Política Viernes, 17 de julio de 2015

Dilma Rousseff se emocionó al condecorar a Cristina con la "Orden del Sur de Brasil"

La mandataria brasileña dijo agradeció a la presidenta argentina su participación en la que fue la última cumbre en la que estarán juntas.

Por DyN y AFP

La presidenta Cristina Fernández de Kichner recibió hoy la condecoración de la "Orden del Sur de Brasil" durante el almuerzo de honor que brindó su par de ese país, Dilma Rousseff, quien invitó a todos los jefes de Estado que participan de la 48 Cumbre del Mercosur en Brasilia, a "brindar por la querida Presidenta de la Argentina" en la que podría ser su última cumbre regional antes de culminar su mandato en diciembre.

Tras compartir la tradicional foto familiar de los presidentes, Rouseff ofreció esta tarde un almuerzo de honor a los presentes en el Palacio de Itamaraty, y dedicó la última parte de su discurso a rendir un homenaje a la presidenta argentina a quien elogió por "su trayectoria" y entregó el collar tradicional con el que Brasil suele condecorar a altas personalidades extranjeras.

Si bien esta sería la última cumbre oficial de Cristina Fernández como presidenta, evaluaban la posibilidad de adelantar el próximo encuentro de fin de año para antes del 10 de diciembre y permitir así su presencia. No obstante, la mandataria volverá a reunirse con parte sus colegas en la cumbre de Unasur prevista para agosto próximo.

"Levantemos las copas para brindar por nuestra querida presidenta Cristina Fernández de Kirchner" señaló Rouseff quien destacó que la mandataria argentina "ha guiado con inteligencia, valor y determinación política los destinos de Argentina por casi 8 años, y cada uno de nosotros sabe como ha sido su participación en la integración sudamericana, no solo del Mercosur sino también de Unasur".

La condecoración de la Cruz del Sur de Brasil, que se instrumenta por decreto presidencial, consta de varios grados y fue creada por el Emperador Don Pedro I en 1822 y reinstaurada en la era republicana por el presidente Getulio Vargas, en 1932.

Grandes personalidades extranjeras como Ernesto "Che" Guevara, el astronauta ruso Yuri Gagarin, el Presidente norteamericano Dwight D. Eisenhower y la Reina Isabel II de Inglaterra recibieron la condecoración de la Orden Nacional de la Cruz del Sur en alguno de sus diferentes grados.

El que Rouseff entregó hoy a Cristina Fernández es el más alto de esos grados: el "Gran Collar", destinado exclusivamente a Jefes de Estado, con motivo de alguna circunstancia especial que justifique su otorgamiento. La condecoración de "Gran Collar" de la Orden Nacional de la Cruz del Sur del Brasil se compone de collar y broche. El primero tiene doble cadena de metal dorado con cinco estrellas en blanco y seis ramas esmaltadas verdes.

Según se informó desde prensa de Presidencia, "el broche tiene de fondo rayos en metal dorado y sobre ellos, una estrella de puntas dentadas esmaltadas en blanco; en el centro un medallón de fondo azul, con cinco estrellas que conforman la constelación de la Cruz del Sur y presenta la leyenda circular en latín "BENEMERENTIUM PRAEMIUM".

En tanto, el medallón que se desprende del collar y que la presidenta de Brasil se encargó personalmente de colocar a su par argentina en la solapa, es semejante al broche, con dos coronas de laurel en esmalte verde rodeando la estrella blanca.

Rousseff emocionada

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se emocionó visiblemente este viernes al despedir con elogios a su par argentina Cristina Kirchner, en la que estaba destinada a ser su última cumbre del bloque Mercosur.

"Esta es una de las últimas reuniones a las que asistirá la querida presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la condición de dirigente máxima de su país", declaró Rousseff durante la reunión con los otros mandatarios.

"En estos ocho años en que le tocó presidir la nación argentina todos fuimos testigos de cómo mi querida amiga y presidente imprimió conducción libre y democrática a su país", añadió durante su aplaudida intervención.

"Todos fuimos testigos de cómo mi querida amiga y presidente imprimió conducción libre y democrática a su país"

Más tarde, Rousseff condecoró a Kirchner con la Orden de la Cruz del Sur, la mayor distinción que puede recibir un extranjero en Brasil.

Rousseff ofició de anfitriona del encuentro en Brasilia y Kirchner dejará el poder en su país en diciembre de este año, tras ocho de gobierno que comenzaron al suceder a su fallecido marido, Néstor Kirchner.

Y no puede ser reelegida nuevamente por mandato constitucional.

"Desde el punto de vista personal, desde el punto de vista político, quiero decirle Cristina que tendrá aquí en Brasil a una amiga siempre dispuesta para recibirla y para juntas compartir nuevamente y sistemáticamente nuestros sueños y nuestras esperanzas", añadió Rousseff, con lágrimas en los ojos.

No obstante, sobre el cierre del evento, el presidente de Paraguay, Horacio Cartes, anticipó que podría haber una nueva cita de presidentes del Mercosur en agosto en Asunción.

Sus palabras fueron aplaudidas en el recinto donde se desarrolla el plenario de la cumbre del Mercosur que busca reavivar el aletargamiento que vive el bloque integrado por Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela y que tiene a Bolivia finalizando su proceso de adhesión.