ¿Cómo se vive desde adentro esto de ser una banda tan proactiva?


-Nosotros nos basamos en trabajar, justamente cuanto más trabajas más tenés que seguir haciéndolo porque la gente te lo pide. La inercia del trabajo te lleva a componer, pero a nosotros también nos gusta movernos hacia adelante.

En lo musical, tratamos de hacer cosas nuevas, buscar siempre ese algo que no hayamos hecho todavía. Igualmente, nos tomamos nuestro tiempo para componer y cuando sale el disco tratamos de que no sea a las apuradas, nunca nos quedamos con lo primero.

Además tenemos que estar al día, porque nosotros (desde siempre) hemos sido nuestros propios managers. Tratamos con todas las personas del ámbito de forma directa, y tenemos bastante subdividido el trabajo, entonces nos dividimos por áreas, por ejemplo tenemos todos los shows de veinte años para atrás en computadora con fecha, hora, el gasto, la ganancia, todo registrado.


-Con toda esta trayectoria y años atravesados, ¿cómo han logrado mutar y transformarse a la par de los cambios de estos tiempos?


-Lo primero que hay que pensar es que uno no está anclado a un tiempo. El negocio de la música se mueve y hay que ver hacia dónde va, del vinilo al compacto ha cambiado mucho el negocio en sí. La clave es eso, moverse con el mundo, si uno se queda en un momento es muy difícil trabajar así. Artísticamente es posible ser atemporal, pero en lo comercial no se puede.


-¿Hay algo que se haya mantenido intacto en estos 26 años?


-El humor interno de la banda. Es lo que hace que nos llevemos bien, que tengamos una cierta cosa familiar entre nosotros. Son muchas etapas las que hemos vivido juntos, en 26 años te podés imaginar, nos ha pasado de todo como banda.

Por eso, es muy importante el grupo humano, y el poder trabajar en conjunto, saber hasta dónde llegar con el otro. Lo que mantiene a un grupo es el humor interno y la distancia justa de las relaciones, para no andar pegoteados pero sí unidos.


-Dentro de estas etapas que han vivido, ¿cuál viene a representar este CD/DVD que presentan hoy en Mendoza?


-Representa el quinteto que en estos últimos 5 años viene tocando, antes teníamos un formato diferente y ahora, gracias a las guitarras, teclados la banda tiene un sonido más universal. Empezamos a construir este disco y derivó en el de los 25 años, que además viene a representar lo que es ahora la banda. 


-¿Qué podés adelantar de esta noche?


-El show para Mendoza va a ser un show doble, porque vamos a tocar el CD de los 25 años de la banda más el show que estamos haciendo ahora en todo el país. Este espectáculo se llama "Los Inoxidables del rock nacional" y está compuesto por clásicos de los 70 y los 80, con muchos autores.

Los temas que más nos gustan tocados por nosotros. Hay de todo para todas las edades, mostraremos un poco lo que estamos haciendo este año y también los clásicos.

La ficha

Gira presentación de "Veinticinco Años"
Banda invitada: Oeste 33.
Artista: La Mississippi
Lugar: N8 Estudio
Entradas anticipadas: $120.