Sociedad Lunes, 11 de mayo de 2015

El papa Francisco recibió al premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel

Juntos, recordaron la figura del sacerdote Carlos Mugica, al cumplirse 41 años de su asesinato.

Por DyN

El papa Francisco recibió hoy en el Vaticano al premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, con quien dialogó sobre la realidad social de Latinoamérica y recordaron juntos la figura del sacerdote Carlos Mugica, al cumplirse 41 años de su asesinato.

El pontífice argentino conversó con su compatriota del restablecimiento de relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, el genocidio armenio, el cuidado del medio ambiente y la situación de los pueblos originarios.

"El Papa me expresó la necesidad de respetar y reconocer a los indígenas latinoamericanos como parte de los mejores custodios de la naturaleza, de la creación", dijo el Nobel de la Paz 1980 tras el encuentro.

Francisco recibió a Pérez Esquivel luego de presidir en el Aula Pablo VI del Vaticano la presentación de la iniciativa "La Fábrica de la Paz", en la que conversó con unos 7.000 niños sobre la paz y la familia.

Pérez Esquivel informó que durante el encuentro con el Papa recordaron la opción por los pobres del padre Mugica, el sacerdote que trabajó pastoralmente en la villa 31 de Retiro y fue asesinado el 11 de mayo de 1974 presuntamente por la Triple A, cuando salía de celebrar misa en la iglesia San Francisco Solano.

Asimismo, indicó que le entregó a Francisco la sentencia que realizó el Tribunal Permanente de los Pueblos sobre el genocidio armenio, del cual Pérez Esquivel formó parte como juez, y documentación sobre hechos de violencia recientes perpetrados en Ruanda y en el Congo. "El Papa me expresó su convicción por avanzar en la verdad, la justicia y la reparación del daño hecho por las dictaduras", escribió después en su cuenta de Twitter.

Pérez Esquivel dijo que el pontífice le transmitió su deseo de "reducir los índices de pobreza en el mundo, trabajando junto a los pobres".

El Premio Nobel de la Paz afirmó que el Papa le dijo que la reunión del domingo con el presidente cubano Raúl Castro "fue muy buena" y destacó la contribución del Vaticano para permitir el deshielo de las relación entre Estados Unidos y Cuba después de más de 50 años.

Esta es la segunda vez que el Papa recibe a Pérez Esquivel; la primera fue en marzo de 2013, cuando el activista argentino defendió al flamante pontífice de las acusaciones de complicidad con la dictadura militar.