Mundo Jueves, 4 de mayo de 2017

El movimiento "antivacunas" en Italia hace estragos y hay epidemia de sarampión

El movimiento "no vacuna" está cada vez más de moda en Europa. Los papás que se rehúsan a vacunar a sus hijos ponen en riesgo a otros

Por DPA

Italia registró en los primeros cuatro meses del año 1.920 casos del virus del sarampión, lo que supone un incremento del 532 por ciento con respecto al mismo periodo de 2016, informaron hoy las autoridades de salud. 


La información se hace pública en medio de la polémica sobre las vacunas que se vive en el país. El principal partido de la oposición en Italia, el movimiento populista Cinco Estrellas, se defiende de un editorial del diario estadounidense "The New York Times" que les acusa de hacer campaña "activamente" a favor de los que se oponen a las vacunas. 

Un 88 por ciento de la gente que contrajo el sarampión no estaba vacunada y un 73 por ciento tenía 15 años o menos, según informaron en un comunicado el Instituto Nacional de Salud y el Ministerio de Salud. Además, se registraron 176 casos entre los trabajadores del sector sanitario.

"Los datos (de contagios de) sarampión son realmente preocupantes, debido a una desinformación grave, peligrosa y anticientífica, que también han difundido fuerzas políticas, lo que ha conducido a no vacunarse", señaló la ministra de Salud, Beatrice Lorenzin, según recogen medios italianos.

Destacadas figuras del M5E, inclusive su fundador Beppe Grillo, se han hecho eco de estudios fraudulentos que sugieren que las vacunas pueden ser nocivas y podrían causar autismo, y han hecho campaña contra la vacunación compulsiva. 

En la jornada de hoy, Grillo dijo que las críticas del NYT eran "fake news" (noticias falsas) y en su blog incluyó el artículo de un inmunólogo que rechaza cualquier vinculación de las vacunas con el autismo.

El "New York Times" publicó el martes su editorial titulado: "Populismo, política y sarampión".

El artículo se hace eco además de un tweet de Donald Trump en 2014 "completamente carente de fundamento e irresponsable", en el que el ahora presidente estadounidense señaló: "Un niño completamente sano, va al médico, le meten un montón de vacunas, no se siente bien y cambia - AUTISMO. ¡Muchos casos!"